¿Por qué hay que reforzar la ciberseguridad de la UE? 

Actualización: 
 
Creado:   
 

Compartir esta página: 

Desde datos robados hasta sistemas hospitalarios bloqueados: los ciberataques pueden tener consecuencias peligrosas. Obtenga más información sobre la ciberseguridad y su importancia.

Con el mundo físico y el digital cada vez más entrelazados y la creciente dependencia de internet surgen nuevos riesgos y peligros. Se estima que en 2030 habrá 125.000 millones de dispositivos conectados a internet, frente a los 27.000 en 2017, y el 90 % de las personas de más de seis años tendrán acceso a la red.

Definiciones de ciberataques, ciberseguridad y ciberdefensa 
  • Un ciberataque es cualquier intento de robar, destruir o exponer información con el objetivo de desestabilizar o dañar redes o sistemas informáticos. 
  • La ciberseguridad incluye la protección de la información y las comunicaciones, así como la tecnología operativa y las plataformas de TI necesarias para garantizar la seguridad de los sistemas digitales. 
  • La ciberdefensa engloba la ciberseguridad, el análisis de las amenazas y las estrategias de protección contra amenazas dirigidas a ciudadanos, instituciones y gobiernos.  

Ciberamenazas en la UE: los costes para las personas y la sociedad

La pandemia de coronavirus, además, ha acelerado la transformación digital de la economía y de la sociedad y creado nuevas oportunidades y desafíos. Aunque el mundo digital lleva años presente en la vida de los europeos, el teletrabajo y las compras por internet aumentaron de forma exponencial durante el confinamiento. Los beneficios para los consumidores y el apoyo a la economía para recuperarse de la Covid-19 fueron de la mano de un incremento en las actividades digitales maliciosas.

Los delincuentes suelen usar sitios web engañosos o de suplantación de identidad (phishing) o correos electrónicos con enlaces maliciosos y archivos adjuntos para robar datos bancarios o chantajear a organizaciones tras haber bloqueado sus sistemas y datos informáticos

Contar con un ciberespacio seguro, que desarrolle todo su potencial y permita que los usuarios se sientan protegidos, es la base del mercado único digital de la UE. El Índice de la Economía y la Sociedad Digitales de 2019 (DESI) muestra que un 50 % de los usuarios de internet en la UE evitaron realizar actividades en línea debido a las preocupaciones por su seguridad. Según la edición del año siguiente del mismo informe, el 39 % de los europeos que usaron internet experimentaron problemas relacionados con la seguridad.

Descubra más sobre cómo protegerse de la delincuencia digital y conozca cuáles son las amenazas principales y emergentes a la ciberseguridad.

El daño causado por los ciberataques va más allá de la economía y las finanzas. Afecta también los cimientos democráticos de la UE y amenaza el funcionamiento básico de la sociedad.

Servicios esenciales como el transporte, la energía, la sanidad y las finanzas dependen cada vez más de las tecnologías digitales. Esto, junto al incremento de los objetos físicos conectados al internet de las cosas, puede tener consecuencias directas y justifica la importancia de aumentar la ciberseguridad.

Los ciberataques pueden ser de diferentes tipos y afectar a distintos sectores: desde ataques a hospitales, que provocan que se pospongan procedimientos médicos urgentes, hasta ataques a las redes eléctricas y el suministro de agua.  Además, el incremento de la conexión de los automóviles y las casas podría acarrear nuevas amenazas.

Los ataques en línea, junto a la desinformación, la presión económica y los ataques armados convencionales, ponen a prueba la resiliencia de los Estados democráticos y de las instituciones al tambalear la paz y la seguridad en la UE.

Ciberseguridad en la UE

Las empresas y organizaciones de la UE gastan un 41% menos en ciberseguridad que sus homólogos estadounidenses. La Unión Europea trabaja para fortalecer la ciberseguridad y hacer que la UE lidere esta materia a nivel mundial. Los eurodiputados demandaron recientemente capacidades de defensa contra los ciberataques en la UE y trabajan para garantizar estándares comunes alto de ciberseguridad en la UE.