Compartir esta página: 

Esta tarde, el presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, ha abierto con su discurso el Consejo Europeo en Bruselas.

Esta es la primera vez que Sassoli asiste al Consejo en su papel de Presidente del Parlamento Europeo.


Los extractos clave del discurso están a continuación. El texto completo está disponible aquí.


FUTURO DE EUROPA


El Parlamento es la base de la legitimidad del sistema democrático europeo. Las y los ciudadanos europeos han dado señales claras de una nueva Europa, más cercana a sus necesidades, más ecológica, más estricta en la defensa del Estado de derecho, más atenta a los derechos sociales y más eficiente y transparente en el proceso de toma de decisiones.


El arranque de esta legislatura ha sido complicado. La voluntad del Consejo Europeo de no tener en cuenta al "Spitzenkandidaten", si bien legítimo según los Tratados, ha significado, para el Parlamento Europeo, una herida de la que deberá curarse.


Por esta razón, hemos hecho un fuerte llamamiento para la creación de una Conferencia sobre los instrumentos de la democracia en Europa.


En este momento, el proceso de las audiciones está todavía abierto y, por lo tanto, la votación de la nueva Comisión Von der Leyen está previsto para noviembre. El retraso de un mes en esta votación responde a razones que, en ningún caso, son atribuibles al Parlamento, que ha desempeñado sus funciones con gran atención en el pleno respeto de las competencias que le atribuyen los Tratados, y así continuará haciéndolo.


MARCO FINANCIERO PLURIANUAL (MFP)


La posición del Parlamento Europeo está lista y se basa en un presupuesto ambicioso, correspondiente al 1.3% del Producto Interior Bruto (PIB) de los Estados y sobre el supuesto de que la decisión sobre ingresos y gastos forme parte de un "paquete único".


Respecto a los ingresos, es necesario introducir nuevos recursos propios que respondan mejor a las principales prioridades políticas de la UE e incentiven el progreso. En lo que se refiere al gasto, el Parlamento considera que es esencial impulsar los programas de mayor éxito, por ejemplo, en los ámbitos de la juventud, la investigación y la innovación, el medio ambiente y la transición climática, las infraestructuras, las PYME´s, la digitalización y los derechos. sociales, al tiempo que se mantiene el compromiso financiero en las políticas tradicionales de la UE, en particular la cohesión, la agricultura y la pesca.


También debemos responder a las dificultades económicas y al malestar de muchos ciudadanos y ciudadanas y, por esta razón, estamos convencidos de que es necesario fortalecer el modelo social europeo: salario mínimo europeo, seguro europeo de desempleo, medidas contra la pobreza infantil, garantía juvenil o un fondo de ayuda para las personas más necesitadas. Son medidas que deben ser financiadas adecuadamente.


Por estas razones, necesitamos crecer, en respeto a nuestros valores, con la creación de un nuevo mecanismo para proteger el presupuesto que penalice a aquellos que no respetan los principios del estado de derecho, sin que esto afecto a los beneficiarios finales de los pagos.


CAMBIO CLIMÁTICO


Pedimos a los Estados miembros, que aún no lo han hecho, que aumenten sus contribuciones al Fondo Verde para el Clima y que apoyen la formación de un Banco Europeo del Clima.


BREXIT


Expreso mi satisfacción por el logro de un acuerdo con el Reino Unido. El PE examinará muy cerca los términos y contenidos del acuerdo en las próximas horas para verificar su cumplimiento con los intereses de la Unión Europea y sus ciudadanos y ciudadanas..


AMPLIACIÓN


Apoyamos la necesidad de iniciar, cuanto antes, las negociaciones de adhesión con Macedonia del Norte y Albania. El juicio de la Comisión Europea es favorable y los ciudadanos de esos países no entenderían las referencias.


TURQUÍA


Desde hace varios días, la opinión pública europea mira con angustia y enojo lo que está sucediendo no lejos de nuestras fronteras. La población kurda en el noreste de Siria ha luchado valientemente contra los terroristas del estado islámico y ahora es objeto de un ataque por parte de un país miembro de la OTAN.


Condenamos firmemente y exigimos el cese inmediato de la acción militar de Turquía en el noreste de Siria, que constituye una grave violación del derecho internacional y compromete la estabilidad y la seguridad de toda la región, causando sufrimiento a una población ya afectada por la guerra y obstaculizando el acceso a asistencia humanitaria.


Aprobamos la decisión de coordinar medidas de embargo nacional sobre la futura venta de armas a Turquía, pero consideramos que es un primer paso insuficiente. Tenemos el deber de dar un mensaje claro y unánime, promoviendo un embargo común a nivel de la UE que concierne no solo a los suministros futuros de armas, sino también a los actuales.


La decisión de la UE de sancionar a Turquía por un evento grave como la perforación en alta mar en Chipre es positiva, pero es menos comprensible que no se haga lo mismo con respecto a la agresión militar en el noreste de Siria.


Debemos hacer todo lo que esté a nuestro alcance para detener este acto de guerra y lanzar una iniciativa discutida en la OTAN, para llevarla al Consejo de Seguridad de la ONU. La UE demostraría así que actúa por la paz, hablando con una sola voz, en foros multilaterales.


En tales circunstancias, el Parlamento Europeo, como ya se ha pronunciado en el pasado, reitera la solicitud de suspender las negociaciones de adhesión con Turquía.


Consideramos que es inaceptable y rechazamos firmemente cualquier intento de las autoridades turcas de establecer un vínculo entre su acción militar en el noreste de Siria y el destino de los refugiados sirios en territorio turco.


Tenemos que insistir a nuestros ciudadanos que la Unión Europea no financia a las autoridades turcas, sino que contribuye directamente a la asistencia y la mejora de las condiciones de vida de los refugiados a través de las actividades de las agencias de la ONU y las organizaciones humanitarias. Los seres humanos en dificultades nunca pueden ser utilizados como moneda de cambio para justificar violaciones inaceptables del derecho internacional.


MIGRACIÓN


La Unión Europea tiene el deber de garantizar la protección de las personas, que tenga derecho a ella, también mediante la creación de auténticos corredores humanitarios europeos. De carácter voluntario y contando con la ayuda de las agencias humanitarias competentes, estos corredores permitirían la llegada a Europa de aquellos que lo necesitan sin tener que poner sus vidas en manos de los traficantes de personas.