Un marco europeo para combatir un problema europeo 

 
 

Compartir esta página: 

Un policía de servicio. ©BELGA/AFP/G.JULIEN  

La delincuencia organizada se ha convertido en un problema de escala europea, como demuestran sus cifras: alrededor de 3.600 organizaciones delictivas operan en la Unión Europea, y el 70 por ciento de ellas tiene actividades internacionales. El Parlamento Europeo creo en marzo de 2012 una comisión especial sobre Delincuencia Organizada, Corrupción y Blanqueo de Dinero, para analizar y evaluar la gravedad del problema y sus implicaciones en la economía y la sociedad.

El informe final de esta comisión parlamentaria, elaborado por el eurodiputado popular italiano Salvatore Iacolino, fue adoptado el 17 de septiembre de 2013 tras 18 meses de trabajo y consultas con cerca de 150 autoridades y expertos. El pleno del Parlamento europeo lo aprobó el 23 de octubre, y adoptó una resolución no legislativa que establece un plan de acción para el periodo 2014-2019 de lucha contra la delincuencia organizada a escala internacional, europea y nacional.


Los eurodiputados reclaman que se establezca un marco común para atajar con más eficacia esta lacra. Este marco incluiría una definición única para toda la Unión Europea sobre lo que se considera delincuencia organizada, corrupción y blanqueo de capitales; facilitaría la cooperación entre la policía y las autoridades judiciales; y acuñaría una Fiscalía Europea para coordinar las investigaciones nacionales.

Para debilitar las fuentes de financiación de los delincuentes y mafiosos, los eurodiputados proponen la abolición del secreto bancario y la eliminación de los paraísos fiscales.