Compartir esta página: 

El Parlamento presentó el jueves sus recomendaciones para la modernización del pilar comercial del Acuerdo de Asociación UE-Chile y aprobó un tratado sobre comercio de productos orgánicos.

La UE debe actualizar sus relaciones comerciales con Chile para adaptarse a los ambiciosos acuerdos bilaterales concluidos recientemente. Los intercambios con el país latinoamericano se rigen por el Acuerdo de Asociación de 2002.

Los eurodiputados plantean al Consejo, la Comisión y el Servicio Europea de Acción Exterior sus ideas ante el inicio de negociaciones:

  • suprimir barreras al comercio de bienes, incluidos los problemas que encuentran los barcos europeos en el acceso a puertos, pero respeto a productos sensibles,
  • incluir disposiciones sobre buena gobernanza fiscal, contratación pública, un capítulo sobre microempresas y pymes y sobre energía, incluidas las renovables,
  • redactar un capítulo sobre desarrollo sostenible con posibles sanciones por incumplimiento y énfasis en la cuestión de género,
  • concluir dos acuerdos: uno sobre comercio, otro sobre inversiones,
  • garantizar el derecho a regular, de manera que los gobiernos puedan alcanzar sus legítimos objetivos políticos
  • asegurar que no se obligará a acometer privatizaciones
  • sustituir el mecanismo de resolución de disputas entre inversores y estados con un sistema público de tribunales de inversiones con un mecanismo de recurso, reglas estrictas sobre conflicto de intereses y un código de conducta.

El pleno aprobó las recomendaciones con 488 votos a favor, 67 en contra y 83 abstenciones.

Declaración de la ponente

“Chile es un socio fiable con valores compartidos y ahora es la ocasión de alcanzar un acuerdo justo que nos beneficie a todos. Queremos cláusulas vinculantes sobre desarrollo sostenible, posibilidad de sanciones para proteger a los trabajadores y el medio ambiente, un capítulo pionero sobre género y otro sobre pymes. Reclamamos compromisos en materia de gobernanza fiscal y contra la corrupción, así como un pacto sobre inversiones para acabar con los 17 acuerdos de arbitraje vigentes”, señaló Inmaculada Rodríguez-Piñero Fernández (S&D,ES).

Comercio de productos orgánicos, adhesión de Croacia

En otras dos votaciones, el pleno respaldó la adhesión de Croacia al Acuerdo de Asociación bilateral y aprobó un nuevo acuerdo con Chile que regulará el comercio de productos orgánicos. Chile reconocerá los productos orgánicos de la UE como productos vegetales sin transformar, animales vivos o productos animales sin transformar (incluida la miel), productos de la acuicultura y algas, productos agrícolas procesados para su uso como alimentos (incluido el vino), productos agrícolas procesados para su uso como alimento para animales, material de reproducción vegetativa y semillas para cultivo.

Datos

La UE es el tercer socio comercial de Chile y su primer inversor extranjero. En 2015, las importaciones desde Chile a la UE estuvieron dominadas por el cobre, los bienes manufacturados, alimentos y animales vivos. La UE exporta a Chile principalmente maquinaria y productos de transporte, seguido de químicos y bienes manufacturados. El pilar comercial del Acuerdo bilateral entró en vigor en febrero de 2003 y ha provocado un incremento significativo de los intercambios. El comercio de bienes ha pasado de 7.700 millones de euros en 2003 a 16.600 millones en 2015.