Protección de la libertad de prensa durante la pandemia de COVID-19 

 
 

Compartir esta página: 

La crisis de COVID-19 ha golpeado fuertemente al sector de los medios en un momento en el que tiene un papel crucial para proporcionar información precisa y contrarrestar la desinformación.

El sector hace frente a una caída masiva en los ingresos por publicidad y el Parlamento teme que el empeoramiento de la situación financiera pueda significar que las plataformas de noticias ya no puedan proporcionar información clara y objetiva y contrarrestar la desinformación sobre la pandemia de coronavirus.

En una resolución adoptada por el Parlamento Europeo el 17 de abril, los eurodiputados ya señalaron que la desinformación sobre el coronavirus supone un importante problema de salud pública. A su juicio, la UE debería establecer una fuente de información europea para garantizar a todos los ciudadanos acceso a información precisa y verificada. Los eurodiputados también pidieron a las compañías de redes sociales que actúen para detener la desinformación y el discurso de odio relacionado con el coronavirus.

La libertad de expresión, la libertad de los medios y el pluralismo están consagrados en la Carta de los Derechos Fundamentales de la UE, así como en el Convenio Europeo de Derechos Humanos.

Carta de los Derechos Fundamentales de la UE  

Fondo de apoyo de emergencia para medios

Para abordar la situación crítica que enfrentan los medios de comunicación, los eurodiputados de la comisión parlamentaria de Cultura del Parlamento Europeo han instado a la Comisión Europea a que busque un fondo de emergencia para los medios.

Ya se han tomado algunas medidas para apoyar la libertad de los medios y proteger a los periodistas. En marzo de 2020, la Unión Europea decidió destinar 5,1 millones de euros a proyectos centrados en identificar y prevenir violaciones de la libertad de prensa, detectar riesgos para el pluralismo y apoyar investigaciones transfronterizas.

Consulte las 10 medidas más destacadas adoptadas por la UE para combatir el coronavirus.

Día mundial de la libertad de prensa

El 3 de mayo se celebra el Día Mundial de la Libertad de Prensa. Reporteros Sin Fronteras (RSF) acaba de publicar la edición 2020 del índice mundial de Libertad de Prensa que también tiene en cuenta la amenaza al periodismo libre y justo en el contexto del brote de coronavirus.

Europa repite como lugar más seguro para los periodistas

Según el índice 2020, Europa sigue siendo el continente en el que más garantías hay para la libertad de prensa. Los países de la UE figuran principalmente en las categorías “buena” o “más bien buena”. Finlandia, Dinamarca, Suecia y los Países Bajos son los que reciben las mejores puntuaciones, dentro de la categoría "buena", mientras que España se sitúa un peldaño por debajo, dentro de "más bien buena".

Libertad de prensa en la UE 2020  

Aunque la UE es el lugar más seguro para los periodistas, RSF advierte de que ha habido casos de hostigamiento y amenazas a los periodistas.

Aumentan los riesgos para periodistas de todo el mundo

Las medidas de emergencia tomadas por algunos gobiernos en respuesta al brote de COVID-19 han tenido un impacto en la clasificación de algunos países como China (que se mantiene en la posición 177), Irán (baja 3 puestos hasta el 173) e Irak (baja 6 posiciones hasta la 162).

Oriente Medio y el Norte de África siguen siendo las regiones más peligrosas del mundo para los periodistas, mientras que la región Asia-Pacífico tuvo el mayor aumento en las violaciones de la libertad de prensa (un 1,7% más).

RSF ha informado de que 11 periodistas fueron asesinados hasta ahora en 2020, frente al año 2019 que fue el que tuvo un registro más bajo de casos de asesinatos (46) en 16 años. Esta bajada se debió a la disminución en el número de muertes en conflictos armados (44% menos que el año anterior).

Libertad de prensa en el mundo  

A pesar de algunas cifras positivas, la situación general de la libertad de medios en todo el mundo ha empeorado y la hostilidad hacia los periodistas ha aumentado. El número de países considerados seguros para los periodistas continúa disminuyendo, con solo el 24% de los 180 países clasificados como "buenos" o "más bien buenos" en 2019 y 2020 en comparación con el 26% en 2018 y el 27% en 2017.

Actualmente, unos 361 periodistas están detenidos, frente a 389 casos a finales de 2019. Casi un tercio se encuentra en China. El resto se concentra en Egipto, Arabia Saudí, Siria, Turquía, Vietnam, Irán, Bahréin y Yemen. El número de periodistas tomados como rehenes se mantuvo estable en 2019. Se encuentran principalmente en cuatro países: Siria, Yemen, Irak y Ucrania. Las cifras para 2020 relativas a los rehenes aún no están disponibles.

El índice anual de RSF clasifica a 180 países y regiones según el grado de libertad de prensa. Los países reciben una puntuación de entre 0 y 100, según el pluralismo, la independencia de los medios, el marco legislativo, la transparencia y el nivel de abuso contra los periodistas. Una puntuación baja significa que hay menos obstáculos a la libertad de prensa en ese país y, por tanto, que la situación es mejor que en aquellos en los que la puntuación es alta.