"Las leyes ordinarias no pueden acabar con la mafia" 

 
 

Compartir esta página: 

La comisión de Delincuencia Organizada fue creada el pasado mes de marzo y durante un año investigará la infiltración del crimen organizado en la economía legal, el sector público y el sistema financiero de la UE  

Sonia Alfano, presidenta de la comisión parlamentaria especial sobre Delincuencia Organizada, Corrupción y Blanqueo de Dinero, ha sufrido en primera persona el ataque de la mafia. La eurodiputada procede de Sicilia y ha participado activamente en la lucha contra el crimen organizado tras el asesinato de su padre en 1993. Alfano subraya que es necesario ofrecer instrumentos para seguir con la lucha y fomentar la colaboración con las autoridades judiciales y los investigadores.

Señora Alfano, ¿por qué era necesario crear una comisión parlamentaria especial sobre crimen organizado?


Las leyes ordinarias no pueden acabar con la mafia. Hasta el momento estas leyes han permitido la creación de organizaciones criminales, incluso en países como Suecia o los Países Bajos, Estados en los que se piensa que no existen estos problemas.


¿Cuál es el primer objetivo que debe alcanzar la normativa contra la mafia?


Tenemos que poner a disposición de las personas que a diario luchan contra la mafia los instrumentos adecuados para que puedan seguir con su trabajo. Este es el objetivo principal de los legisladores.


Además, es esencial escuchar a las autoridades judiciales y a los investigadores de la Unión Europea para elaborar un único marco legal contra la mafia. Desde mi punto de vista, debemos introducir a nivel europeo el delito de asociación mafiosa, que por el momento sólo existe en Italia.


Debemos crear una herramienta que permita detener el trabajo que los capos de la mafia realizan desde la cárcel. Una posible solución sería la llamada "prisión dura", que se corresponde con el artículo 41-bis del régimen penitenciario italiano. Pero también me gustaría tranquilizar a los ciudadanos europeos, en el sentido de que esta medida no pone en peligro los derechos humanos. El artículo 41-bis implica que el preso cumple condena en una celda individual y no puede comunicarse con otros delincuentes.


¿Cómo se lucha contra la delincuencia organizada?


En primer lugar tenemos que dejar a los criminales de la mafia sin propiedades. Como ciudadana de Sicilia, por desgracia, he experimentado este tipo de problema y sé que un capo de la mafia puede permanecer en la cárcel durante 10 años y seguir conservando el rango de jefe. Pero si se confiscan su fortuna y bienes, va a perder credibilidad y poder.


Nos gustaría que a través de los servicios públicos estos bienes volviesen a estar en manos de los ciudadanos italianos. La lucha contra la mafia sólo podrá llevarse a cabo mediante la colaboración de la clase política, las instituciones y las autoridades judiciales y los investigadores.


¿La comisión busca la colaboración fuera de la Unión Europea?

 
La 'Ndrangheta, organización criminal localizada en Calabria (Italia) es la organización criminal más rica del mundo y tiene el monopolio sobre el tráfico de drogas. De hecho, cuenta con la confianza absoluta del cartel de la droga colombiano. No podemos hacer frente a este tipo de organizaciones con leyes ordinarias o sólo a través de la cooperación europea.


Queremos una colaboración más profunda entre nuestros países, y de otras autoridades judiciales e investigadoras.