Investigación sobre vacunas y tratamientos contra el COVID-19: acción de la UE 

Actualización: 
 
Creado:   
 

Compartir esta página: 

La UE apoya a los investigadores que trabajan para desarrollar vacunas y tratamientos efectivos contra el COVID-19 como parte de la respuesta coordinada a la crisis.

La UE ha presentado una respuesta coordinada para ayudar a abordar la crisis del coronavirus. Financiar proyectos de investigación e innovación para encontrar una cura para Covid-19 es una parte vital de ese plan.

La UE y los Estados miembros están cooperando estrechamente en la carrera para hallar vacunas y medicinas para frenar el COVID-19. Los investigadores trabajan para encontrar una vacuna que evite el contagio, así como para determinar el tratamiento más adecuado una vez contraída la enfermedad. Se están aplicando procedimientos acelerados para autorizar la puesta en el mercado de medicinas seguras y efectivas con la mayor celeridad posible.

Los eurodiputados debatieron cómo la UE puede impulsar el desarrollo de una vacuna contra el coronavirus y el tratamiento con el vicepresidente de la Comisión Europea Margaritis Schinas y la presidencia croata el 14 de mayo. Los eurodiputados reconocieron los esfuerzos de la UE para apoyar la investigación, pero destacaron la necesidad de garantizar un acceso generalizado a medicamentos asequibles.

Cronología de la respuesta de la UE ante el coronavirus.

Medidas clave adoptadas por la UE ante la pandemia.

Abordar el brote actual


La Comisión Europea ha asignado 48,25 millones de euros a 18 proyectos de investigación dentro de “Horizonte 2020”, el programa marco de la UE para financiar la investigación.

Los 151 equipos de investigación de toda la UE y más allá que participan en estos proyectos están trabajando en:
• Mejorar la preparación y la respuesta a los brotes mediante el desarrollo de mejores sistemas de supervisión para prevenir y controlar la propagación del virus.
• Pruebas de diagnóstico rápidas en el punto de atención, que permitan un diagnóstico temprano y preciso.
• Nuevos tratamientos.
• Desarrollo de nuevas vacunas

Los equipos de investigación compartirán sus resultados en un esfuerzo por acelerar la respuesta de la salud pública.

La Comisión Europea ha pedido propuestas de investigación para finales de marzo que se centren en desarrollar tratamientos y diagnósticos para abordar el brote actual y aumentar la preparación para el futuro. Esta petición se inscribe en el marco de la Iniciativa de Medicamentos Innovadores (IMI), una asociación público-privada entre la UE y la industria farmacéutica, que también se financia a través de Horizonte 2020.Se han seleccionado ocho proyectos a gran escala y la Comisión aumentó su compromiso a 72 millones de euros, por encima de los 45 millones previstos anteriormente, mientras que la industria farmacéutica aportará 45 millones de euros.


El 16 de marzo, la Comisión autorizó además ayuda financiera por valor de 80 millones de euros a CureVac, una empresa de Tubinga (Alemania) que desarrolla vacunas innovadoras, para aumentar el desarrollo y la producción de una vacuna contra el coronavirus en Europa. Este apoyo también saldrá de “Horizonte 2020”, en forma de garantía de la UE en un préstamo del BEI.

Programas ya implementados



La UE ya cuenta con una serie de mecanismos de financiación de investigación y emergencia para hacer frente a las crisis de salud pública, que se han movilizado. Incluyen, entre otros, PREPARE, un proyecto que apoya la preparación de los hospitales en Europa y mejora su comprensión de la dinámica del brote y el European Virus Archive, que proporciona material a los investigadores para ayudar en los diagnósticos.

La UE también está apoyando a nuevas empresas y pymes en el desarrollo de innovaciones que podrían ser útiles para abordar el brote, incluido un proyecto para unidades de aislamiento especializadas, EpiShuttle, y tecnología de filtración de aire para eliminar partículas virales llamadas m-TAP.

Durante el debate del pleno, el 14 de mayo, Schinas dijo que la Comisión está trabajando en una nueva estrategia farmacéutica de la UE para hacer que la UE sea más resistente en el futuro, que se presentará más adelante este año.