Cuba: el PE pide el fin de la represión y lamenta la vuelta de la cultura del miedo 

Notas de prensa 
Sesión plenaria 
 
 

Compartir esta página: 

  • Las autoridades deben atender las demandas democráticas e iniciar un diálogo nacional 
  • Denuncia de la persecución sistemática a los Premios Sájarov 
  • La UE debe activar la cláusula de derechos humanos del acuerdo UE-Cuba 

El pleno condenó el jueves «en los términos más enérgicos» la violencia y represión extrema en Cuba tras las protestas del 11 de julio y reclamó la liberación de todos los presos políticos.

En una resolución adoptada con 426 votos a favor, 146 en contra y 115 abstenciones, el Parlamento Europeo lamenta que las autoridades cubanas hayan aprovechado la oleada de arrestos a raíz de las citadas manifestaciones para «criminalizar las legítimas y pacíficas demandas de democracia por parte de la ciudadanía, recuperar el control, volver a instaurar una cultura del miedo en el seno de la población y silenciar a algunos de los miembros de la oposición de mayor carisma del país».

El pasado 11 de julio miles de cubanos salieron a la calle de más de cuarenta ciudades para protestar pacíficamente contra la escasez crónica de medicamentos y otros bienes esenciales, la mala gestión general de la pandemia de COVID-19 y las restricciones sistemáticas de los derechos humanos. Las manifestaciones más multitudinarias en el país desde 1994 vinieron seguidas de violencia policial, registros y detenciones, pero también de nuevos métodos represivos como la suspensión, la vigilancia, la censura y el control de los servicios de telecomunicaciones.

El Parlamento insta al Gobierno cubano a poner fin a la represión y liberar a todos los presos políticos, presos de conciencia y personas detenidas arbitrariamente, además de ofrecer las debidas garantías procesales. Las demandas de derechos civiles y políticos, y de libertad y democracia, deben recibir respuesta, según el PE, que apuesta por un diálogo nacional integrador para la modernización y democratización del país.

Persecución de los Premios Sájarov; desaparición de José Daniel Ferrer

Los eurodiputados destacan, en el marco de la persecución generalizada contra activistas, periodistas, opositores, profesores, estudiantes y artistas, la represión sistemática de los galardonados con el Premio Sájarov, y detallan las detenciones arbitrarias, redadas y asedios de sus hogares, agresiones y multas arbitrarias sufridas por las Damas de Blanco y Guillermo Fariñas.

También denuncian el caso de José Daniel Ferrer, líder de la Unión Patriótica de Cuba, detenido durante más de dos meses y ahora en paradero desconocido.

Suspensión del acuerdo de diálogo y cooperación

Los eurodiputados subrayan que estas últimas acciones represivas se suman a los «constantes y sistemáticos actos dirigidos contra los presos de conciencia, los defensores de los derechos humanos, los disidentes, los activistas de la oposición y de la sociedad civil, los artistas y los periodistas», todo lo cual supone una infracción del Acuerdo de Diálogo Político y de Cooperación UE-Cuba, firmado el 12 de diciembre de 2016 y aplicado provisionalmente desde el 1 de noviembre de 2017.

Recuerdan la posibilidad de suspender el citado acuerdo por cuestiones relativas a los derechos humanos y piden que la UE active el artículo 85 (3b) para convocar con carácter inmediato una reunión del Comité Conjunto.

La resolución también anima al Consejo a hacer uso de la nueva legislación europea sobre medidas restrictivas contra abusos de los derechos humanos y adoptar sanciones «lo antes posible» contra los responsables de violaciones de los derechos humanos en Cuba.

Los eurodiputados lamentan, por último, que las autoridades cubanas sigan sin permitir la entrada en el país de las delegaciones del Parlamento Europeo.