Compartir esta página: 

  • Al menos 300.000 personas desplazadas por la ofensiva turca 
  • Preocupación ante la posible reorganización del Estado Islámico 
  • Inaceptable que Erdogan trate de chantajear a la UE con los refugiados 
  • Debe establecerse una zona segura en el norte de Siria bajo control de la ONU  

Los eurodiputados condenaron el jueves la intervención militar unilateral turca en el noreste de Siria y pidieron a Turquía que retire todas sus tropas de territorio sirio.

En una resolución aprobada a mano alzada, , el pleno del Parlamento señaló que la intervención de Turquía constituye una grave violación del Derecho internacional que amenaza la estabilidad y la seguridad de la región en su conjunto.

Zona de seguridad dirigida por la ONU en el norte de Siria

Los eurodiputados destacan que la ofensiva turca ya ha provocado, además de un gran número de víctimas civiles y militares, el desplazamiento de al menos 300.000 personas, según cálculos de la ONU. La Cámara propone la creación de una zona de seguridad bajo control de la ONU en el norte de Siria.

La resolución rechaza con firmeza el plan de Turquía de establecer una "zona segura" a lo largo de la frontera en el noreste de Siria y muestran preocupación por el hecho de que el acuerdo Turquía-Estados Unidos para un alto el fuego temporal legitime la ocupación turca de esta área.

Riesgo de resurgimiento del Estado Islámico

El Parlamento expresa su solidaridad con el pueblo kurdo y subraya la importante contribución de las fuerzas kurdas, en particular las formadas por mujeres, en la lucha contra ISIS. Las noticias de que cientos de prisioneros del Estado Islámico están escapando de los campos del norte de Siria en medio de la ofensiva turca inquieta a los eurodiputados, pues aumenta el riesgo de un resurgimiento del grupo terrorista.

Chantaje del presidente turco

El PE considera inaceptable que el presidente turco, Recep Tayyip Erdoğan, utilice a los refugiados como arma y para chantajear a la UE. Insta al Consejo a imponer sanciones específicas y prohibiciones de visado para los funcionarios turcos responsables de violaciones de los derechos humanos, así como a considerar la adopción de medidas económicas específicas contra Turquía. Los diputados también plantean la posibilidad de suspender las ventajas comerciales para los productos agrícolas turcos y, como último recurso, la suspensión de la Unión Aduanera UE-Turquía.