Beber agua en la UE: mejoras en la calidad y en el acceso 

Actualización: 
 
Creado:   
 

Compartir esta página: 

El Parlamento Europeo aprueba nuevas reglas para lograr una gestión más eficiente de los recursos hídricos y reducir el consumo de plástico de las botellas de agua.

La mayoría de los europeos tienen acceso a agua potable de calidad.

La UE está actualizando la directiva europea sobre el agua potable, que fija los estándares mínimos de calidad del agua destina al consumo humano (para beber, cocinar o para el uso doméstico) y protege a los ciudadanos de la contaminación.

El 12 de diciembre de 2020, el Parlamento Europeo aprobó el acuerdo alcanzado con el Consejo para actualizar las reglas y aumentar la confianza de los consumidores y el uso del agua potable.

Por el precio de una botella de agua mineral, se podría obtener casi 700 litros de agua del grifo

El eurodiputado Christophe Hansen (PPE, Luxemburgo), ponente de la directiva sobre agua potable 
Compartir esta cita: 

Nuevas normas

La nueva legislación actualiza los estándares de calidad y endurece los límites máximos para ciertos contaminantes como el plomo y las bacterias dañinas. Además, establece requisitos mínimos de higiene para los materiales en contacto con el agua potable (como tuberías o grifos) para evitar la contaminación. Los disruptores endocrinos, los productos farmacéuticos y los microplásticos se controlarán a través de un mecanismo de lista de vigilancia que permitirá a la UE actualizar la vigilancia de acuerdo con los últimos avances científicos.

Según las nuevas normas, los países de la UE deben mejorar el acceso al agua limpia para todos los ciudadanos de la UE, especialmente para los grupos vulnerables con acceso limitado o nulo, como la instalación de fuentes de agua en espacios públicos o a través de sistemas de suministro alternativos. De manera voluntaria, también pueden optar por fomentar el suministro de agua del grifo de forma gratuita o por una tarifa baja en los restaurantes.

Infografía sobre el consumo de agua potable en la UE  
Impacto económico y medioambiental  

Objetivos medioambientales

 

Los consumidores deberán tener un mejor acceso a la información sobre la calidad y el precio del agua potable, que estará disponible en la factura o en aplicaciones móviles.

Beber agua del grifo no solo es barato. Un mejor acceso al agua potable, según la Comisión, podría reducir el consumo de botellas de agua en un 17%. Esta medida ayudaría a los ciudadanos a ahorrar y beneficiaría el medio ambiente al reducir las emisiones de CO2 y el uso del plástico.

El éxito de iniciativa ciudadana “Right2Water”, que reunió más de 1,8 millones de firmas, muestra que los consumidores quieren que se garantice el suministro de agua potable segura para todos. También les preocupa la calidad del agua del grifo cuando viajan a otros países y piden recibir más información actualizada sobre su estado.

Opinión de los europeos sobre el agua potable en la UE.  

Aguas limpias en 2027


Los estándares mínimos europeos sobre la calidad del agua de los ríos, lagos y del agua subterránea se establecen en el marco comunitario de actuación en el ámbito de la política de aguas.

Sin embargo, las condiciones de la mitad de las 110.000 masas de agua todavía no son buenas.

En una resolución paralela, el Parlamento pidió a los países europeos que apliquen plenamente las disposiciones de la directiva en 2027 como muy tarde. Así, todas las aguas subterráneas y superficiales tendrán un "buen estado".

Próximos pasos

La nueva directiva sobre el agua potable entrará en vigor 12 días despues de su publicación en el Diario Oficial. Los Estados miembros tienen dos años para cumplir la directiva.

Más información sobre cómo trabaja la UE por mejorar la salud pública.