Una nueva estrategia europea para unos alimentos más saludables y sostenibles 

Notas de prensa 
Sesión plenaria 
 
 

Compartir esta página: 

  • Es preciso fijar objetivos vinculantes para reducir el uso de plaguicidas 
  • Los estándares de bienestar animal necesitan revisión 
  • Más tierras para la agricultura ecológica 
  • Agricultores y ganaderos deben recibir una compensación justa por la producción de alimentos sostenibles 
La Eurocámara insiste en la necesidad de reducir la huella medioambiental de la agricultura y la ganadería.© AdobeStock/Julia  

El PE presentó sus planes para producir alimentos más sanos, garantizar la seguridad alimentaria y unos ingresos justos a agricultores y ganaderos y reducir la huella ambiental del sector.

La Estrategia «De la Granja a la Mesa» es bien recibida por los eurodiputados, que recalcan la importancia de producir unos alimentos sostenibles, saludables y respetuosos con los animales para alcanzar los objetivos del Pacto Verde Europeo, en particular en lo referente a clima, biodiversidad, contaminación cero y salud pública.

La Cámara subraya la necesidad de mejorar la sostenibilidad en todas y cada una de las fases de la cadena de suministro alimentario y reiteran que todos —del agricultor y el ganadero al consumidor— jugamos un papel. Para que los productores puedan llevarse una parte justa de los beneficios obtenidos con alimentos producidos de forma sostenible, los eurodiputados piden a la Comisión que redoble sus esfuerzos —adaptando si hace falta las normas sobre competencia— para fortalecer la posición de estos en la cadena de suministro.

Otras recomendaciones del Parlamento:

Alimentos más saludables

— Formular unas recomendaciones, científicamente avaladas, de la UE sobre nutrición.

— Atajar el consumo excesivo de carne y de alimentos ultraprocesados con alto contenido en sal, azúcar y grasas, fijando incluso unos niveles máximos de ingesta.

Plaguicidas y protección de los polinizadores

— Mejorar el proceso de aprobación de los plaguicidas y controlar mejor su utilización, para proteger a los polinizadores y la biodiversidad.

— Fijar unos objetivos vinculantes de reducción del uso de plaguicidas. Los Estados miembros deberán aplicar estos objetivos a través de sus planes estratégicos de la PAC.

Emisiones de gases de efecto invernadero

El paquete de propuestas «Objetivo 55» para 2030 deberá regular y establecer unos objetivos ambiciosos para las emisiones procedentes del sector agropecuario y del uso que este hace de la tierra, incluidos unos criterios estrictos para las energías renovables que funcionan con biomasa.

— Deberán restaurarse y mejorarse los sumideros naturales de carbono.

Bienestar animal

— Para avanzar en la armonización paneuropea, hacen falta indicadores comunes sobre bienestar animal, con el suficiente respaldo científico.

— Es necesario revisar la legislación europea vigente y decidir si hacen falta cambios.

— Fin gradual del uso de jaulas en la ganadería de la UE.

— Los productos de origen animal procedentes de fuera de la Unión solo podrán acceder al mercado comunitario si cumplen unas normas asimilables a las europeas.

Agricultura ecológica

— En 2030 deberá haberse ampliado la superficie dedicada a cultivos ecológicos.

— Son necesarias iniciativas —de promoción, de contratación pública y tributarias— para estimular la demanda.

La resolución se aprobó por 452  a favor, 170 en contra y 76 abstenciones. La votación tuvo lugar el martes y los resultados se anunciaron el miércoles.

Declaraciones

Tras la votación, Herbert Dorfmann (PPE, Italia), ponente de la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural, señaló: «La responsabilidad de logar que la agricultura sea más sostenible ha de ser compartida: por los agricultores y ganaderos, pero también por los consumidores. Nuestros agricultores y ganaderos hacen ya una gran labor; si les pedimos que reduzcan aún más el uso de plaguicidas, fertilizantes y antibióticos, tendremos que apoyarlos, o la producción acabará por desplazarse fuera de la Unión. Garantizar la disponibilidad de alimentos a precios razonables debe seguir siendo una prioridad».

Anja Hazekamp (La Izquierda, Países Bajos), ponente de la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria, agregó: «Las actuales políticas europeas están impulsando unos modelos agrícolas perjudiciales para el medio ambiente, y allanando el camino a las importaciones de productos no sostenibles. Proponemos unas medidas concretas para que nuestro sistema alimentario vuelva a respetar los límites del planeta: estimulando la producción local de alimentos y alejándonos de la ganadería intensiva y de los monocultivos agrícolas con elevado uso de plaguicidas. Un sistema alimentario sostenible es, además, esencial para el futuro de los agricultores y los ganaderos».