El Parlamento quiere poner fin a la situación de las personas sin hogar 

 
 

Compartir esta página: 

El pleno aprobó el 24 de noviembre una batería de recomendaciones para erradicar el problema de las personas sin hogar y combatir la exclusión en materia de vivienda de aquí a 2030.

Los eurodiputados exigen a la UE y a los Estados miembres acabar con la situación de las personas sin hogar para 2030. En una resolución aprobada el 24 de noviembre, defienden el establecimiento de un marco europeo de estrategias nacionales y piden a los países de la UE que descriminalicen la situación de las personas sin hogar. Además, consideran necesario continuar movilizando fondos para abordar el problema.


Por qué la carencia de hogar es un asunto importante a tratar

La vivienda es un derecho fundamental, según destaca el Paralamento Europeo. Sin embargo, según los datos de la Comisión Europeo, alrededor de 700.000 personas duermen en la calle en la UE, un 70% más que hace 10 años. En España, también ha aumentado el número de personas sin hogar durante la última década. Las encuestas de 2005 y 2012 realizadas por el Instituto Nacional de Estadística (INE) revelan un aumento del 4,7% del número de personas sin hogar (de 21.900 a 22.938 personas).

El riesgo de las personas sin hogar se acentúa con la crisis de Covid-19, al padecer de forma desproporcionada mala salud y carecer de acceso a la higiene y la atención sanitaria. Además, con la actual recesión económica y la pérdida de puestos de trabajo, las tasas de personas sin hogar podrían aumentar.

Las personas sin hogar suelen ser objeto de delitos de odio y violencia, incluida la estigmatización social. El perfil de esta población en Europa cambia en la actualidad, con cada vez más niños, inmigrantes, minorías, mujeres y familias en las calles.

Soluciones del Parlamento para paliar esta situación

El PE insta a los países de la UE a:

  • Proporcionar igualdad de acceso a los servicios públicos, como la atención médica, la educación y los servicios sociales.
  • Apoyar la integración de las personas sin hogar en el mercado laboral a través de programas de empleo, formación y planes personalizados.
  • Proporcionar acceso constante a refugios de emergencia como última solución (además de las medidas de prevención y apoyo, que son primordiales).
  • Trabajar en una definición común, una mejor recopilación de datos e indicadores coherentes para poder comprender y evaluar mejor el alcance del problema.

Además, los eurodiputados piden a los Estados miembros de la UE que adopten el principio de "la vivienda primero", ya introducido con éxito por varios países. Al contrario de los enfoques más "tradicionales", el modelo de "vivienda primero" busca trasladar a las personas sin hogar a una vivienda permanente lo más rápido posible antes de abordar otros problemas.


La falta de vivienda asequible es un problema creciente

A pesar de las diferencias sustanciales entre los países de la UE, la falta de viviendas asequibles económicamente es un problema creciente, con un aumento de los precios de la vivienda del 5,2% en los 27 países de la Unión Europea en el segundo trimestre de 2020, en comparación con el mismo periodo de 2019.

Este es un problema para los propietarios o inquilinos de bajos ingresos: en 2018, casi el 38% de los hogares en riesgo de pobreza gastaron más del 40% de sus ingresos disponibles en la vivienda, en comparación con el 10,2% de la población general de la UE.

Por ello, el Parlamento también trabaja en propuestas para una vivienda digna y asequible, así como en mercados de vivienda inclusivos.