Compartir esta página: 

El Parlamento criticó el jueves la tortura y los malos tratos denunciados por el disidente cubano José Daniel Ferrer y pidió su inmediata liberación.

En una resolución aprobada con 382 votos a favor, 243 en contra y 42 abstenciones, la Cámara condena la detención arbitraria de Ferrer, reclama su puesta en libertad y solicita que se le permita acceder a un abogado, ponerse en contacto con su familia y recibir información sobre los motivos en que se basa su detención.

Ferrer, líder del grupo opositor Unión Patriótica de Cuba, fue detenido el 1 de octubre. El 2 de noviembre de 2019 envió una carta clandestinamente en la que afirmaba haber sufrido torturas y malos tratos y que se le había negado la atención médica. Según su esposa, el preso se encuentra en huelga de hambre.

El PE insiste a las autoridades cubanas que tienen el deber de evitar la tortura y los malos tratos, así como de garantizar una investigación rápida e imparcial. Los eurodiputados también piden a La Habana que faciliten atención médica a Ferrer, así como alimentos en buenas condiciones de higiene.

El PE muestra preocupación por la situación general de los derechos humanos en Cuba, incluida la continua persecución, acoso y ataques contra disidentes pacíficos, periodistas independientes, defensores de los derechos humanos y la oposición política y pide que cesen de inmediato esas acciones y se ponga en libertad a todos los presos políticos y a las personas detenidas de manera arbitraria.

Los eurodiputados recuerdan que el Acuerdo de Diálogo Político y de Cooperación entre la Unión y Cuba prevé su suspensión en caso de vulneraciones de los derechos humanos e instan a la UE a vigilar atentamente el respeto de los derechos humanos y las libertades fundamentales en Cuba.