El Parlamento quiere que se agilice la negociación del presupuesto a largo plazo 

 
 

Compartir esta página: 

El Consejo Europeo negocia las cuentas de la UE para 2021-2027, que determinarán cómo invertir para satisfacer las expectativas de los ciudadanos.

El próximo presupuesto a largo plazo de la UE determinará lo que Europa puede ofrecer.  

Las negociaciones del presupuesto a largo plazo de la UE nunca son fáciles. El denominado “marco financiero plurianual”, que suele cubrir un periodo de siete años, en esta ocasión de 2021 a 2027, y determina el rumbo que adopta la Unión en el futuro más próximo, es una de las cuestiones en la agenda del Consejo Europeo del 12 y 13 de diciembre.

Antes de la cumbre, los eurodiputados reconocieron abiertamente tener unas “expectativas modestas” acerca de los avances de la negociación en esta última cumbre de líderes europeos del año.

Los negociadores del Parlamento instan al Consejo a que adopte su posición sobre cómo debería ser el próximo presupuesto y recuerdan que solo queda un año. Advierten que retrasar su implementación, como ocurrió en 2014, siempre entraña riesgos para la UE, como la pérdida de empleos.

El Parlamento y la Comisión llevan listos desde 2018 para empezar a negociar las cuentas comunitarias con el Consejo, que por ahora no ha logrado un acuerdo entre países.

Uno de los negociadores del Parlamento, Jan Olbrycht (PPE, Polonia), confió en que el Consejo Europeo, presidido por primera vez por el ex primer ministro belga Charles Michel, al menos establezca una agenda clara y un calendario para 2020 sobre cómo planea finalizar la adopción del marco financiero.

“No debemos olvidar que nuestras decisiones son de crucial importancia para los beneficiarios finales del presupuesto a largo plazo de la UE”, sostuvo Olbrycht, quien destacó que los líderes europeos “deben enviar un mensaje claro a los estudiantes, las pymes, los gobiernos locales y regionales, las universidades y los agricultores”. “Necesitan saber qué pueden esperar para el futuro”, añadió.


Cifras finlandesas

A principios de este mes, la presidencia finlandesa de turno del Consejo de la UE publicó un cuadro base de negociación. La eurodiputada Margarida Marques, (Portugal, S&D), responsable del capítulo del gasto en la negociación, calificó estas cifras de "inaceptables".

"Si estamos realmente comprometidos y queremos ofrecer resultados para los ciudadanos, necesitamos un presupuesto redistributivo y robusto de la UE para los próximos siete años y no lo lograremos con mayores recortes en la migración además de los recortes ya propuestos por la Comisión Europea en cohesión y políticas agrícolas comunes", recalcó.

El Parlamento quiere un presupuesto de inversión posterior a 2020 que coincida con los compromisos y ambiciones políticas de la UE para el futuro, por ejemplo en la lucha contra el cambio climático y la investigación, así como para garantizar la continuidad de las principales políticas de la UE, como la agricultura común y la cohesión .


Reforma de los ingresos

El Parlamento también propone una reforma del lado de los ingresos para incluir más recursos propios, como un nuevo esquema de impuestos corporativos (incluida la tributación de las grandes empresas en el sector digital), los ingresos del Sistema de Comercio de Emisiones y un impuesto sobre los plásticos. Nuevas fuentes de ingresos crearían ahorros para los Estados miembros, ya que reducirían las contribuciones directas.

Valérie Hayer(Francia, Renew Europe), responsable de recursos propios en la negociación, hizo hincapié en que si no se establecen nuevas fuentes europeas de ingresos será difícil llegar a un acuerdo con el Parlamento.

"Nuestros jefes de Estado o de Gobierno deberían ir más allá de sus propios intereses presupuestarios y tener en cuenta lo que realmente obtienen de nuestra Unión en términos económicos", sostuvo.

Según la última encuesta del Eurobarómetro, casi el 60% de los ciudadanos en los 28 Estados miembros creen que su país se ha beneficiado de pertenecer a la UE y quieren que el Parlamento desempeñe un papel más importante. Quieren que la UE trabaje conjuntamente en temas transfronterizos como el cambio climático y la lucha contra el terrorismo.

José Manuel Fernandes (PPE, Portugal), otro negociador del Parlamento sobre recursos propios, subrayó que el próximo marco financiero debe proporcionar los medios financieros para hacer frente a los desafíos y prioridades de la UE. "La UE podría ser un actor geopolítico destacado y respetar los compromisos contraídos con sus ciudadanos", agregó.

El presidente de la comisión de Presupuesto del Parlamento,Johan Van Overtveldt (Bélgica, ECR) y Rasmus Andresen (Alemania, Los Verdes) también forman parte del equipo de negociación del Parlamento para el próximo presupuesto a largo plazo.