Coordinación de la seguridad social: reglas más claras y flexibles 

Actualización: 
 
Creado:   
 

Compartir esta página: 

Los eurodiputados quieren medidas para facilitar la movilidad laboral y garantizar un acceso justo a la seguridad social para los trabajadores desplazados.

Cualquier europeo puede irse a otro país de la UE a trabajar de forma temporal, asentarse indenifidamente o estudiar.  

El 20 de noviembre, la comisión de Empleo votó las nuevas reglas para mejorar la coordinación de la seguridad social de la Unión Europea. El pleno del Parlamento aprobó el 11 de diciembre la decisión de la comisión de comenzar las negociaciones con el Consejo. 

¿Por qué necesitamos coordinación de los sistemas de seguridad social?

Un ciudadano europeo puede mudarse a otro Estado miembro ya sea de forma permanente o temporal. Alrededor de 14 millones de residentes de la UE (trabajadores desplazados, desempleados y ciudadanos económicamente inactivos) no viven en su país de origen. Las reglas comunes de la Unión aseguran que se obtengan los beneficios sociales y de salud a los que se tiene derecho como europeo. Estas normas determinan a qué sistema nacional de ciudadanos "desplazados" se está sujeto y pretenden evitar que nadie se quede sin protección o sea cubierto dos veces.

Coordinación, no armonización

La legislación de la UE cubre enfermedades, maternidad y paternidad, familia, desempleo y prestaciones similares. Sin embargo, los sistemas de seguridad social todavía son responsabilidad exclusiva de los Estados miembros. Corresponde a los países decidir qué beneficios se otorgan, en qué condiciones y qué contribuciones deben pagarse. Las normas de la Unión solo coordinan la interacción entre los sistemas nacionales.

¿Qué significa en la práctica?

Como regla básica, los trabajadores transfronterizos están sujetos a la legislación del país donde realmente trabajan. Las personas que buscan empleo pueden obtener prestación por desempleo de su país durante un período determinado en otro Estado miembro donde están buscando trabajo; y las personas jubiladas que han trabajado en diferentes países pueden combinar períodos de seguro para obtener una pensión completos. Los turistas tienen acceso a los servicios de salud a través de la Tarjeta Sanitaria Europea durante estancias temporales.

Cuatro principios básicos de la coordinación de la seguridad social:

  • Un ciudadano europeo está cubierto por el sistema de seguridad social de un Estado miembro y debe pagar contribuciones en un solo país.
  • Un ciudadano europeo tiene los mismos derechos y obligaciones que los nacionales del país donde está asegurado.
  • Los períodos anteriores en el que ha estado asegurado, trabajando o residiendo en otros países se tendrán en cuenta si es necesario.
  • Las prestaciones económicas de un país se suelen se garantizar, incluso si vive en otro Estado miembro.

Nuevas reglas para el desempleo, la familia y las prestaciones a largo plazo

  • Para mejorar las oportunidades de los solicitantes de empleo que se mudan a otro país europeo, los miembros apoyan la extensión de la "exportación" de las prestaciones por desempleo a un mínimo de seis meses a partir de los tres meses, con la posibilidad de prolongarlo hasta que el beneficio expire.
  • Los Estados miembros defienden que los trabajadores fronterizos y transfronterizos deben poder elegir si desean obtener prestaciones por desempleo del último país en el que han trabajado o en el que han residido.
  • Las prestaciones económicas familiares destinadas a reemplazar los ingresos cuando se está de baja maternal/paternal deben contar como un beneficio personal para el padre en cuestión y estar separados de otros beneficios familiares.
  • Los miembros respaldan las disposiciones sobre claridad legal y transparencia para los beneficios de cuidado a largo plazo.