Sandra Kalniete: "Rusia ya no se puede considerar un socio estratégico de la UE" 

 
 

Compartir esta página: 

El Parlamento aprobó el 12 de marzo un informe sobre el estado de las relaciones entre la Unión Europea y Rusia. Conozca más en nuestra entrevista con la eurodiputada Sandra Kalniete.

Entrevista con la eurodiputada Sandra Kalniete 

Tras cinco años de la anexión ilegal de Crimea por parte de Rusia, ¿cuál es el mensaje del Parlamento sobre Ucrania?

Al ser un vecino cercano, la estabilidad, prosperidad y democracia de Ucrania son muy importantes para Europa. En nuestro informe, destacamos que Rusia ya no puede ser considerado un socio estratégico de la Unión Europea.

Pedimos la plena implementación del Acuerdo de Minsk y, sobre Crimea, no aceptamos la anexión de Rusia. También destacamos la situación de los derechos humanos de los tártaros de Crimea, el caso de los prisioneros políticos detenidos en Rusia bajo acusasiones muy dudosas, y pedimos la liberación de los marineros ucranianos arrestados en el estrecho de Kerch.

También piden una propuesta legislativa sobre una "Lista Magnitsky" europea. ¿Podría explicar esto?

Tenemos un informe que solicita la imposición de sanciones de la UE a las violaciones de los derechos humanos, inspirado en la "Lista Magnitsky" DE EEUU. Algunos países europeos ya tienen listas que sancionan a grandes violadores de los derechos humanos; proponemos la creación de una lista a nivel europeo. Éste es el quinto informe que el Parlamento redacta para pedir una "Lista Magnitsky" europea.

¿Qué papel juega la dependencia europea del suministro de gas procedente de Rusia en las relaciones políticas entre ambos?

Digamos que el gasoducto Nord Stream 2, cuyo único propósito es evitar a Ucrania, está causando un enorme daño a su presupuesto debido a una pérdida en los pagos por tránsito. A los que dicen que el gasoducto Nord Stream 2 es un proyecto económico, que proporcionará energía barata, mi respuesta es muy simple: el dinero que Rusia gana por venderle el gas a Europa lo invierte en la industria militar, aumentando la amenaza hacia la Unión Europea, y proporciona más dinero para la manipulación y la desinformación en línea.

Necesitamos parar el gasoducto Nord Stream 2. La UE tiene una política energética común muy clara y este proyecto la contradice completamente. Lo que necesitamos es diversificar nuestro suministro energético.

De cara a las elecciones europeas, ¿cuáles son las propuestas del Parlamento para combatir los ciberataques y las campañas de desinformación rusos?

Inmediatamente después del comienzo de la agresión en el este de Ucrania, cuando la desinformación híbrida inundó Europa, le pedimos al Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE) que creara un grupo de trabajo para atajar el problema. Desde la injerencia rusa en las elecciones estadounidenses y en el referéndum del brexit, y tras el envenenamiento de los Skripal, la conciencia de la amenaza de Rusia está creciendo.

Este mes se cumplen ocho años desde el inicio de la guerra en Siria, ¿cuál es la posición del Parlamento sobre la intervención rusa en el conflicto?

Desde que Rusia intervino en Siria, ha pasado a ser un socio ineludible en las negociaciones para una solución pacífica. Sin embargo, no veo a Rusia como parte de la solución en Siria, sino como parte del problema.

La presencia de bases rusas en el Mediterráneo es muy preocupante y peligrosa. Con su pie en el Mediterráneo, Moscú está fortaleciendo su presencia cada vez más extensa en nuestra tierra. Además, Rusia está bloqueando todo en el Consejo de Seguridad de la ONU, lo que vuelve a confirmar que es parte del problema.