La UE busca mejorar su relación con EEUU tras la elección del nuevo presidente 

Actualización: 
 
Creado:   
 

Compartir esta página: 

La victoria del presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, es una oportunidad para relanzar las relaciones transatlánticas.

Estados Unidos es un aliado tradicional de la Unión Europea. Sin embargo, las medidas unilaterales y la retirada de tratados y organizaciones internaciones, con Donald Trump en el poder, han marcado sus relaciones en los últimos años.

El 20 de enero, el día de la investidura de Joe Biden como nuevo presidente de los Estados Unidos, los eurodiputados debatieron la situación política en el país norteamericano al tiempo que dieron la bienvenida a la nueva administración. La ven como una oportunidad para que Europa fortalezca los lazos entre la UE y EE.UU. y aborde los desafíos y amenazas comunes al sistema democrático.

El 2 de diciembre, la Comisión Europea anunció su propuesta de una agenda transatlántica que permitirá a los socios trabajar juntos en diferentes aspectos. El Consejo reafirmó la importacia de la estrategia en cuanto a la relación entre Estados Unidos y la Unión Europea en sus conclusiones del 7 de diciembre.

Con Biden al cargo desde el 20 de enero, la UE ve la oportunidad de relanzar la cooperación.

El Parlamento defiende una cooperación más estrecha, como anunció el presidente David Sassoli el 7 de noviembre en Twitter: "El mundo necesita una relación fuerte entre Europa y EEUU, especialmente en estos tiempos difíciles. Esperamos trabajar juntos para luchar contra la Covid-19, el cambio climático y abordar la creciente desigualdad".

Estados Unidos y la Unión Europea pueden beneficiarse de una asociación estratégica sólida, aunque deben enfrentarse a muchos retos y diferencias.


Coronavirus


Aunque la pandemia de Covid-19 es una amenaza global, Trump optó por retirar a Estados Unidos de la Organización Mundial de la Salud. La UE y EEUU deben trabajar juntos para garantizar la financiación del desarrollo y la distribución de vacunas, test y tratamientos, así como desarrollar capacidades conjuntas de preparación y respuesta.


Cambio climático


Unidos, la Unión Europea y los Estados Unidos pueden liderar conjuntamente esfuerzos para alcanzar acuerdos mundiales ambiciosos en la cumbre del clima y la biodiversidad de la ONU, que se celebrará este año. Además, deben cooperar para desarrollar tecnologías ecológicas y diseñar un marco regulador mundial de las finanzas sostenibles.


Tecnología, comercio y normas

La UE y Estados Unidos deben colaborar estrechamente para resolver las diferencias comerciales bilaterales, que tienen que ver con la carne con hormonas o los alimentos modificados genéticamente, mediante soluciones negociadas. En 2018, Trump impuso aranceles sobre el acero y el aluminio, lo que llevó a la UE a imponer aranceles a los productos estadounidenses. La llegada de Biden como presidente es otra oportunidad para retomar las conversaciones constructivas.

Además, pueden colaborar para reformar la Organización Mundial del Comercio, proteger las tecnologías críticas y decidir nuevas normas. Actualmente, Estados Unidos está bloqueando los mecanismos de resolución de disputas establecidos bajo la organización.

En su propuesta, la Comisión propone la cooperación ante desafíos ligados a la digitalización, como la equidad fiscal y distorsiones del mercado. The Commission has also offered cooperation on challenges linked to digitalisation, such as fair taxation and market distortions. Como muchas de las empresas digitales líderes en el mercado son estadounidenses, la cuestión de cómo gravarlas es un asunto delicado,


Asuntos exteriores

La UE y Estados Unidos comparten un interés fundamental en defender la democracia y los derechos humanos. La Unión quiere seguir colaborando con Estados Unidos para intensificar la cooperación en los foros internacionales, aun teniendo en cuenta que existen desavenencias en el modo de proceder.

Ambos se enfrentan a encontrar la mejor manera de tratar con China. Con Trump, el trato de Estados Unidos con China fue conflictivo, mientras que la UE se centró en la diplomacia.

En diciembre de 2020, los negociadores de la UE alcanzaron un acuerdo global de inversiones con China, que está siendo analizado por el Parlamento, ya que se necesita su consentimiento para que entre en vigor. El nuevo liderazgo estadounidense representa una oportunidad para coordinar más y mejor sus relaciones.

Irán es otro tema sobre el que la UE y Estados Unidos han adoptado enfoques diferentes. Tanto EEUU como la UE participaron en el acuerdo nuclear de Irán para evitar que el país pudiera conseguir un arma nuclear, pero Trump anunció su retirada del mismo en 2018. El nuevo cargo de Biden se presenta como una ocasión para alcanzar un enfoque común.