Cómo protegerse del cibercrimen 

 
 

Compartir esta página: 

El delito cibernético se ha disparado desde el comienzo de la pandemia de COVID-19. ¿Cómo protegerse ante las prácticas que intentan aprovecharse del miedo de los ciudadanos?

©Vitalii Vodolazskyi/AdobeStock  

Con la introducción de medidas para limitar la propagación del coronavirus, pasamos más tiempo en casa y en internet, lo que combinado con la ansiedad que puede provocar el confinamiento y la preocupación por la crisis puede ser aprovechado por los ciberdelincuentes.

Prácticas fraudulentas como la suplantación de identidad, el conocido como “phishing”, intentan hacerse con los datos privados del usuario para acceder a cuentas bancarias, contraseñas o datos de la tarjeta de crédito, por lo que hay que extremar las precauciones.

Métodos más comunes de ciberataques: 
  • Enlaces que llevan a páginas web con “programas malignos” (malware), noticias sobre tratamientos milagrosos, mapas falsos sobre la propagación del virus, solicitudes de donaciones o correos electrónicos falsos de organizaciones de atención médica. 
  • Mensajes falsos o llamadas que fingen ser de compañías como Microsoft, Google Drive, etc. e intentan hacerse con el nombre y la contraseña del usuario a cambio de algún servicio o "ayuda" o bajo la amenaza de bloqueo de su cuenta. 
  • Mensajes falsos sobre entregas de paquetes inexistentes. 

¿Cómo puedo protegerme?

La UE está presionando a los operadores de telecomunicaciones para que protejan mejor las redes contra los ataques cibernéticos, pero mientras llegan las mejoras, los usuarios de internet pueden seguir las siguientes recomendaciones:

• Tenga cuidado con correos electrónicos, mensajes de texto y llamadas telefónicas que usen la crisis para presionarlo y que omita los procedimientos de seguridad habituales. Los delincuentes saben que a menudo es más fácil engañar a los humanos que piratear un sistema complejo. Recuerde que los bancos y otras plataformas legales nunca le pedirán que revele contraseñas.

• Asegure su red doméstica. Cambie la contraseña predeterminada para su red Wi-Fi por una personalizada y segura. Revise la cantidad de dispositivos conectados a su red Wi-Fi y permita solo los de confianza.

• Fortalezca sus contraseñas. Recuerde usar contraseñas largas y complejas que incluyan números, letras y caracteres especiales.

• Proteja su equipo. Asegúrese de actualizar todos sus sistemas y aplicaciones y de instalar un software antivirus y mantenerlo actualizado.

• Familia e invitados. Sus hijos y otros miembros de la familia pueden borrar o modificar información accidentalmente o, lo que es peor, infectar accidentalmente su dispositivo, así que no permita que usen los dispositivos que usa para trabajar.

Más consejos sobre cómo protegerse y protegerse ante los ataques.

Medidas europeas de seguridad en internet

El Parlamento Europeo ha apoyado durante mucho tiempo las medidas de la UE para garantizar la seguridad en Internet, ya que la fiabilidad y la seguridad de las redes y los sistemas y servicios de información desempeñan un papel vital en la sociedad.

Las instituciones de la UE, como la Comisión Europea, la agencia de la Unión Europea para la seguridad cibernética, CERT-EU y Europol han estado rastreando actividades maliciosas, concienciando sobre estas prácticas y protegiendo a los ciudadanos y las empresas y continuarán haciéndolo.