Los eurodiputados aprueban nuevas medidas para combatir el terrorismo 

Actualización: 
 
Creado:   
 

Compartir esta página: 

El PE aprobó el 12 de diciembre una batería de propuestas para mejorar la lucha antiterrorista, incluidas medidas contra la radicalización y más apoyo a las víctimas

Los ataques en París la noche del viernes 13 de noviembre dejaron 130 muertos y cientos de heridos.  

La comisión de Terrorismo se creó en julio de 2017 y empezó a trabajar en septiembre de 2017 para mejorar la lucha contra el terrorismo. El 12 de dicimebre, durante el pleno de dicimebre en Estrasburgo, se aprobó el informe presentado por la comisión.

Cooperación e intercambio de información

Dado su carácter transnacional, la lucha contra el terrorismo requiere una respuesta fuerte y coordinada, así un rápido intercambio de información por parte de los países de la UE.

"Todavía hay brechas en el intercambio de información entre los Estados miembros, brechas técnicas en la interoperabilidad. Si queremos impulsar el intercambio de información, Europol y Eurojust deben fortalecerse y usarse como centros de información", dijo la eurodiputada danesa del Partido Popular Europeo, Monika Hohlmeier, una de las autoras del informe.

La coponente belga Helga Stevens, vicepresidenta del grupo de los Conservadores y Reformistas Europeos, destaca la dificultad el descifrado: “El descifrado forzado es muy complicado para los Estados miembros más pequeños porque requiere muchos recursos técnicos y humanos. Propongo otorgar a Europol la autoridad para especializarse en el descifrado, para que puedan ayudar a los países miembros. Esto daría a los fiscales y a la policía un mayor acceso a mensajes de WhatsApp o Messenger, por ejemplo. En este momento es bastante difícil, las compañías de medios sociales se niegan a dar acceso a los tribunales".

Mejor protección de las fronteras exteriores

Algunos ataques terroristas recientes han demostrado que en algunos casos, los terroristas abusaron de las deficiencias de las políticas de gestión de fronteras de la UE y de varios Estados miembros, que no estaban preparados para una afluencia masiva. El informe insta a los Estados miembros a invertir en equipos de tecnología de la información y la comunicación actualizados para permitir verificaciones adecuadas. Además, recomienda utilizar datos biométricos y garantizar la interoperabilidad de las bases de datos.

Prevención de la radicalización

El contenido radical en las redes sociales, los libros y los medios audiovisuales, el contacto con personas radicalizadas, los predicadores de odio y las cárceles son algunos de los principales impulsores de la radicalización. Con el informe se quiere solicitar una legislación que obligue a las compañías a eliminar el contenido terrorista en línea e informar regularmente sobre la aparición de este tipo de información.

"Tenemos que garantizar el intercambio de mejores prácticas y ver cómo resolver la integración", afirma Hohlmeier.

Stevens sugiere en esta entrevista crear una lista de "predicadores de odio" presentes en la UE. En la actualidad, pueden operar sin ser detectados, especialmente si se mueven de un Estado miembro a otro.

Financiación del terrorismo

El informe exige aumentar el rastreo del arte y las antigüedades, especialmente de las zonas en conflicto, así como el control de los flujos financieros. Es necesario identificar a los usuarios que pagan con dispositivos electrónicos o con tarjetas de prepago.

Los espacios de culto y otras instituciones deben ser más transparentes en términos de financiación, y prohibir la financiación de terceros países que se oponen a la democracia, el Estado de Derecho y los derechos humanos.

"Todas las instituciones religiosas deben ser transparentes y mostrar de dónde provienen los fondos para que las autoridades puedan verificarlo si es necesario", indica Stevens.

Otras medidas

La comisión de Terrorismo aconseja a los Estados miembros que protejan infraestructuras como las redes eléctricas o de gas, y que desarrollen estrategias de respuesta efectivas. También insta a normas más estrictas contra el tráfico ilícito de armas de fuego y la prevención de la compra de productos químicos para fabricar explosivos. En 2015 y 2016 se usaron explosivos en el 40% de los ataques. El más usado es el TATP, un explosivo que puede fabricarse fácilmente en casa.

La propuesta pide a la Comisión que presente una legislación que aclare el estado de las víctimas del terrorismo, sus derechos y los niveles de compensación. Hohlmeier lo explica en este vídeo: