Vacunación: eurodiputados, preocupados por la bajada de las tasas en la UE 

Actualización: 
 
Creado:   
 

Compartir esta página: 

Los casos de sarampión se han triplicado en solo un año en la UE. El Parlamento ha alertado acerca de los riesgos de las menores tasas de vacunación en la sanidad pública.

Imagen de una vacunación. Photo de Whitesession en Pixabay  

¿Qué tienen en común la viruela, la poliomielitis, el sarampión, las paperas y la varicela? Son algunas de las enfermedades que pueden prevenirse con la vacunación y que, sin embargo, han causado la muerte y complicaciones graves, como ceguera y parálisis, a millones de personas a lo largo de los años.


En la actualidad, y debido a la vacunación generalizada, la viruela se erradica y lo mismo se espera que ocurra pronto con la polio, si se mantienen los esfuerzos actuales. Otras enfermedades todavía están presentes, pero su alcance fue limitado por la inmunización. Ese es el caso del sarampión. Antes de la introducción de la vacuna a principios de la década de los sesenta, el sarampión, un virus altamente contagioso que se diseminaba por el aire o las superficies infectadas, mató a 2,6 millones de personas al año. En 2016, causó la muerte de 89.780 personas, la más baja hasta ahora.


La vacunación continúa siendo una de las herramientas más importantes para la salud pública en el siglo XXI. Salva a de dos a tres millones de personas cada año y evitarían otras 1,5 millones de muertes si se aumentara la cobertura. Información de la Organización Mundial de la Salud.

Los casos de sarampión se triplican en la UE en un año


Si bien los casos de sarampión y las muertes están disminuyendo en el mundo, en 2017 se notificaron 14.451 casos de sarampión en la UE, es decir, tres veces más que en 2016 (4.643). Rumania e Italia fueron los dos países con el mayor número de casos (ECDC). 87% de los casos (2017) se dieron en individuos no vacunados. En España, el sarampión costó la vida a 160 personas en 2017.


¿Por qué aumentan los casos de sarampión en la UE?


La medida más efectiva para prevenir la propagación del sarampión es asegurar que el 95% de la población se vacune con dos dosis contra sarampión, paperas y rubéola. Sin embargo, en la UE, solo Croacia, Hungría, Lituania, Portugal, Eslovaquia, España y Suecia alcanzaron ese objetivo en 2016, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud.


Tanto Rumanía como Italia, por ejemplo, los países con el mayor número de casos en 2017 estuvieron muy por debajo del objetivo de seguridad


Caída en las tasas de vacunación


El 19 de abril, el pleno adoptó una resolución, en la que expresaron su preocupación por la bajada de las tasas de cobertura en Europa hasta niveles insuficientes, y sus consecuencias para la salud pública.


Las diferentes políticas nacionales sobre vacunación, el aumento de los precios de las vacunas y el rechazo de las mismas son algunos de los factores a tener en cuenta en las brechas de las tasas de inmunización entre los países de la UE.


En la resolución, los eurodiputados piden a la Comisión que facilite un calendario más armonizado para la vacunación en toda la UE y que refuerce su apoyo a las iniciativas nacionales de vacunación. También acogen con satisfacción el acuerdo conjunto de adquisiciones, que hará que la adquisición de vacunas sea más económica para los Estados Miembros.


Dudas sobre la vacunación


Los eurodiputados se declaran preocupados por la negativa de algunas personas a vacunarse o a permitir que sus hijos sean vacunados.


"Demasiados padres eluden la vacunación, varias enfermedades infecciosas están volviendo a surgir", aseguró la eurodiputada socialdemócrata italiana Elena Gentile, una de las siete responsables de esta cuestión en el Parlamento, tras la aprobación del borrador de resolución en la comisión de Medio Ambiente.


Hay ciudadanos que rechazan la vacunación  porque creen que no es importante, que no es segura o que tienen efectos secundarios peligrosos. Pese a que, por ejemplo, múltiples estudios científicos no encontraron ningún vínculo entre la vacuna triple vírica y el autismo, estas acusaciones todavía inundan sitios web, foros y redes sociales.



"Nuestras vacunas son absolutamente seguras, hay mucha desinformación alrededor de esas vacunas que enferman a las personas, pero eso por supuesto es una tontería, un disparate peligroso", sostiene la eurodiputada alemana Renate Sommer, del Partido Popular Europeo, otra de las responsables de esta cuestión en la Eurocámara.

En la resolución, los eurodiputados acogieron con satisfacción el plan de acción conjunto sobre vacunación para luchar contra las dudas acerca de las vacunas y presentaron varias medidas para aumentar la transparencia en la evaluación de la seguridad de las vacunas y más campañas de comunicación y sensibilización para combatir información falsa sobre vacunación, especialmente en internet. El eurodiputado italiano Marco Affronte, del grupo de Los Verdes, indicó que se necesita “tranquilizar a las familias y luchar contra las noticias falsas".


Próximos pasos

Estça previsto que la Comisión Europea presente medidas para la cooperación contra las enfermedades prevenibles con vacunas antes del verano.

Más información sobre cómo la UE mejora su política de salud pública.