Terrorismo en la UE: ataques terroristas, víctimas mortales y detenciones 

Actualización: 
 
Creado:   
 

Compartir esta página: 

El número de ataques terroristas y víctimas cayó significativamente en la UE en 2018: 13 personas murieron frente a las 62 de 2017. Consulte la evolución desde 2014 a continuación.

Evolución del terrorismo yihadista en la UE.  

El número de víctimas del terrorismo yihadista disminuyó y, al mismo tiempo, las autoridades lograron frustrar más ataques en 2018, pero según la directora ejecutiva de Europol, Catherine De Bolle, las amenazas a la seguridad interna siguen siendo altas.

"Tenemos un bajo número de retornados [de las zonas de conflicto], pero la preocupación sigue siendo alta", dijo De Bolle en la presentación del "Informe de situación y tendencias de terrorismo 2019" antes de la comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior del Parlamento Europeo el 4  de septiembre.

“Cientos de ciudadanos europeos, incluidas mujeres y niños, siguen detenidos en Irak y Siria. En las zonas de conflicto, si bien los niños son esencialmente víctimas, la exposición al adoctrinamiento y la capacitación también pueden representar una amenaza potencial para el futuro ”, agregó.

En 2018, el terrorismo continuó constituyendo una amenaza importante para la seguridad en los Estados miembros de la UE. Hubo ataques yihadistas en Trèbes, París, Lieja y Estrasburgo y en total fallecieron 13 personas a causa de este tipo de terrorismo.

Menos ataques terroristas y víctimas

En 2018, 13 personas perdieron la vida en 24 ataques yihadistas en la UE, en comparación con 62 muertes en 33 ataques terroristas de inspiración religiosa en 2017, según cifras de Europol.

De esos 24 ataques yihadistas, 10 ocurrieron en Francia, 4 en Reino Unido, 4 en los Países Bajos, 2 en Alemania y uno en España, Suecia, Italia y Bélgica.

Un total de 7 ataques -3 en Francia, 2 en los Países Bajos, uno en Bélgica y uno en el Reino Unido- fueron considerados como "completados" por los gobiernos nacionales el año pasado, porque lograron su objetivo, cuatro de los cuales fueron reivindicados por el llamado Estado Islámico (IS). Esta cifra representa una reducción en comparación con 2017, cuando se completaron 10 ataques de naturaleza yihadista.

Ataques frustrados o fallidos

En 2018, un ataque yihadista falló en España y 16 incidentes fueron reportados como complots terroristas yihadistas frustrados, en comparación con 12 y 11 en 2017, respectivamente.

Los ataques yihadistas completados y fallidos se llevaron a cabo principalmente con cuchillos y armas de fuego, y predominantemente contra civiles. Todas las tramas de ataque que implican el uso de explosivos fueron interrumpidas. La mayoría de los perpetradores estaban actuando o planeaban actuar solos.

Detenciones

En 2018, un número total de 511 personas fueron arrestadas bajo sospecha de delitos relacionados con el terrorismo yihadista. La mayoría de los arrestos ocurrieron en Francia, el Reino Unido y Bélgica, seguidos de los Países Bajos, Alemania e Italia, en orden descendente. Esta cifra también es inferior al año anterior en que un total de 705 personas fueron arrestadas en 18 países de la UE.

Cooperación de la UE

La cooperación reforzada entre los países de la UE, que han compartido información, ha ayudado a prevenir ataques, detenerlos o limitar su impacto, según De Bolle: "Estoy segura de que los esfuerzos de las fuerzas del orden, los servicios de seguridad, las autoridades públicas, las empresas privadas y las organizaciones de la sociedad civil para combatir el terrorismo han contribuido sustancialmente a la disminución de la violencia en Europa ”.

"Ante el aumento de la violencia terrorista que Europa ha presenciado desde 2014, las autoridades públicas y las organizaciones privadas, que solían trabajar en gran medida por separado, han establecido formas nuevas y creativas de cooperación", agregó.

No uso sistemático de rutas migratorias por terroristas

Frente a la preocupación de algunos por la entrada de potenciales terroristas mediante rutas migratorias, el informe es claro. Reconoce que algunos terroristas han entrado en la UE haciéndose pasar por refugiados, pero insiste en que esto no está sucediendo de manera sistemática: "No hay evidencia concreta de que los terroristas usen sistemáticamente esos flujos de refugiados para ingresar a Europa sin ser detectados".