El PE avanza para dotar a la UE de nuevos ingresos y pide respaldo a los Estados 

Notas de prensa 
 
 

Compartir esta página: 

  • Nuevos ingresos procedentes del comercio de derechos de emisión, del mecanismo de ajuste en frontera por carbono y de los beneficios empresariales 
  • Fondos esenciales para devolver los préstamos del fondo de recuperación NextGenerationEU 
  • El nuevo modelo de ingresos se acordó en una hoja de ruta jurídicamente vinculante en 2020 

El jueves, el Parlamento allanó el camino para introducir la próxima generación de «recursos propios», fuentes de ingresos para el presupuesto de la UE.

Con 399 votos a favor, 138 en contra y 61 abstenciones, el Parlamento ha dado un paso importante para la aplicación de una enmienda a la ley que rige los ingresos de la UE, la denominada «Decisión sobre recursos propios». Esta enmienda, una vez adoptada por el Consejo y ratificada por todos los Estados miembros, introducirá tres nuevas fuentes de ingresos: procedentes del comercio de derechos de emisión (RCDE); generados por el mecanismo de ajuste en frontera por carbono de la UE propuesto (CBAM, por sus siglas en inglés); y un recurso propio estadístico temporal basado en los beneficios corporativos.

Pago de la deuda del plan de recuperación

Los ingresos procedentes de los nuevos «recursos propios» serán esenciales para reembolsar la deuda en el marco del plan de recuperación de la UE, especialmente porque el aumento de los tipos de interés tiene un fuerte impacto en el presupuesto de la UE. Con los nuevos ingresos, el presupuesto de la UE podría financiarse de manera fiable a largo plazo y también financiar nuevas prioridades, evitando al mismo tiempo tener que reducir los programas y políticas existentes de la UE, afirman los eurodiputados.

Evitar reembolsos demasiado altos para algunos Estados miembros

En un contexto de elevada inflación, las reducciones que reciben algunos países (Dinamarca, Alemania, Países Bajos, Austria y Suecia) en forma de cantidades a tanto alzado han aumentado de forma inesperada y desproporcionada. Por lo tanto, los eurodiputados quieren ajustar estas cantidades anualmente al igual que el presupuesto de la UE, es decir, sobre la base de un deflactor fijo del 2 % anual.

Declaraciones de los ponentes

José Manuel Fernandes (PPE, Portugal), señaló: «Necesitamos nuevos recursos propios para responder eficazmente a futuras crisis y cumplir los compromisos de la UE con los ciudadanos europeos, todo ello sin cargar con la deuda a las generaciones futuras. Sin estos, los programas de la UE están programados para hacer frente a recortes superiores a 15 000 millones de euros anuales. Para evitarlo, nos quedan dos opciones: bien aumentar las contribuciones de los Estados miembros al presupuesto de la UE, lo que supone una carga para los ciudadanos, o bien aprobar nuevos recursos propios. Este último es el camino preferido, y el Consejo debe abordarlo con la máxima urgencia».

Valérie Hayer (RENEW, Francia), dijo: «El tiempo se acaba y el Consejo debe darse prisa. Pido un acuerdo sobre este paquete lo antes posible. Europa no puede confiar en la Presidencia del Consejo de Orbán en 2024 cuando se trata de justicia social; ¡Simplemente no sucederá!».

Próximos pasos

Ahora que el Parlamento ha dado su visto bueno a este dictamen en el marco del procedimiento de consulta, el Consejo de la UE debe aprobar las propuestas por unanimidad. A continuación, los Estados miembros deben ratificar cualquier nueva Decisión sobre recursos propios.

Contexto

En 2020, junto con el actual presupuesto a largo plazo de la UE (marco financiero plurianual 2021-2027), las instituciones de la UE acordaron una hoja de ruta jurídicamente vinculante que introduce nuevas fuentes de ingresos de la UE. Sobre esta base, el recurso propio basado en el plástico, introducido en 2021, fue la primera nueva fuente de ingresos de la UE desde 1988. A finales de 2021, la Comisión propuso otros tres recursos propios, actualizados en junio de 2023, pero que los países de la UE aún no han adoptado. Los eurodiputados instaron a los Estados miembros a adoptar las nuevas fuentes de ingresos de la UE antes de las elecciones de la UE en 2024.

Petición ciudadana

Con su posición adoptada hoy, el Parlamento responde a las demandas de los ciudadanos presentadas en las conclusiones de la Conferencia del Futuro de Europa, en particular en la propuesta 16 sobre políticas fiscal y presupuestaria (apartado 5).