Índice 
Debates
Jueves 13 de diciembre de 2007 - Estrasburgo Edición DO
1. Apertura de la sesión
 2. Curso dado a las resoluciones del Parlamento: véase el Acta
 3. Décimo aniversario de la Convención de Ottawa sobre las minas antipersonas (propuestas de resolución presentadas): véase el Acta
 4. Textiles (debate)
 5. Relaciones económicas y comerciales con Corea (debate)
 6. Turno de votaciones
  6.1. Ejercicio 2008, modificado por el Consejo (votación)
  6.2. Proyecto de presupuesto general 2008, modificado por el Consejo (todas las secciones) (votación)
  6.3. Acuerdo de Estabilización y Asociación CE/ Montenegro (votación)
  6.4. Cooperación entre la Agencia de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea y el Consejo de Europa (votación)
  6.5. Fecha de introducción de la identificación electrónica de ovinos y caprinos (votación)
  6.6. Competencia y cooperación en materia de obligaciones de alimentos (votación)
  6.7. Décimo aniversario de la Convención de Ottawa sobre las minas antipersonas (votación)
  6.8. Cumbre UE/China - Diálogo UE/China sobre derechos humanos (votación)
  6.9. Lucha contra el aumento del extremismo en Europa (votación)
  6.10. Montenegro (votación)
  6.11. Contaminación causada por la marea negra en los mares Negro y de Azov como consecuencia del naufragio de varios barcos (votación)
  6.12. Sistemas de garantía de depósitos (votación)
  6.13. Gestión de activos II (votación)
  6.14. Textiles (votación)
  6.15. Relaciones económicas y comerciales con Corea (votación)
 7. Calendario de los periodos parciales de sesiones: véase el Acta
 8. Explicaciones de voto
 9. Correcciones e intenciones de voto: véase el Acta
 10. Aprobación del Acta: véase el Acta
 11. Debates sobre casos de violaciones de los derechos humanos, de la democracia y del Estado de Derecho (debate)
  11.1. Chad oriental
  11.2. Derechos de las mujeres en Arabia Saudí
  11.3. Justicia para las "mujeres de solaz"
 12. Turno de votaciones
  12.1. Chad oriental (votación)
  12.2. Derechos de las mujeres en Arabia Saudí (votación)
  12.3. Justicia para las "mujeres de solaz" (votación)
 13. Correcciones e intenciones de voto: véase el Acta
 14. Composición de las comisiones y delegaciones : véase el Acta
 15. Decisiones relativas a determinados documentos : véase el Acta
 16. Transferencias de créditos: véase el Acta
 17. Declaraciones por escrito inscritas en el registro (artículo 116 del Reglamento): véase el Acta
 18. Transmisión de textos adoptados durante la presente sesión: véase el Acta
 19. Calendario de las próximas sesiones: véase el Acta
 20. Interrupción de la sesión


  

PRESIDE: Luigi Cocilovo
Vicepresidente

 
1. Apertura de la sesión
  

(Se abre la sesión a las 9.00 horas)

 
  
MPphoto
 
 

  Richard Corbett (PSE ). - Señor Presidente, tomo la palabra para plantear una cuestión de orden en relación con la posible aplicación del artículo 147 del Reglamento tras los lamentables acontecimientos de ayer marcados por el comportamiento de algunos diputados que, sinceramente, cabría calificar de vandálico. Así pues, desearía instar al Presidente y a la Conferencia de Presidentes a estudiar esta cuestión de orden —en el plazo de tiempo que estimen oportuno y actuando de manera conveniente—, puesto que, sin lugar a dudas, estamos ante un caso en el que, cuanto menos, debería contemplarse la posibilidad de imponer las sanciones previstas en el mencionado artículo del Reglamento.

El pasado año revisamos este artículo a fin de establecer una distinción clara entre las protestas mesuradas, que se hacen notar sin interrumpir la reunión, y los comportamientos de esta clase, que interrumpen realmente la reunión parlamentaria. Ayer, las personas que intervinieron, incluido nuestro invitado, el Primer Ministro de Portugal, fueron abucheados de tal modo que apenas se les podía oír. Ésta no es manera de comportarse en un Parlamento plural y democrático que avanza sobre la base de un debate correcto y no a base de gritos.

Por tanto, pido al Presidente que analice esta cuestión y que anuncie, quizás en la sesión de enero, las sanciones que se propone imponer: al menos la amonestación prevista, pero quizás incluso alguna de las sanciones más enérgicas que contempla el Reglamento.

 
  
MPphoto
 
 

  Presidente. − Señor Corbett, sin entrar en juicios personales, dado que en cierto modo estoy de acuerdo con su modo de parecer, le comunico que el problema se transmitirá a la Mesa con arreglo a lo dispuesto en el artículo 147 del Reglamento, y estoy seguro de que el Presidente procederá de conformidad con el mismo.

 
  
MPphoto
 
 

  Joseph Daul (PPE-DE ). - (FR) Señor Presidente, a este respecto, suscribo plenamente lo que ha dicho Richard Corbett. Sólo quisiera añadir que, esa mañana, yo estaba en la sesión y pude escuchar las disculpas del presidente de grupo, señor Bonde, por lo que pasó ayer con los ujieres.

Es inaceptable que se ataque, con palabras o frases, no diré demasiado fuertes, sino francamente repugnantes –permítanme el término, pero utilizo el mismo lenguaje–, al personal de este Parlamento, que sólo cumplió con su deber como le pedían el Presidente y la Presidencia.

Veo que no hay excusas oficiales, por tanto, tendremos que adoptar las medidas que se imponen para defender al personal del Parlamento. Por esta razón, estoy aquí esta mañana.

 
  
MPphoto
 
 

  Presidente. − Gracias, señor Daul. Para finalizar con las peticiones de turno de palabra sobre este punto, que se trata de una cuestión de procedimiento, cedo la palabra al señor Beazley.

 
  
MPphoto
 
 

  Christopher Beazley (PPE-DE ). - Señor Presidente, seré muy breve. Sólo quiero expresar mi total acuerdo con el señor Corbett y con el presidente de mi grupo, el señor Daul. Lo que sucedió ayer fue totalmente imperdonable. No obstante, me atrevo a sugerir a la Conferencia de Presidentes que recuerde el consejo —probablemente sensato— del señor Cohn-Bendit en el sentido de no dar a esta gente la notoriedad que persiguen con su comportamiento absolutamente inaceptable.

Me preguntaba si los servicios del Parlamento podrían investigar la posibilidad de habilitar instalaciones adicionales en la guardería del Parlamento, que se puedan destinar a quienes sufren de lo que cabría describir como síndrome de «faragia ofensiva» —cuyos síntomas son sentirse extremistas y extravagantes y en cuya forma extrema puede llegar a ser contagioso—. Para aquéllos que se sientan obligados a asistir a esta guardería —y propongo al señor Farage como su cuidador—, la única terapia conocida consiste en desfilar de un lado a otro blandiendo pancartas con palabras sueltas y gritarse unos a otros a voz en cuello. Cuando se les pase la fiebre, pueden descansar y sumarse de nuevo a los adultos. Deseo, por tanto, una feliz Navidad a los que ayer enarbolaron estas pancartas absurdas y a los que se comportaron de forma tan penosa; si durante las fiestas tienen tiempo de reflexionar sobre su conducta, hasta podrían pensar en lo que les gustaría hacer de mayores.

 
  
MPphoto
 
 

  Presidente. − También tomamos nota de su sugerencia, aunque personalmente me resulta difícil imaginar a sus Señorías en una guardería infantil a la vista de las tendencias violentas demostradas por alguno de ellos y que podrían hacernos presenciar una «masacre de inocentes». Por consiguiente, procederemos exactamente con arreglo a lo dispuesto en el artículo 147 del Reglamento y, sin lugar a dudas, seremos consecuentes con el mismo.

 

2. Curso dado a las resoluciones del Parlamento: véase el Acta

3. Décimo aniversario de la Convención de Ottawa sobre las minas antipersonas (propuestas de resolución presentadas): véase el Acta

4. Textiles (debate)
MPphoto
 
 

  Presidente. − El siguiente punto es el debate sobre:

– la pregunta oral a la Comisión sobre la expiración del denominado «Memorándum de Entendimiento» entre la UE y China en relación con determinados productos textiles y de confección, formulada por Pedro Guerreiro, Jacky Hénin, Roberto Musacchio, Marco Rizzo, Ilda Figueiredo y Helmuth Markov, en nombre del Grupo GUE/NGL (O-0077/2007  - B6-0388/2007 );

– la pregunta oral a la Comisión sobre la industria textil, formulada por Gianluca Susta, Ignasi Guardans Cambó y Johan Van Hecke, en nombre del Grupo ALDE, Robert Sturdy, Tokia Saïfi, Georgios Papastamkos y Vasco Graça Moura, en nombre del Grupo del PPE-DE, Erika Mann, Glyn Ford, Kader Arif y Elisa Ferreira, en nombre del Grupo del PSE, Cristiana Muscardini y Eugenijus Maldeikis, en nombre del Grupo UEN, Caroline Lucas y Alain Lipietz, en nombre del Grupo Verts/ALE (O-0074/2007  - B6-0383/2007 ).

 
  
MPphoto
 
 

  Patrizia Toia (ALDE ), suplente del autor . (IT) Señor Presidente, señoras y señores, hoy intervengo también en nombre de mi colega Gianluca Susta, el primer firmante de la pregunta, que se encuentra ausente debido a unos compromisos importantes que le han surgido en Italia. Una vez más, el Parlamento desea abordar la compleja situación de la industria textil y pedir a la Comisión que intervenga de manera más decisiva y adecuada.

El sector emplea a millones de trabajadores en Europa y representa un importante volumen de negocio en numerosos países, lo que convierte a Europa en la segunda mayor exportadora del mundo; se trata, por tanto, de un sector que representa una parte muy importante de las exportaciones europeas. Desde mi punto de vista, considerarlo un sector maduro constituye un error, porque en muchos casos aún hay margen para la modernización mediante la innovación tecnológica y la investigación en materiales nuevos, además de que existe un estrecho vínculo con la moda, el estilismo y otros ámbitos en el que numerosos países europeos poseen una gran experiencia reconocida en el mundo entero.

Naturalmente, para ello se requiere un apoyo sustancial al sector mediante políticas industriales que lo sitúen en posición de poder hacer realmente frente a la competencia mundial. Estas propuestas coinciden con las del Grupo de alto nivel creado a tal efecto y, por tanto, deseamos simplemente preguntar a la Comisión qué medidas de seguimiento y aplicación ha adoptado. En un futuro inmediato, el problema realmente urgente son las medidas que cabe adoptar para la fatídica fecha del 1 de enero de 2008.

Me referiré solamente a tres problemas. En primer lugar, a la necesidad de realizar controles verdaderamente exhaustivos: ¿cómo prevé la Comisión aplicar el sistema de vigilancia para garantizar que existen unas salvaguardias efectivas, y cómo hará frente al riesgo de movimientos indirectos y, por tanto, al problema del doble control de licencias? Y es que el problema básico de todos los instrumentos que parecen buenos sobre el papel reside en cómo llevarlos a la práctica. Por otra parte, también está la cuestión de cómo garantizar la autenticidad de los productos, es decir, la necesidad de seguir luchando contra la falsificación, la piratería y las prácticas comerciales desleales, un asunto en el que esperamos que el Consejo, que no se encuentra presente hoy aquí, adopte el Reglamento sobre la indicación «made in», que es verdaderamente necesario y que constituirá una auténtica medida de protección.

La protección del consumidor es otro de los problemas, también desde un punto de vista sanitario y de la seguridad. En este sentido, deberíamos aplicar a los productos importados las mismas normas sanitarias y de seguridad que las que se aplican a los productos fabricados dentro del mercado europeo.

Por último —y esto va dirigido directamente a la Comisión—, existe el problema de la voluntad de intervenir. Si a principios de 2008 vuelve a producirse un aumento desmedido de las importaciones, si vuelven a alcanzar un nivel extremadamente elevado, como ya sucedió en el pasado, pedimos que se demuestre una verdadera voluntad de emplear instrumentos nuevos y, en su caso, nuevas medidas y cláusulas de salvaguardia.

 
  
MPphoto
 
 

  Tokia Saïfi (PPE-DE ), autora . – Señor Presidente, señor Comisario, hace dos años, cuando se suprimieron las cuotas, el sector textil registró un auténtico big bang. Para poner remedio a esta crisis, preconizaba usted, señor Comisario, medidas transitorias pero paliativas, con la ambición de controlar y limitar las importaciones de determinados textiles chinos. Dentro de unos días, esos guardafuegos dejarán de existir y los intercambios comerciales textiles estarán sometidos al control de una mirada cruzada Unión Europea-China, que espero sea atenta y vigilante.

En efecto, nuestra preocupación, hoy, reside en cómo se va a aplicar este sistema de control conjunto. ¿Qué garantías nos aseguran que este doble control será adecuado y eficaz ? El sector textil ha sido globalista desde siempre, tanto en términos de producción como de consumo, pero ha pagado la consecuencias de una determinada globalización.

Ahora bien, esa globalización puede anticiparse y regularse. Para ello, hay que tener la voluntad política de crear un marco competitivo para la industria textil europea. Debemos avanzar hacia unas condiciones de acceso al mercado equitativas y recíprocas. Debemos seguir utilizando sin miedo los instrumentos de defensa comercial de que dispone la Unión Europea, ya que ser protector no significa ser proteccionista. Debemos hacer de la lucha contra la falsificación nuestra prioridad. La Europa de mañana no tendrá industria si no defendemos sus derechos de propiedad intelectual y sus conocimientos técnicos. La aplicación de las mismas reglas de juego por todos y para todos es el único modo de ofrecer a todas las partes un escenario ganador-ganador.

Por tanto, para 2008, deseo, señor Mandelson, que podamos proyectar juntos y en un ambiente más sereno un futuro prometedor para el sector «textiles».

 
  
MPphoto
 
 

  Kader Arif (PSE ), autor . – (FR) Señor Presidente, Señorías, a pocas semanas de que concluyan las negociaciones del Protocolo de acuerdo que establece restricciones a las importaciones de textiles chinos, es indispensable que el Parlamento Europeo adopte una posición fuerte sobre el futuro de su sector textil, cuyas estructuras y modos de organización se ven amenazados por una durísima competencia con China.

La resolución conjunta que proponemos hoy pide un compromiso claro por parte de la Comisión Europea y de los Estados miembros, y ello en varios puntos.

En primer lugar, para que las empresas y los trabajadores del sector, que deben afrontar el riesgo de una reestructuración importante, sean plenamente acompañados con medidas sociales adecuadas y con la concesión de fondos europeos para apoyar la modernización de las estructuras de producción.

Después, debemos ocuparnos de reforzar la competitividad del sector textil europeo en el marco más global de una política europea industrial fuerte y ambiciosa. Este objetivo no podrá alcanzarse mientras las palabras no se traduzcan en hechos y mientras no invirtamos de forma masiva en investigación y desarrollo.

Por otra parte, ante la competencia desleal de algunos de nuestros competidores, que basan sus ventajas comparativas en el dumping social o medioambiental, o incluso en ambos, Europa necesita unos instrumentos de defensa comercial eficaces. No se alcanzará una mayor eficacia con una reforma precipitada, que debilitaría los medios de protección de la Unión, sino mediante un uso más transparente y previsible de los instrumentos existentes.

Por último, Europa debe hacer de la asociación euromediterránea la base para una zona de producción integrada que aproveche la proximidad de los países mediterráneos para ser más competitiva en el mercado internacional del textil. En efecto, el desarrollo de los países mediterráneos con los que deseamos establecer una cooperación reforzada depende de nuestra capacidad para ofrecerles compromisos concretos en políticas y sectores de actividad de interés común.

 
  
MPphoto
 
 

  Cristiana Muscardini (UEN ) , autora . (IT) Señor Presidente, señor Comisario, señoras y señores, a tan sólo unos días de la fatídica fecha del 31 de diciembre del 2007, en la que se suprimirá el sistema de cuotas para los productos textiles procedentes de China, existe una preocupación creciente en la industria europea.

China se adhirió a la Organización Mundial del Comercio hace algún tiempo y, en consecuencia, se ha estado beneficiando de muchas ventajas, comenzando por la prohibición de reintroducir cuotas sobre sus exportaciones textiles. La aceptación de estas ventajas conlleva el cumplimiento de los requisitos definidos y ratificados por la Organización Mundial del Comercio. Sin embargo, no consideramos que haya sido así, y esto es algo que perjudica la competencia internacional, que aún dista mucho de ser justa y de aplicar un mismo rasero a todas las partes.

No me refiero a las ventajas comparativas sociales y medioambientales que lamentablemente siguen recayendo fuera de cualquier marco jurídico en las negociaciones comerciales multilaterales y que, algún día —muy pronto, espero—, deben incorporarse a un marco comercial que pueda calificarse realmente de justo. Hoy me estoy refiriendo a las normas que regulan la ardua lucha contra las falsificaciones, los requisitos en materia de seguridad aplicables a numerosos productos, desde los juguetes a los medicamentos, y el acceso de nuestras empresas a los mercados como China, que no es el único en el que siguen existiendo barreras arancelarias para los textiles y también para otros sectores y, sobre todo, barreras no arancelarias que dificultan sobremanera el acceso de la industria y las pequeñas y medianas empresas europeas del sector al mercado chino.

A la luz de este tipo de situaciones en el comercio internacional, no debemos tener miedo —siempre y cuando se cumplan determinadas condiciones jurídicas y económicas— a utilizar los instrumentos legítimos disponibles, que se han establecido mediante acuerdos internacionales multilaterales para proteger y salvaguardar la industria textil y, concretamente, para contrarrestar los posibles efectos negativos de la supresión de cuotas. Me refiero a la función y eficacia del Grupo de alto nivel para la supervisión del mercado textil, que tendrá como misión vigilar el funcionamiento del mercado en Europa mediante el sistema de doble control de licencias de importación y exportación. Se trata de un método para detectar los movimientos comerciales indirectos y obtener información sobre los flujos de importaciones.

Debemos tener el coraje y la fuerza suficientes para aplicar la cláusula de protección con arreglo a la normativa de la OMC y para reintroducir las cuotas, al menos de manera temporal, en caso de que nuestra industria se vea gravemente perjudicada a consecuencia de unos niveles anormales de importaciones. Me refiero a utilizar de manera continuada instrumentos de protección comercial, como medidas antidumping y antisubvención y, de un modo más general, a disponer en todo momento de métodos comparativo entre China y la Unión Europea.

A nuestra industria textil no le asusta la competencia, pero debe encontrarse en posición de poder hacerle frente. Así pues, debemos actuar en dos frentes distintos. Por un lado es importante promover un proceso de modernización y reestructuración que permita aumentar la competitividad del sector, e instaurar amortiguadores sociales que permitan hacer frente a una posible reacción en contra, y, por otro, necesitamos garantizar que el sector compite en igualdad de condiciones, con un mismo rasero.

Señor Presidente, señor Comisario, ésta es otra de las razones que nos llevan a invitar a la Comisión y al Consejo a que adopten un punto de partida más firme e incisivo por lo que respecta a la identificación de la procedencia de productos.

 
  
MPphoto
 
 

  Caroline Lucas (Verts/ALE ), autora . – Señor Presidente, quisiera destacar que los Verdes somos muy conscientes de que las consecuencias de un mercado de textiles y confección totalmente liberalizado para los productores de la UE sigue siendo una cuestión acuciante, especialmente para ciertas zonas de producción dentro de la UE en las que el sector está muy concentrado. Desde comienzos de 2005, se han perdido cientos de miles de puestos de trabajo, si bien no se han alcanzado las cifras de las predicciones más pesimistas.

Desde el primer momento, los Verdes hemos manifestado nuestra preocupación por las consecuencias de la competencia en los productores europeos. Creo que debemos hacer un seguimiento cuidadoso de la situación y estar preparados para aplicar restricciones a la importación si el año próximo su crecimiento supera la capacidad de adaptación de las industrias de confección de la UE, además de canalizar, como es natural, los recursos de investigación y desarrollo hacia este sector.

No obstante, debemos ser conscientes de que el problema es mucho peor para ciertos países pobres del sur, como Bangladesh y las Filipinas, a los que el Banco Mundial y otros donantes han inducido a realizar grandes inversiones en la exportación de productos de ropa y confección y que ahora se encuentran con unas oportunidades de exportación decrecientes, una carga de deuda continua, sin medios financieros para el ajuste del sector, y con la miseria, especialmente para millones de mujeres que trabajan casi por nada en turnos de noche para competir con la oferta más barata del mercado con otra aún más barata.

De hecho, es esta última perspectiva la que pone de relieve que, en determinados sectores —en los que demasiados productores fabrican demasiados productos—, se necesita algún tipo de herramienta de gestión para controlar el suministro, por el interés de la mayoría. Por eso insto a sus Señorías a apoyar la enmienda que los Verdes y los Socialistas han presentado conjuntamente y que dice así: «Solicitamos a la Comisión que evalúe la utilidad de las herramientas de gestión de la oferta para el sector de la confección, con el fin de equilibrar la competencia global e impedir un planteamiento del mínimo común denominador para las normas sociales y medioambientales».

Un mercado completamente liberalizado en los sectores que se caracterizan por su capacidad de sobreproducción genera miseria para la gran mayoría. A ese respecto, creo que debemos usar el ejemplo de la industria de la confección para reclamar una nueva reflexión acerca de la forma en que la política debiera regular los mercados en beneficio de todos. En esta evaluación de las herramientas de gestión de la oferta, se debería tomar en consideración la posibilidad de reintroducir algún tipo de cuotas.

Otra opción, mencionada en la resolución conjunta, que merece una evaluación más exhaustiva es la creación de una zona de producción euromediterránea del sector de ropa y confección. De hecho, esta opción no sólo apunta a la mejora de las oportunidades de desarrollo de los Estados del litoral meridional del Mediterráneo, sino que también da oportunidades a los productores de textiles y confección del sur de Europa que se beneficiarían de unos plazos más cortos de transporte a los mercados de la UE. Es uno de los buenos ejemplos de cómo una zona económica euromediterránea se podría gestionar con sensibilidad, sin arrastrar a toda la región mediterránea a una liberalización en toda regla mediante un acuerdo de libre comercio. Desde la perspectiva de mi Grupo, consideramos esta propuesta como una opción por derecho propio que se debería promover al margen del cuestionado proyecto de acuerdo de libre comercio Euromed 2010 que, según las evaluaciones de impacto sobre la sostenibilidad realizadas por la DG Comercio en la Comisión, tendría un buen número de consecuencias sociales y medioambientales muy negativas.

 
  
MPphoto
 
 

  Pedro Guerreiro (GUE/NGL ), autor.(PT) Nos complace que esté teniendo lugar este debate al que mi grupo parlamentario ha contribuido en gran medida. Y tenemos la esperanza de que contribuya a proteger los puestos de trabajo y las actividades del sector textil y de la confección, un sector estratégico para la Unión Europea, que ha gozado de escasa protección y al que se ha infravalorado.

Por lo que respecta a las preguntas a la Comisión, no tenemos nada a agregar; ya están formuladas. Por lo que respecta a la propuesta de Resolución común, cuya adopción por el Parlamento Europeo está prevista para hoy, nos gustaría señalar que, aunque contiene ciertos puntos que, a la práctica, deberían proteger y promover el sector textil y de la confección en la Unión Europea, tenemos nuestras reservas en relación con otros de ellos.

Para dar sólo tres ejemplos: el «Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización» no debería emplearse como un cojín temporal para amortiguar los inadmisibles costes sociales y económicos del cierre y la deslocalización de las empresas, con la destrucción de puestos de trabajo que eso conlleva. Es decir, deberíamos actuar sobre las causas y no sobre los efectos. Las políticas de liberalización actuales deberían reservarse, y se deberían destinar fondos a proteger eficazmente los puestos de trabajo, a modernizar el sector y también a promover la introducción de otras industrias, incluidas las vinculadas a los textiles y el sector de la confección, contribuyendo así a la diversificación industrial en aquellas regiones donde esta actividad se encuentre actualmente concentrada.

No tendría mucho sentido instar a la Unión Europea a que aliente a otros a revisar sus políticas monetarias si la UE no reevalúa primero de manera crítica la fuerte política del euro y sus efectos sobre las exportaciones de algunos países de la UE. Ni tampoco tendría sentido pedir instrumentos de defensa comercial en relación con China, mientras apoyamos simultáneamente la creación de un área euromediterránea de libre comercio.

No dispongo de tiempo suficiente para resumir todas nuestras propuestas sobre la industria textil y de la confección de la Unión Europea. En cualquier caso, se encuentran recogidas en nuestra propuesta de Resolución. Sin embargo, nos gustaría comentar algunas de las enmiendas presentadas a la Resolución común.

Éstas tienen por objeto compensar que no se haya hecho mención alguna a las graves consecuencias de la liberalización de la industria textil y de la confección a escala mundial, como el cierre y la deslocalización de numerosas empresas, en particular a África del Norte y Asia, lo que dejará a su paso desempleo y una grave crisis socioeconómica, además de dejar patente que el «sistema de vigilancia» de doble control no servirá de nada si no impide que se repita la situación de 2005, y que se necesitan nuevas medidas de protección que permitan proteger y promover el empleo y las empresas en el sector de de la confección en la UE. Las propuestas recalcan que algunos países han adoptado medidas de salvaguardia aplicables hasta finales de 2008 y que, por tanto, resulta difícil comprender por qué la UE no ha seguido su ejemplo.

Las propuestas también expresan cierta inquietud ante el propósito de la Comisión de revisar los instrumentos de defensa comercial de acuerdo con los intereses de las empresas que están trasladando su producción a los países en que, debido a su bajo nivel salarial y a las escasas normativas sociales y medioambientales, los costes de producción son inferiores. Una de las propuestas consiste en elaborar un programa comunitario para los textiles y el sector de la confección, especialmente para las regiones más desfavorecidas que dependen de ello y de las ayudas a las PYME. Son propuestas que se basan en que debe establecerse un marco normativo para penalizar las deslocalizaciones de empresas, supeditando las ayudas públicas a las empresas al cumplimiento de compromisos a largo plazo en términos de desarrollo regional y empleo y estableciendo el requisito de reembolsar dichas ayudas en caso de incumplimiento. Por último, son propuestas que piden que se refuerce el papel de los representantes de los trabajadores en los consejos de administración de las empresas y en la toma de decisiones de gestión de carácter estructural. Son propuestas que esperamos que cuenten con el apoyo del Parlamento Europeo.

 
  
MPphoto
 
 

  Peter Mandelson, Miembro de la Comisión . − Señor Presidente, como saben los diputados de esta Cámara, en 2005 la UE y China convinieron un memorando de acuerdo que incluía una disposición transitoria para dos años y medio, diseñada para dar a los productores de textiles de la UE un poco más de oxígeno tras la liberalización del comercio global en textiles y confección.

La disposición establecía límites de crecimiento cada año para 10 productos textiles y de confección especialmente sensibles. Estos límites expiran el 31 de diciembre de 2007, aunque el memorando mantiene su vigencia hasta el final de 2008, y compromete al sector y a los gobiernos de ambas partes a trabajar por una transición estable hacia el libre comercio en los textiles.

Siempre he tenido la intención de hacer cumplir a China esta responsabilidad. La Comisión negoció con China para 2008 un sistema de vigilancia de doble control que cubrirá ocho categorías de productos textiles especialmente sensibles.

Esto se traduce en que China emitirá una licencia de exportación para todas las exportaciones y, paralelamente, las oficinas de concesión de licencias de la UE en los Estados miembros emitirán una licencia de importación. Se trata de un sistema conocido, y los fabricantes, importadores y minoristas lo han acogido favorablemente. Su valor reside en el hecho de que nos permite supervisar las pautas de importación de textiles y, dado que las importaciones tienen que disponer de una licencia antes de salir de los muelles de China, nos permite ver por adelantado las probables tendencias.

Soy el primero en reconocer que la industria textil y de la confección está pasando por un largo período de cambios estructurales. Esto empezó mucho antes del desmantelamiento de las cuotas. Las empresas europeas de éxito no se están enfrentando a los grandes productores directamente, sino que invierten en tecnología y en calidad. Seguimos siendo —siempre merece la pena decirlo— el segundo mayor exportador textil del mundo. Tenemos más moda y más marcas de calidad que la suma del resto del mundo. Prueba de la confianza y la adaptabilidad de los productores textiles europeos es el hecho de que no hayan pedido una ampliación adicional de las cuotas. Sostienen que ahora su competitividad depende más de unas medidas eficaces respecto a las falsificaciones y al acceso al mercado chino.

Huelga decir que tengo la intención de poner tras estos dos problemas todo el peso de nuestra política de comercio. En cuanto al acceso al mercado, buscaremos nuevos accesos para los productos textiles en la Ronda de Doha y en todos nuestros nuevos ALC. También hemos constituido un grupo de trabajo específico para los textiles como parte de la estrategia renovada de acceso al mercado. Europa está preparada para aprovechar los enormes mercados nuevos de bienes de consumo en las economías emergentes, y no vamos a quedarnos de brazos cruzados esperando que estas tendencias vengan a nosotros.

Las falsificaciones son, si acaso, un problema aún mayor. Para la industria textil es absolutamente fundamental proteger las marcas y los derechos relativos al diseño, y planteo estas cuestiones a los chinos en todas las reuniones que mantengo con ellos.

Hemos realizado algunas colaboraciones útiles con el servicio de aduanas y los organizadores de ferias de muestras chinos, así como con la oficina de patentes china. Pero, en su conjunto, China sigue siendo un problema enorme para los titulares de los derechos de propiedad intelectual. Se despejan los mercados de productos falsificados un día y al día siguiente se vuelven a colar los comerciantes. Como ya he dicho otras veces, no hemos descartado la posibilidad de recurrir a la OMC si la situación no mejora. La señora Toia ha mencionado la propuesta «Fabricado en» («Made in») para ayudar a los textiles: hice esta propuesta, la presenté ante la Comisión y fue aprobada por la Comisión, pero me temo que no ha sido aprobada por la mayoría de los Estados miembros. Ante esto, no puedo seguir impulsando la propuesta ni hacer más que lo que ya he hecho.

El mes pasado, en la cumbre UE-China en Pekín, fui muy prudente al transmitir algunos mensajes sinceros, tan aplicables al sector textil como a cualquier otro. La relación comercial entre la UE y China ha sufrido una transformación en los dos últimos decenios. Ésta ha beneficiado mucho a ambas partes, pero se ha vuelto notablemente desequilibrada. Mientras que China domina nuestros mercados de importación, nuestras empresas sufren pérdidas en China debido a las falsificaciones y a las barreras que restringen el acceso al mercado, que se traducen en 55 millones de euros al día en oportunidades de negocio perdidas. El aumento vertiginoso de nuestro déficit comercial refleja ambas cosas.

Esto no viene motivado por una falta de competitividad por parte de los productores europeos. Tenemos un superávit en el comercio de mercancías con respecto al resto del mundo y, allí donde se nos permite competir libremente, no le tenemos miedo a nadie. Éste no es el caso de China. En lugar de darse allí unas condiciones equitativas, la situación está claramente inclinada en contra nuestra. Nos enfrentamos a restricciones al comercio y a la inversión, falsificaciones incontroladas y barreras legislativas prácticamente en todos los sectores. Seis años después de que China se hiciera miembro de la OMC, sus obligaciones ante dicha organización siguen, con excesiva frecuencia, sin cumplirse.

Para mí, los problemas de los textiles son representativos de los problemas más amplios a los que nos enfrentamos en China. Somos el mayor cliente de China en confección y textiles. Hemos respetado la ventaja comparativa de China en el aspecto de los costes de mano de obra y de producción. Nos estamos centrando en nuestras propias ventajas comparativas. Ascendemos en la cadena de valor en lo que producimos. Esperamos encontrar en el mercado chino la misma igualdad de oportunidades y el mismo trato justo que los productores chinos disfrutan en el nuestro.

En la reciente cumbre, el Primer Ministro chino, Wen Jiabao, pareció escuchar y comprender nuestra gran preocupación y ofreció crear con la UE un mecanismo estratégico de alto nivel que se centre en reequilibrar nuestro déficit comercial con China.

Acojo esto con satisfacción, con una salvedad obvia: lo que necesitamos no es otro diálogo ni otra hoja de ruta, sino medidas: sobre el terreno, en los mercados, en los tribunales, donde sirvan de algo a los exportadores europeos. Y medidas no sólo por parte del Ministerio de Comercio, sino en todos los ámbitos, por los organismos reguladores y ministerios que restringen el acceso al mercado y por las autoridades encargadas de aplicar la ley en todos los sectores de la economía china. La apertura a China de los propios mercados europeos no será sostenible políticamente si esto no sucede.

Hablo de los productos textiles y de confección, pero también de los sectores en los que Europa tiene intereses de exportación. La consecución práctica de un cambio real con el nuevo mecanismo de alto nivel para el déficit comercial, que yo y mi homólogo comercial tenemos el encargo de diseñar y poner en marcha, será la prueba definitiva de la sinceridad de China. Espero que su sinceridad esté a la altura de la nuestra en el deseo de resolver las cuestiones que tenemos por delante sin tener que recurrir a una confrontación innecesaria.

 
  
MPphoto
 
 

  Robert Sturdy, en nombre del Grupo del PPE-DE . – Señor Presidente, quisiera decirle al Comisario que, por una vez, me he quedado casi sin habla. ¡Enhorabuena! Creo que esto es exactamente lo que esta Cámara quería oír y desde luego espero que continúe con los puntos que ha planteado hoy en sus negociaciones con China. Es alentador, y me da la impresión de que posee un total dominio de la situación. Él no espera que yo diga esto, pero lo digo porque creo que ha hecho exactamente lo que había que hacer.

Sólo me gustaría decir una cosa, o dos o tres, muy brevemente. Ayer escuché en esta Cámara uno de los mejores discursos que jamás he oído pronunciar a un jefe de Estado: el del Rey de Jordania. Una de las cosas que mencionó fue la situación de Euromed, que tiene un interés concreto para el sector textil y, por supuesto, es muy importante para la estabilidad de toda la región euromediterránea. Quizá el Comisario pueda aportar sus comentarios sobre este asunto, ya que se acercan las negociaciones sobre el mismo. Creo que tiene especial importancia, sobre todo porque tenemos a Turquía en un lado y a Marruecos en el otro; todos se verían particularmente afectados por nuestras relaciones con China.

En segundo lugar, como persona que no cree en los instrumentos de defensa del comercio sino que es más partidario de un mercado libre, pero de un mercado libre y justo en el que exista igualdad en la competencia, me complace escuchar que está siguiendo estas pautas.

En tercer lugar, ¿qué pasará exactamente una vez que haya finalizado el doble control de la Comisión —creo que el Comisario ha hablado de finales de 2008— teniendo en cuenta que los Estados Unidos acaban de establecer unas condiciones muy estrictas a la importación? ¿Se traducirá esto en la llegada al mercado europeo de más productos de los que ya tenemos?

Por último, Comisario, permítame aprovechar esta oportunidad para desearle a usted, a Renate y al resto de su personal una muy feliz Navidad y un próspero Año Nuevo.

 
  
MPphoto
 
 

  Harald Ettl, en nombre del Grupo del PSE. – (DE) Señor Presidente, ¿qué le depara el año 2008 a la industria textil de la Unión Europea? Sin lugar a dudas nada bueno. China se ha convertido en el poder textil más agresivo del mundo y, sólo en 2006, compró entre un 50 y un 60 % de la maquinaria de alta tecnología textil disponible para la hilatura de anillos, y para tejer y texturizar. Y esta capacidad productiva se va a hacer notar pronto.

Los minoristas y fabricantes europeos han dejado de realizar encargos, puesto que esperan mejores ofertas de China. Y se van a producir de forma inminente nuevas quiebras. El enfoque comercial europeo nos traerá problemas aun mayores en otros sectores, no sólo en los textiles.

No cabe duda de que el volumen de productos ofertados aumentará. Sin embargo, la variedad de textiles disminuirá. Si sigue importándonos esta cuestión, entonces debemos flanquear la nueva reestructuración de la industria en la Unión Europea y establecer medidas que amortigüen sus efectos sociales. Sólo sobrevivirán los pocos productores que logren hacerse un hueco.

No obstante, estos acontecimientos también tienen otra dimensión. En China, las condiciones laborales y salariales de los trabajadores del sector textil, de la confección y del cuero son todavía pésimas. Los minoristas e inversores europeos están, además, presionando a la baja los precios de China. A todas las ventajas competitivas de China, cabe añadir que la supervivencia es cada vez más difícil debido al firme apoyo europeo a la industria textil europea restante. Cuando se hace dinero fácil siempre es a costa de los más pequeños.

Como sindicalista, espero que la economía del deporte que genera los Juegos Olímpicos de China ponga de manifiesto la situación de la mano de obra femenina en este país. Hoy en día, en las fábricas textiles de China mueren diariamente entre 350 y 400 personas. Y cada día hasta 100 trabajadores ven sus manos mutiladas. Nueve de cada diez fabricantes chinos infringen las normas laborales internacionales, e incluso las propias normas laborales de su país.

Sin embargo, nos está yendo bien en el sector minorista. Como sindicalista y Vicepresidente de la Federación Internacional de Trabajadores de la Industria Textil, de la Confección y del Cuero, me gustaría decirles que ya es demasiado tarde, pero que aún no es demasiado tarde para adoptar medidas sociales.

 
  
MPphoto
 
 

  Ignasi Guardans Cambó, en nombre del Grupo ALDE . – Señor Presidente, creo que las intervenciones que se están oyendo van todas en la misma línea. En pocos debates, recientemente, hemos oído a gente de distintos puntos de la Cámara representando sensibilidades políticas distintas y todos batiendo exactamente el mismo clavo, todos golpeando exactamente en la misma dirección.

Sostenemos la libertad de comercio, sin ninguna duda, y la sostenemos como un principio muy claro. Por tanto, no se trata de crear barreras: se trata de garantizar que las reglas del juego son las mismas para todos y asumir que la competencia desleal por parte de China, tanto por la vía de la imposición de restricciones al acceso al mercado como por la vía de violaciones gravísimas y permanentes y sistemáticas de la propiedad intelectual e industrial; o las faltas de control en la importación; o la cuestión de la diferencia de cambio —que obviamente no afecta sólo al textil sino a tantos otros ámbitos de nuestra relacion comercial—; u otras medidas por parte de China, ponen en una situación gravísima y muy delicada a una industria que sigue existiendo y que sigue defendiéndose por sobrevivir y que no pide protección, como ha dicho muy bien el Comisario Mandelson en su intervención —por la que por cierto le felicito—, no pide barreras; pide reglas de juego iguales para todos, pide poder jugar en igualdad de condiciones.

Efectivamente, la situación cambia del todo a partir de fin de año, y la Comisión no puede estar comprobando esto, observándolo como si fuera un fenómeno meteorológico, sino que tiene una gran cantidad de armas, de instrumentos a su disposición —empezando por el control en las importaciones— para garantizar que efectivamente las reglas del juego son iguales y la utilización de los mecanismos de defensa que tiene a su disposición.

 
  
MPphoto
 
 

  Ryszard Czarnecki , en nombre del Grupo UEN. – (PL) Señor Presidente, el Comisario Mandelson, como buen caballero británico, desea jugar al ajedrez; la única pega es que su contrincante, China, en realidad desea jugar a otro juego que se rige por unas reglas totalmente diferentes.

Obviamente, llegados a este punto podemos hablar de vigilancia y de controles sobre las importaciones procedentes de China, pero no debemos olvidarnos de que lo que conocemos como reexportaciones, esto es, cuando China envía determinados productos a, por ejemplo, los países africanos y posteriormente los recibimos como si se trataran de productos procedentes de estos países, cuando en realidad son productos producidos en las fábricas de China situadas en estos países, o incluso fabricados en China.

Me gustaría subrayar algo sobre lo que se está diciendo muy poco: la cuestión de la depreciación artificial de la moneda china. Obviamente esto facilita las exportaciones a Europa. Y supone una grave amenaza.

 
  
MPphoto
 
 

  Bastiaan Belder , en nombre del Grupo IND/DEM . (NL) Señor Presidente, en primer lugar me gustaría dar mi más sincero agradecimiento al Comisario Mandelson por sus claros argumentos, que de hecho ya pude leerlos detalladamente en la prensa europea.

Ésta es mi aportación: el futuro del sector textil europeo a la luz del ascenso económico de China constituye el punto principal de este debate. Una y otra vez, la Unión se revela incapaz de prever correctamente el desarrollo de China. La razón de ello es la incapacidad de la Unión para elaborar una política comercial exenta de ambigüedades. Y es que en la Unión Europea existe una división de opiniones, ya sea en relación con el tema de las cuotas para los productos textiles o de la reforma de las medidas de defensa comercial.

Ha llegado, por consiguiente, la hora de que los Estados miembros aprendan a ver más allá de sus propios intereses. Un primer paso en este sentido consiste en que una parte reconozca que la protección de su propia industria contra la piratería y las ayudas estatales ilegales no es proteccionista, y que se requiere un conjunto eficaz de instrumentos para garantizar dicha protección. Mientras que la otra parte debe darse cuenta de que el ascenso de China trae consecuencias.

La Unión no puede seguir permitiendo que la coja desprevenida, como sucedió en 2005 cuando expiró el Acuerdo Multifibras. Las industrias europeas deben buscar nichos de mercado con antelación. Porque, después de todo, a finales de 2008 ya no contaremos con la opción de reintroducir cuotas.

 
  
MPphoto
 
 

  Luca Romagnoli (NI ). - (IT) Señor Presidente, señoras y señores, con el Memorando de Entendimiento entre la UE y China a punto de expirar, creo que las preguntas planteadas expresan claramente la preocupación legítima de la industria y de las partes interesadas del sector con respecto a los efectos, pasados y presentes, de las importaciones —o más bien la invasión masiva— de productos chinos en los Estados miembros de la UE.

En varias ocasiones he destacado el hecho —y no he sido el único en hacerlo— que la verdadera competitividad de nuestros productos en el mercado interior, incluso más que en el mercado exterior, está garantizada no sólo o no tanto por un sistema de cuotas, sino principalmente por la defensa del sector de la competencia desleal. Tal competencia es injusta porque se basa en unos costes extremadamente reducidos y unas condiciones de producción ínfimas. El valor agregado de la producción china a ese coste es desproporcionado, debido a los factores productivos que todos conocemos y que son incompatibles con los de nuestro continente mucho más civilizado.

¿Cómo es posible llegar a imaginar que podemos competir con una producción cuyos costes son infinitamente inferiores, pero cuyo resultado es actualmente de una calidad prácticamente semejante a la de muchos de los productos europeos? Creo que sólo nos queda una opción, lo único que puede restablecer mínimamente lo que cabría llamar comercio justo y competencia sostenible: un sistema de vigilancia sobre las importaciones chinas que, en mi opinión, debería basarse en el control de que las condiciones de producción no difieren demasiado de las de nuestra industria. Quizás no podemos pretender que los costes salariales sean los mismos, pero podemos exigir que los productos se fabriquen sin emplear mano de obra infantil y sin unas condiciones laborales denigrantes o que rayen la esclavitud, sin causar daños masivos al medio ambiente, y sin el insuficiente control de la seguridad medioambiental, seguridad del consumidor y calidad certificada.

También debe aplicarse una política diferente a las industrias europeas que se trasladan fuera de la UE y entran en el juego de la competencia desleal con respecto a las industrias que siguen produciendo en la UE, quizás mediante medidas fiscales que contrarresten la ventaja de las empresas que se trasladan y lograr así un nuevo equilibrio.

Para finalizar, también deberían vigilarse más estrechamente las condiciones de distribución en Europa, en vista de lo que sin lugar a dudas está sucediendo por lo menos en Italia, donde lo que se trata en realidad de venta al por mayor se disfraza de distribución al por menor.

 
  
MPphoto
 
 

  Georgios Papastamkos (PPE-DE ). - (EL) Señor Presidente, en tanto que representantes de la Unión Europea se nos ha pedido —incluso ahora— que rediseñemos nuestra estrategia relativa al importante sector textil y de la confección.

Las líneas generales de la estrategia europea podrían resumirse de la siguiente manera: en primer lugar, es necesario garantizar un mayor acceso de los productores europeos a los mercados extranjeros, a través de la mayor convergencia a la baja posible a escala mundial de los derechos arancelarios y de la eliminación de las barreras aduaneras.

En segundo lugar, debe lograrse que se apliquen a las importaciones de manera efectiva las normas de procedencia.

En tercer lugar, se requiere un apoyo sustancial, mediante el Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización, a las pequeñas y medianas empresas afectadas por la liberalización. Además, creo que también sería útil poner en marcha un programa comunitario de apoyo al sector, especialmente en las regiones más desfavorecidas de la Unión.

En cuarto lugar, debe garantizarse que existe un mecanismo eficaz para combatir la piratería y la falsificación, dado más del 50 % de los casos registrados se dan en el sector textil y de la confección.

En quinto lugar, es necesario mantener y fortalecer los instrumentos de defensa comercial, que son totalmente esenciales para combatir las prácticas ilícitas que dañan la competencia.

En sexto lugar, debe garantizarse que los productos importados por la Unión Europea están sujetos a las mismas normas de seguridad y de protección del consumidor.

Con respecto a China, nos preocupa la aplicación del sistema de doble control en lugar de la ampliación del sistema de cuotas a diez categorías de productos. En cualquier caso, le pedimos a la Comisión —y a usted, Comisario Mandelson— que el sistema se aplique con rigurosidad y eficacia. Además, deseo recordarle que, en última instancia, la Unión Europea tiene derecho a activar determinadas salvaguardias.

Para concluir, señor Presidente, me gustaría señalar que la liberalización del sistema comercial mundial no implica tolerar la competencia desleal, las estrategias comerciales ilegales, ni tampoco la alteración del modelo económico y social.

 
  
MPphoto
 
 

  Joan Calabuig Rull (PSE ). - Señor Presidente, permítame felicitarle, señor Comisario, por su firmeza y por el acuerdo alcanzado el pasado mes de octubre con China en relación con el sistema de doble control de las exportaciones textiles a la Unión Europea.

Ante la supresión del sistema de cuotas que concluye este año, el compromiso servirá para garantizar —o debe servir, al menos— que la transición hacia un mercado libre a lo largo de 2008 se haga adecuadamente. Ello es esencial para las empresas manufactureras europeas, que ya han tenido que afrontar enormes desafíos como otros intervinientes han señalado. La industria y las autoridades tendrán que trabajar conjuntamente para seguir de cerca la evolución de los flujos comerciales con China y prevenir la repetición de la situación que se dio en el año 2005.

Lamentamos, sin embargo, que las categorías objeto del acuerdo de junio de 2005 sólo incluyan ocho de los diez productos que están sujetos a limitaciones hasta el 31 de diciembre de este año y, a este respecto, quisiera que me aclarara cuál va a ser la estrategia de la Comisión para el seguimiento de las dos categorías de productos que han quedado excluidas del sistema de doble control acordado, es decir, los tejidos de algodón y la ropa de mesa y cocina.

Pero, sin duda, además de este acuerdo, será necesario seguir actuando en otros frentes para garantizar que la industria europea pueda competir en condiciones de justicia y reciprocidad, por ejemplo, avanzando en la indicación de la marca de origen —aunque existan las dificultades que usted ha señalado— o promoviendo en la negociación de los acuerdos comerciales condiciones laborales, sociales y medioambientales.

Todas las instituciones y las empresas han de insistir en la I+D, utilizando las amplias posibilidades que nos da el Séptimo Programa Marco, y hemos de adelantarnos a los cambios y, a la vez, tener en cuenta los efectos de las reestructuraciones adoptando las medidas sociales necesarias para apoyar a los trabajadores.

Por último, querría saludar el acuerdo alcanzado con ocasión de la Décima Cumbre Unión Europea-China, que usted ha citado, y por el cual se creará un grupo de trabajo de alto nivel para abordar temas clave como el déficit comercial, las dificultades de acceso al mercado chino y los derechos de propiedad intelectual.

Éste es otro paso en la buena dirección para mejorar nuestras relaciones con China y promover un contexto ventajoso para ambas partes.

 
  
MPphoto
 
 

  Johan Van Hecke (ALDE ). - (NL) Señor Presidente, señoras y señores, ¿aún tiene futuro la industria textil europea? La respuesta recae en gran medida sobre la Comisión Europea. El pasado mes en Pekín, el Comisario Mandelson denunció la escasa seguridad de los productos chinos, el ingente flujo de productos falsificados y el dumping de los productos de exportación chinos. De manera bastante acertada, amenazó con presentar una queja a la OMC. Las importaciones diarias europeas de China ascienden a quinientos mil millones euro, y ocho de cada diez productos falsificados interceptados proceden de este país.

Sin embargo, el sector textil europeo, además de las falsificaciones, está sufriendo también la debilidad del dólar estadounidense. La debilidad de esta moneda no sólo hipoteca nuestras exportaciones, sino que además constituye una ventaja artificial para los países que siguen utilizando el dólar como divisa. Casualmente, estos países están situados principalmente en Asia y, no tan casualmente, China se está aferrando al dólar. Esto es algo inaceptable para el sector textil, que trabaja con grandes volúmenes y escasos márgenes de beneficio.

Nuestra industria no puede y no debe ser víctima de la fortaleza de la moneda europea. De ahí la necesidad de incrementar la utilización del euro en nuestras relaciones comerciales. Al fin y al cabo, creo que ésta fue una de las razones por la que cinco años atrás introdujimos nuestra moneda única.

 
  
MPphoto
 
 

  Vasco Graça Moura (PPE-DE ).(PT) La globalización dentro del área europea ha llevado a perder a las empresas productivas y a ganar a las empresas exportadoras de tecnología. Es algo que se refleja muy claramente en la cohesión interna. En el caso de la industria textil, el hecho de que el sector se componga básicamente de pequeñas y medianas empresas constituye una desventaja en el mercado que representa un 6 % del comercio total mundial y un volumen de facturación estimado en 566 mil millones de euros. Además, muchas regiones productoras están sufriendo las consecuencias de la reestructuración económica, lo que dificulta la sostenibilidad del sector.

La producción europea se ve obligada a competir con la de países que devalúan artificialmente su moneda, que no respetan las normas de protección medioambiental o sufragan los costes de dicha protección, que infringen con frecuencia los derechos de propiedad intelectual o, lo que es más grave, los derechos sociales y laborales, y que afrontan además unos costes salariales muy inferiores, dado que no aplican unas medidas de protección del trabajador tan estrictas como las de Europa. Es, por consiguiente, mucho más urgente garantizar que se respetan las normas de la OMC y que la Comisión puede controlar las importaciones, sin permitir que se corra un velo artificial sobre los excesos observados en la práctica en China por lo que respecta a las importaciones textiles, como ya sucedió en el pasado.

La Comisión debe adoptar todas las medidas necesarias para proteger los intereses de la Unión Europea, lo que incluye la imposición de cuotas sobre China en caso necesario, posiblemente hasta finales de 2008 y dentro del marco jurídico de la OMC, además de insistir sobre el total respeto de las normas de juego limpio. Los productores europeos carecen de incentivos para la investigación y el desarrollo y para desarrollar las capacidades de los trabajadores, no disponen de un acceso adecuado a los mercados exteriores ni tampoco de mecanismos eficaces para evitar la falsificación. La propiedad intelectual se encuentra en la base del valor añadido del sector y debe defenderse a toda costa para promover la producción con un elevado valor añadido. Por último, señor Presidente, señor Comisario, no debemos olvidarnos de la seguridad del consumidor. Corresponde a la Comisión evitar que llegue a los hogares de los ciudadanos europeos cualquier producto que pueda ser nocivo para nuestras familias.

 
  
MPphoto
 
 

  Stavros Arnaoutakis (PSE ). - (EL) Señor Presidente, en Europa y particularmente en Grecia, el sector textil lo conforman principalmente pequeñas y medianas empresas. En la región se están desarrollando muchas de estas empresas. Como representantes de la Unión Europea, tenemos el deber de garantizar la viabilidad del sector dentro de nuestras fronteras y la protección de nuestras empresas contra la competencia desleal y el comercio ilegal.

El sector textil europeo debe ser más competitivo a escala internacional. Para ello debemos apoyar medidas que promuevan la modernización de nuestras empresas, la innovación, la investigación y el desarrollo. Sin lugar a dudas debemos tomarnos muy en serio la expiración, el 1 de enero del 2008, del período de transición relativo a las cuotas sobre las importaciones de productos textiles procedentes de China. No obstante, en un contexto más amplio y en aras de los consumidores europeos, también debemos garantizar el cumplimiento de las normas de obligado cumplimiento relativas a la procedencia y la etiquetación de los productos textiles, así como la aplicación eficaz del sistema de vigilancia de las importaciones procedentes de terceros países.

 
  
MPphoto
 
 

  Anne Laperrouze (ALDE ). - (FR) Señor Presidente, cuando intervine en esta Cámara sobre este mismo tema en julio de 2005, dije que las enseñanzas que sacáramos de la crisis del sector textil nos ayudarían con el tiempo a mantener y desarrollar otros sectores de la economía europea. Creo que hemos avanzado, pero poco. Aún seguimos pidiendo más investigación y desarrollo, y a la Comisión, que vele por que se respete la propiedad intelectual. Son factores decisivos, pero no suficientes. Llego a pensar que la OMC y sus normas, en vez de ser un factor de aumento de los intercambios y del desarrollo económico, actúan como un freno. Los intercambios son, evidentemente, fuente de crecimiento, pero, para ello, deben ir en los dos sentidos. El tema del textil refleja de hecho dos problemas fundamentales: la ausencia de una política industrial de la Unión y el tema del interés europeo.

Por lo que respecta al interés europeo, acojo con satisfacción la Comunicación de la Comisión titulada «El interés europeo: Superar el reto de la globalización», publicada a principios de octubre y en la que se puede leer: «Nuestras normas básicas no deben comprometer nuestra capacidad para proteger nuestros intereses ni nuestra capacidad para preservar las normas rigurosas que aplicamos a los productos para garantizar la protección de la salud, la seguridad, el medio ambiente y los consumidores». No toleraremos que terceros países que deseen operar en la Unión Europea eludan las normas que se aplican en el mercado interior.

Señor Comisario, ¡empecemos por aplicar estos principios a la industria textil!

 
  
MPphoto
 
 

  Ivo Belet (PPE-DE ). - (NL) Señor Presidente, desearía darle las gracias al Comisario por su clara intervención. Sin embargo, me gustaría realizar dos observaciones. La industria textil no sólo es importante para el sur de Europa, puesto que países como Bélgica, por ejemplo, siguen conservando una industria textil próspera, que proporciona 25 000 puestos de trabajo.

Señor Comisario, la desaparición de las cuotas para los diez productos finales el 1 de enero amenaza con volver a tener graves repercusiones no sólo para los sectores afectados, sino también para las empresas que se ocupan de la fase anterior al proceso productivo. Tomando como ejemplo el sector de los tejanos, si se produce una entrada masiva de productos chinos, ya sea con precios de dumping o no, los productores de este tipo de tejido y del correspondiente hilo también se verán directamente afectados. Así pues, no cabe duda de que las ramificaciones son mucho más extensas de lo que parece a primera vista.

Mi segunda observación, señor Comisario, es que actualmente el «sistema de vigilancia» sólo controla el volumen de los productos importados. Resultaría mucho más eficaz si también se llevara a cabo un control de los precios y que se realizara a priori o en el momento de la expedición de licencias. Éste es el único enfoque posible verdaderamente proactivo y preventivo.

Comisario Mandelson, también nos gustaría que nos dijera cuándo se propone la Comisión adoptar medidas, puesto que este punto es bastante confuso y vago. Es decir, ¿cuánto es necesario que aumenten las importaciones de China y cuánto tienen que bajar los precios de estas importaciones para empezar a adoptar medidas al respecto? Creo que es algo lógico pedir que también se aclare esta cuestión de antemano.

 
  
MPphoto
 
 

  Peter Mandelson, Miembro de la Comisión . − Señor Presidente, estoy básicamente de acuerdo con la mayoría de los sentimientos que se han expresado durante este debate. No obstante, quisiera rechazar desde un principio la opinión del señor Belder de que en la UE no tenemos una política de comercio común y de que los Estados miembros están tan divididos que no podemos aspirar, por ejemplo, a una política en materia de textiles.

Nuestra experiencia con los textiles demuestra claramente que sí tenemos, de hecho, una política de comercio común, mediante la cual hemos sido capaces de aunar las voluntades de Estados miembros con diferentes planteamientos y diferentes orientaciones, de fundir sus opiniones y elaborar una política de comercio común en materia de textiles que se ha seguido de forma coherente. Puede haber diferencias en el uso de los instrumentos de defensa del comercio, pero con la revisión y la reforma prevista quiero renovar el consenso y la solidaridad entre los Estados miembros respecto al uso de dichos instrumentos, y especialmente respecto a un uso más frecuente por parte de las PYME, objetivo para el cual deseo presentar algunas propuestas.

Se han hecho algunas observaciones concretas, por ejemplo en relación con la vigilancia del doble control que estará en funcionamiento en 2008. La Comisión supervisará las importaciones textiles desde China en tiempo real en la medida de lo posible. Esto incluye vigilancia de doble control y cualquier otro medio de supervisión de que disponga la Comisión, como la vigilancia de la TAXUD, que proporciona datos comerciales basados en el comercio real. Ante un incremento repentino de los textiles chinos, la Comisión está preparada para usar todos los instrumentos que tiene a su disposición si la situación lo requiere.

No obstante, quiero señalar que el acuerdo de 2005 fue un acuerdo definitivo, y la Comisión no tiene intención de presentar propuestas para ampliar los niveles acordados. Como tal, no se opone a un mayor volumen de comercio, y cabe prever un incremento. Pero si el incremento adquiere unas dimensiones que justifiquen la adopción de medidas, éstas se basarán en los requisitos y criterios existentes. Confiamos en la responsabilidad compartida de China para lograr esta transición fluida. China sabe muy bien que no le interesa repetir lo que pasó en 2005. También confiamos en el propio interés de los operadores económicos para evitar una repetición de 2005. Ahora los textiles están pasando a la misma categoría que cualquier otro producto, por lo que son aplicables los instrumentos habituales, incluidos los instrumentos de defensa del comercio, con las normas habituales.

Se ha planteado la cuestión de las ayudas de la UE a la industria textil. Permítanme desarrollar dos últimos puntos al respecto. A escala de la UE, la Comisión ha comprometido más de 70 millones de euros en investigación y desarrollo, con cargo al sexto Programa Marco, para proyectos textiles y de confección, mientras que dos propuestas de proyectos de innovación han obtenido financiación en el marco de Europa Innova.

Por lo que respecta al Fondo de Adaptación a la Globalización, está tan abierto al sector textil como a los demás sectores. Hasta la fecha ha habido ocho solicitudes formales de aportación del Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización, cuatro de las cuales tienen que ver con el sector textil. Ninguno de estos casos de textiles ha sido aprobado aún por la autoridad presupuestaria. Todos siguen en fase de evaluación por parte de los servicios de la Comisión.

Para terminar, trataré la cuestión del Euromediterráneo, planteada por el señor Sturdy. La Comisión ha establecido un diálogo euromediterráneo formal sobre el futuro de la industria textil y de la confección, con el objeto de definir estrategias comunes encaminadas a lograr una mayor competitividad de la industria en la zona euromediterránea. El objetivo del diálogo es reunir los países euromediterráneos y los países candidatos con el fin de buscar soluciones comunes para mejorar su competitividad. Espero recibir propuestas fruto de este diálogo.

 
  
MPphoto
 
 

  Presidente. − He recibido seis propuestas de Resolución presentadas(1) de conformidad con el artículo 108, apartado 5, del Reglamento.

Se cierra el debate.

La votación se celebrará hoy, a las 11.30 horas.

 
  

(1)Cf. Acta.


5. Relaciones económicas y comerciales con Corea (debate)
MPphoto
 
 

  Presidente. − El próximo punto es el informe (A6-0463/2007 ) de David Martin, en nombre de la Comisión de Comercio Internacional, sobre las relaciones económicas y comerciales con Corea (2007/2186(INI) ).

 
  
MPphoto
 
 

  David Martin (PSE ), ponente . − Señor Presidente, hemos tenido que preparar este informe con cierta premura, porque preveíamos —incluso esperábamos— que el acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea y Corea podía estar terminado para finales de este año. Está claro que no va a ser así, pero, no obstante, nos complace que el Parlamento pueda informar hoy, y esperamos poder influir con este informe en la postura de la Comisión.

Para llegar a donde estamos hoy, algunos de mis colegas han tenido que trabajar con mucha intensidad, y quisiera dar las gracias a Christopher Ford de la Comisión de Comercio y a Emmanuelle Le Texier del Grupo del PSE, que han trabajado mucho más allá de sus obligaciones para tener este informe preparado a tiempo. También quisiera dar las gracias al Comisario Mandelson y a sus servicios por la buena cooperación que he recibido de la Comisión en la elaboración de este informe, así como al Embajador de Corea, cuya ayuda me ha permitido comprender la postura de Corea en estas negociaciones.

Históricamente, los acuerdos de libre comercio entre la Unión Europea y los países asiáticos han generado poco comercio, a pesar de su nombre. Creo que éste podría ser la excepción que confirme la regla. Corea ha mostrado voluntad y capacidad para negociar un acuerdo comercial bilateral trascendente y amplio.

Corea es un interlocutor importante en la región asiática. Ahora es un país rico, la undécima economía del mundo. Su renta per cápita es comparable a la española. Es una economía que crece rápidamente y, el año pasado, el comercio entre nuestras dos regiones —entre Corea y la Unión Europea— alcanzó la cifra de 60 000 millones de euros. De modo que se trata de un acuerdo que merece la pena y, si conseguimos hacerlo bien, creo que será una situación en la que todos saldremos ganando. La industria manufacturera coreana, por ejemplo, se puede beneficiar del acceso a los servicios europeos, que permitirá que se expanda y que compita de forma más favorable. Nosotros nos podemos beneficiar con el acceso al mercado coreano para algunos de nuestros principales productos y servicios.

El plazo, como he mencionado, estaba previsto que terminara a finales de este año. Para ser realistas, ahora parece que el mes de mayo del año próximo será lo más pronto que se puedan concluir las negociaciones, pero me anima el hecho de que, tras cinco rondas de negociaciones, las conversaciones parecen estar llegando a lo importante y adquiriendo seriedad. Está claro que aún existen diferencias significativas en la postura de la Unión Europea en cuestiones como etiquetado en el país de origen, normas técnicas para la industria automovilística y concesiones arancelarias para los productos. Pero el aspecto clave es que ahora las negociaciones tienen lugar en un nivel serio y detallado.

Mis principales preocupaciones se centran, en primer lugar, en el área de las normas sociales y medioambientales. Incluso con esta demora, el acuerdo con Corea parece que va a ser el primero de la nueva generación de ALC que acordemos. Como tal, puede servir de modelo para futuros ALC, y me gustaría asistir a una elevación de nuestras ambiciones en relación con las normas sociales y medioambientales. Quisiera asegurarme de que el acuerdo incluya un mecanismo de resolución de litigios. No creo que debamos conformarnos con menos de lo que han logrado los Estados Unidos, y ellos tienen en su informe un mecanismo de resolución de litigios. Creo que cuestiones tales como la ratificación de los principales convenios de la OIT y la aplicación posterior a 2012 de cualquier nuevo acuerdo sobre el cambio climático no se pueden dejar en meros acuerdos entre caballeros ni podemos limitarnos a animar a la gente a hacer cosas. Necesitamos contar con algún mecanismo real para resolver litigios. Confío en que la Comisión lo volverá a considerar.

También quiero decir que se debería ver con buenos ojos el complejo industrial de Kaesong en relación con un acuerdo de este tipo. Acepto el planteamiento de la Comisión en el sentido de que primero debemos lograr el acuerdo de libre comercio; pero, si lo podemos conseguir, antes de firmar deberíamos estudiar la manera de ayudar a Corea del Sur para que anime a Corea del Norte a poner los pies en tierra. El complejo industrial de Kaesong, con base en Corea del Norte pero dirigido por empresas de Corea del Sur, es una forma de atraer a Corea del Norte al resto del mundo, un proceso que deberíamos apoyar. Creo que, con nuestro acuerdo de comercio, podemos ayudar mucho a Corea del Sur en este proceso. Es una cuestión que interesa no sólo a Corea del Sur, sino también al mundo entero. Si las dos Coreas pueden cooperar, el mundo será un lugar más seguro.

Creo que se trata de un acuerdo de libre comercio importante. Creo que es un acuerdo en el que podemos salir ganando tanto la UE como Corea si logramos hacerlo bien. Respaldo la opinión de la Comisión de que no debemos apresurarnos a alcanzar un acuerdo, y que es mejor tardar un poco más y lograr un buen acuerdo que acabar con un mal acuerdo por habernos apresurado. Espero que, cuando Corea cambie de presidente a principios del año próximo, el nuevo presidente dé instrucciones a su administración para que trabaje incansablemente por alcanzar este acuerdo antes del verano.

 
  
MPphoto
 
 

  Peter Mandelson, Miembro de la Comisión . − Señor Presidente, acojo con satisfacción la excelente y diligente labor que han llevado a cabo el ponente, señor Martin, y sus colegas y personal. Juntos han elaborado un informe exhaustivo y equilibrado, que deseo elogiar.

El respaldo del Parlamento para esta moción de resolución supondrá un mensaje claro de apoyo a la política de la Comisión de perseguir un acuerdo de libre comercio (ALC) ambicioso y completo con Corea del Sur, como parte de la estrategia diseñada en la Comunicación de octubre de 2006 «Una Europa global». La elección de Corea del Sur como socio para esta generación de acuerdos de libre comercio refleja el importante potencial económico y político del país, pero también supone reconocer la realidad de que existen y persisten importantes barreras para unos lazos económicos y comerciales más fuertes entre nosotros.

La moción es oportuna: las negociaciones para el libre comercio con Corea del Sur se iniciaron en mayo de 2007, y hasta la fecha han progresado con rapidez. Estamos preparados para trabajar por una pronta conclusión siempre que la sustancia y la calidad del resultado sean las correctas. Para nosotros esto es lo esencial y seguirá siéndolo.

Nuestro ALC con Corea del Sur debe ser plenamente compatible con la OMC. Esto es evidente. Queremos una liberalización de gran alcance en el comercio de productos y servicios, así como en las inversiones. Estamos prestando especial atención a las barreras de tipo no arancelario y a las normas y reglamentos en ámbitos clave, como los derechos de propiedad intelectual, la competencia y la contratación pública. Coincido plenamente en la importancia que el informe atribuye a las barreras no arancelarias y a una maquinaria eficaz de resolución de litigios en éste y otros aspectos del eventual acuerdo.

Algunos estudios sugieren que, en ciertos sectores de Corea, las barreras no arancelarias son ahora más importantes que las propias tarifas. Para formalizar el ALC, será absolutamente esencial conseguir, en estas barreras al comercio que se encuentran detrás de las fronteras, unas mejoras significativas que creen un acceso real al mercado para las exportaciones de la UE a Corea del Sur.

En algunas de las inquietudes concretas que se han planteado, la cuestión de Kaesong suscita interrogantes técnicos y políticos complejos. Recibimos con satisfacción las enmiendas propuestas en este sentido, porque ponen de manifiesto la complejidad de la cuestión, que requerirá una consideración cuidadosa. El reconocimiento y la promoción de los aspectos sociales y medioambientales del comercio —el desarrollo sostenible— serán parte integral del acuerdo de libre comercio con Corea del Sur.

Estoy de acuerdo en que una aplicación eficaz de las normas es esencial para garantizar, en este acuerdo, un resultado ambicioso y efectivo en materia de desarrollo sostenible. Pero, en este ámbito, se puede conseguir mucho más con un talante de cooperación que dando la impresión de coacción. Esperamos incluir un mayor número de acuerdos medioambientales multilaterales e incluir asuntos como el trabajo digno y un mayor compromiso con los convenios básicos de la OIT, y esperamos asimismo ir más allá de otros acuerdos recientes, como los que se incluyen en el ALC entre Corea y EE.UU. También intentaremos involucrar en esta cooperación a los interlocutores sociales y a la sociedad civil.

Se ha iniciado la evaluación de impacto sobre la sostenibilidad. Las principales conclusiones de los proyectos de informe en las distintas fases se debatirán con la sociedad civil. Hemos creado la evaluación de impacto sobre la sostenibilidad para garantizar que haya un intercambio continuo y rápido de información con el proceso de negociación. Esto se sustenta en los contactos iniciales que hemos mantenido con la sociedad civil al principio de las negociaciones.

También hemos colaborado estrechamente con el Parlamento. La cooperación con el ponente y con la Comisión de Comercio Internacional ha sido excelente. Yo mismo, así como el Director General, hemos informado a dicha Comisión con regularidad. Por lo que respecta al procedimiento de ratificación, esto dependerá del contenido del propio acuerdo, pero la Comisión está a favor de que el Parlamento tenga el mayor protagonismo posible en el Tratado.

Por último, un posible ALC futuro que trate de las relaciones comerciales bilaterales con Corea del Sur formará parte de un marco global y coherente de las relaciones de la UE con Corea del Sur. El acuerdo marco bilateral existente seguirá rigiendo la cooperación bilateral y el diálogo político.

Para finalizar, el objetivo de este ALC es complementar un resultado ambicioso de Doha mediante una profundización bilateral con Corea del Sur. La experiencia demuestra que los acuerdos de este tipo pueden servir para hacer el rodaje de las soluciones de liberalización y convertirse en puntos de apoyo para la futura evolución de la OMC. Un ALC ambicioso y completo con Corea del Sur no sólo es importante desde el punto de vista comercial, sino que también supondrá una importante transformación de la relación bilateral entre la UE y Corea. También es un reconocimiento del compromiso de la UE con la Península Coreana y con la región. En un sentido más amplio, forma parte de nuestro compromiso global de garantizar que la política de comercio de la UE en Asia se mantenga a la altura del espectacular desarrollo de dicha región, y de asegurar los beneficios para ambas partes en forma de puestos de trabajo, crecimiento y un aumento del comercio.

 
  
MPphoto
 
 

  Werner Langen (PPE-DE ), ponente de opinión de la Comisión de Industria, Investigación y Energía . − (DE) Señor Presidente, la Comisión de Industria, Investigación y Energía agradece al ponente que haya adoptado sus propuestas. Consideramos que resulta razonable llegar a un acuerdo, pero nos gustaría señalar, no obstante, que en el pasado hubo considerables problemas sectoriales con Corea. Llegados a este punto del debate, me gustaría referirme, por ejemplo, a los precios de dumping de la industria de la construcción naval de los últimos años, un asunto que llegó a los tribunales. Así pues, deseamos determinar si se están resolviendo estos problemas sectoriales para garantizar una apertura real por ambas partes, que Corea no resulta el único beneficiado, y que —incluso en el caso de la industria farmacéutica o automovilística, entre tantas otras— existe una verdadera reciprocidad.

Un caso particular es el de Kaesong. El Comisario acaba de abordar la cuestión de cómo incluir estas zonas concretas de Corea del Norte. Según tengo entendido, está previsto que se incluyan otras ocho zonas especiales. La Comisión de Industria considera que, en este sentido, deben aplicarse las normas internacionales. No podemos socavar de este modo nuestros propios acuerdos de libre comercio. Por consiguiente, pedimos que se revise con gran detenimiento este aspecto en particular. Al margen de esto, queremos dar las gracias —también a la Comisión— por estas negociaciones.

 
  
MPphoto
 
 

  Peter Šťastný, en nombre del Grupo del PPE-DE . – Señor Presidente, permítame en primer lugar felicitar a mi colega, el ponente, señor Martin, por un informe exhaustivo y de gran calidad. Nuestros negociadores debieran tomar nota. También deberíamos aprender del ALC entre EE.UU. y Corea formalizado recientemente, que indica que la rapidez en la formalización es importante, pero que no debe tener la máxima prioridad. Claramente, el principal objetivo debe ser lograr una alta calidad y un campo de juego nivelado en los flujos comerciales. En la actualidad, estos flujos se ven seriamente obstaculizados por las barreras no comerciales.

Corea no aplica las normas internacionales ni los requisitos de etiquetado a los productos del sector del automóvil ni a otros productos importantes, como fármacos, cosméticos y electrónica. También es necesario aclarar los aspectos de derechos de propiedad intelectual y falsificaciones. Estas cuestiones se tienen que resolver antes de firmar este ALC, a fin de garantizar un comercio libre y justo. A menos que todas estas cuestiones se resuelvan a nuestra entera satisfacción, recomiendo a la Comisión no firmar este acuerdo.

Admiro el milagro económico de Corea del Sur, reflejado en el hecho de que es el cuarto socio comercial de la Unión Europea en importancia. Es evidente que tener una democracia sólida les ha beneficiado en gran medida, y cabe lamentarse por la situación de sus hermanos y hermanas de Corea del Norte.

Deberíamos estar preparados a hacer todo lo que podamos para provocar una reunificación emotiva parecida a la que presenciamos a finales de los ochenta entre las dos Alemanias. Naturalmente, esto se debería basar en el principio de democracia, que tantos éxitos ha aportado a Corea del Sur.

 
  
MPphoto
 
 

  Erika Mann, en nombre del Grupo del PSE. – (DE) Señor Presidente, me gustaría señalar tres cosas. En primer lugar, desearía dar las gracias, en nombre de mi grupo, al señor Martin, el ponente. El informe está escrito con sumo cuidado y, de hecho, aborda todos los puntos que revisten importancia y que deben someterse a debate. Además, ofrece recomendaciones sobre las debidas precauciones que cabe adoptar en relación con determinados ámbitos como, por ejemplo, el sector automovilístico. En este sentido creo que es un informe excelente, lo cual constituye un buen requisito previo y, por tanto, opino que merece ser considerado tanto por la Comisión como por el Consejo. Es por ello que me complace oír que el Comisario lo ha analizado de manera tan meticulosa.

En segundo lugar, desearía preguntarle al Comisario cómo cree que se desarrollarán las negociaciones con Corea. La realidad es que las negociaciones ya están en marcha y se encuentran en una fase muy complicada. Creo que al principio vimos las cosas con un optimismo que fuimos perdiendo con el paso del tiempo. Por supuesto, a estas negociaciones debemos sumar las negociaciones paralelas que están teniendo lugar con todas las naciones de la ASEAN. Por lo que he podido observar en las actas, estas negociaciones atraviesan también por una etapa muy complicada. ¿Qué opina la Comisión al respecto? ¿De qué manera influirán las negociaciones que estamos manteniendo con la ASEAN a las negociaciones con Corea?

Mi última pregunta al Comisario está relacionada con la inminente firma del Tratado de Reforma por los Jefes de Estado o de Gobierno hoy, 13 de diciembre. De conformidad con el Tratado de Reforma, el Parlamento ejercerá en el futuro una mayor influencia sobre el sector minorista, un sector por el que el Parlamento lleva mucho tiempo luchando. En este sentido, me gustaría dar las gracias a la Comisión y en particular al Comisario Mandelson por su continuo apoyo.

Sin embargo, mi pregunta es la siguiente: ¿podemos suponer que la Comisión nos apoyará cuando solicitemos al Consejo el derecho que ya se ha propuesto con arreglo al próximo acuerdo de libre comercio y que el Parlamento conservará, en consecuencia, la obligación de imponer el cumplimiento? ¿Podemos presuponer que le tenemos de nuestra parte en lo que a esto respecta, Comisario?

 
  
MPphoto
 
 

  Ignasi Guardans Cambó, en nombre del Grupo ALDE . – Señor Presidente, también querría, en nombre de mi Grupo y de la manera más formal, felicitar al ponente David Martin por la excelente calidad del informe que presenta a esta Cámara. Realmente, no todos los informes son iguales. Es importante que, aunque aquí votemos todo tipo de documentos, destaquemos cuando algunos tienen un contenido y una solidez que permiten que sean examinados con detalle, y que cubren todos los temas que están sometidos a discusión. Por tanto, felicitaciones al ponente y al equipo que le haya acompañado para llevarlo a la práctica.

Ciertamente de Corea hablamos poco aquí, hablamos demasiado poco y, sin duda, es uno de los grandes aliados comerciales —el cuarto fuera de Europa, según recuerda el propio informe, y la Unión Europea es el primer inversor en Corea— y, a la vez, es sin duda una de las democracias más fuertes en toda esa zona.

Por tanto, si consideramos esto por un lado y, por otro lado, la dificultad en la que se encuentra el ámbito multilateral y la realidad de que hay obstáculos al acceso al mercado para los productos y servicios europeos, obstáculos no arancelarios de gran importancia, es obvio que eso lo convierte en un candidato muy claro para un acuerdo bilateral que tiene todo el apoyo de este Parlamento, pero que ha de ser un acuerdo bien realizado, bien negociado y ambicioso.

Hay dificultades en ámbitos muy específicos. Yo destacaría el tema de los servicios —que ya ha sido comentado—, el tema de la piratería intelectual, en uno de los países con mayor penetración de Internet del mundo y donde, por tanto, plantea dificultades muy concretas la poca seriedad con la que se asumen los derechos de autor y los de la protección del ámbito audiovisual.

Y, finalmente, la cuestión de Kaesong: por parte de mi Grupo, vamos a apoyar el texto tal cual está en el informe, es decir, reconocemos y entendemos el contenido político de ese espacio entre Corea del Sur y Corea del Norte, pero entendemos que podría provocar, si simplemente se introdujera en este ámbito de libre comercio con la Unión Europea, dificultades graves y, por lo tanto, no apoyaríamos una simple inclusión del espacio de Kaesong en un eventual acuerdo con la Unión Europea.

 
  
MPphoto
 
 

  Zbigniew Krzysztof Kuźmiuk, en nombre del Grupo UEN. – (PL) Señor Presidente, en nombre del Grupo Unión por la Europa de las Naciones, desearía, en el marco de este debate sobre las relaciones económicas y comerciales entre la Unión Europea y Corea, llamar la atención sobre los aspectos que expongo a continuación. Si Corea llega a firmar un acuerdo de libre comercio con la AELC y la ASEAN y también con los Estados Unidos, pero no firma un acuerdo semejante con la Unión Europea, se resentirá la competitividad de las empresas europeas que se benefician de acceso al mercado coreano sin derechos aduaneros. Esto repercutirá negativamente sobre el nivel de crecimiento económico y el nivel del empleo en los países de la UE.

En segundo lugar, según los análisis realizados por los centros de investigación independientes, en caso de celebrar un acuerdo de libre comercio, dos terceras partes de los beneficios derivados de tal acuerdo irían a parar a Corea, y sólo una tercera parte a la Unión Europea. Así pues, es indispensable que Corea, más allá del acuerdo, se comprometa con la UE a observar las normas sociales europeas y, en particular, los elementos básicos relacionados con el trabajo digno, así como la normativa medioambiental y de protección del consumidor.

En tercer lugar, este enfoque brinda la oportunidad de establecer una competencia leal entre las empresas coreanas y europeas. Sólo entonces las empresas coreanas incluirán en sus costes de producción la suma de los costes salariales, de protección medioambiental y de protección del consumidor, y consiguientemente el precio de sus productos reflejará el coste total de producción.

 
  
MPphoto
 
 

  Caroline Lucas, en nombre del Grupo Verts/ALE . Señor Presidente, permítame comenzar dando las gracias al señor David Martin por su informe y subrayando la importancia crucial de este expediente. El Tratado UE-Corea será la primera aplicación de la nueva doctrina comercial Una Europa Global de la UE, doctrina ligeramente polémica, especialmente porque busca profundizar en las condiciones de acceso al mercado mediante la eliminación de todo tipo de barreras a la penetración de las importaciones en toda regla, precisamente en un momento en el que son cada vez más quienes se dan cuenta de que en una economía global completamente liberalizada son muchísimos los que salen perdiendo y pocos los que salen ganando.

En el lado positivo, el informe recoge algunas normas muy buenas en los aspectos comercial y social y medioambiental, que los Verdes apoyamos plenamente, y en este sentido creo que el informe crea un precedente muy importante para próximas respuestas parlamentarias adicionales a los demás acuerdos de libre comercio, por ejemplo con India y la ASEAN. De modo que acogemos con satisfacción el hecho de que el informe insista en que no debe haber ninguna excepción a la regla de que el acceso al mercado europeo está condicionado al cumplimiento de las normas de protección medioambiental.

Acogemos con satisfacción el hecho de que exija que el acuerdo comercial con Corea incorpore cláusulas sociales y medioambientales vinculantes y, en nuestra opinión, esto, por sí solo, hace difícil imaginar la inclusión del complejo industrial norcoreano de Kaesong en las reglas del ALC. Y lo que es más importante, pretende dar fuerza a estas cláusulas vinculantes mediante la exigencia de que estén sujetas al mecanismo normal de resolución de litigios.

Pero también tenemos serias reservas acerca de este informe. En primer lugar, tenemos la exigencia de eliminar todas las barreras no arancelarias al comercio sin ningún intento de diferenciar lo que constituye realmente una barrera no arancelaria legítima y lo que no. No deberíamos dar por sentado que todo lo que impide el libre comercio sin límites es un obstáculo ilegítimo. Hay algunas razones muy buenas para imponer condiciones al comercio, especialmente cuando las políticas públicas quieren instaurar controles por razones sociales, medioambientales o de salud.

También nos oponemos a la plena introducción en el acuerdo de libre comercio de lo que se conoce como «cuestiones de Singapur». También aquí hay buenas razones por las que la libertad total de inversión o de contratación pública debe quedar fuera del ámbito de un acuerdo de comercio. Corea tuvo una experiencia catastrófica con la libre circulación de capitales a finales de los noventa y desde entonces han recurrido a políticas de contratación pública protegidas para recuperarse. Ahora bien, no nos compete a nosotros juzgar si deben ofrecer estos elementos por su parte, pero sí podemos juzgar por la nuestra, y mi Grupo no apoya la concesión de una libertad ilimitada a los inversores extranjeros en Europa ni la destrucción de la posibilidad de realizar gasto público para objetivos sociales mediante políticas locales específicas de contratación.

 
  
MPphoto
 
 

  Philip Claeys (NI ). - (NL) Señor Presidente, Corea del Sur es uno de los principales socios comerciales de la UE fuera de Europa, algo que pone claramente de manifiesto este equilibrado informe. Se trata de un país que despierta simpatía debido a su contigüidad con el régimen más retrógrado y totalitarista de los regímenes comunistas del mundo.

En estos últimos años, las relaciones comerciales se han incrementado de manera sustancial, algo que per se es positivo, pero que no implica la inexistencia de problemas. Si celebramos un acuerdo de libre comercio con Corea del Sur, éste debe basarse en una total reciprocidad. Y es que en este país seguimos encontrándonos demasiadas barreras tanto arancelarias como no arancelarias como para poder hablar de reciprocidad.

Europa debe insistir en la supresión de todas estas barreras y debe poder llegar a acuerdos que sean, como mínimo, tan ventajosos como el acuerdo de libre comercio entre Corea del Sur y los Estados Unidos.

 
  
MPphoto
 
 

  Hubert Pirker (PPE-DE ). - (DE) Señor Presidente, como líder de la Delegación del Parlamento Europeo para las Relaciones con la Península de Corea, me gustaría transmitir mi más sincera felicitación al ponente por su informe, al que apoyo con satisfacción.

También me gustaría destacar algo que puede que muchos de ustedes aún no sepan: que la República de Corea es un importante socio comercial. Es por esta precisa razón por lo que resulta tan importante celebrar un acuerdo de libre comercio. Este acuerdo debe tener por objeto alcanzar unas condiciones comerciales justas y equitativas que resulten beneficiosas y ventajosas para ambas partes.

También deseo expresar mi satisfacción por el hecho de que las negociaciones se hayan desarrollado bastante mejor en la quinta ronda que en la anterior. Me gustaría alentar a Corea a que apoye las propuestas de la UE para suprimir con rapidez y reciprocidad los derechos de importación, objetivo que la UE se ha propuesto alcanzar para 2015.

Como todos sabemos, el sector automovilístico sigue constituyendo uno de los retos de las negociaciones. Lo que la Unión Europea espera de Corea es que acepte nuestras normas de seguridad, al igual que nosotros aceptamos las normas de Corea en relación con este sector.

Soy optimista por lo que respecta a la posibilidad de eliminar las barreras en el sector de los productos y servicios farmacéuticos y, en particular, en el sector bancario y de asesoramiento jurídico. Con respecto a Kaesong, me gustaría destacar la importancia de que las partes negociadoras encuentren una manera de apoyar, desde un punto de vista económico y político, a éste y otros proyectos, especialmente para que Corea del Norte pase a formar parte de la comunidad internacional de Estados.

En líneas generales vamos por buen camino y espero que se alcance un acuerdo en el primer semestre de 2008.

 
  
MPphoto
 
 

  Kader Arif (PSE ). - (FR) Señor Presidente, en primer lugar, quiero dar las gracias a David Martin por la calidad de su informe. En el marco de la negociación de este futuro Acuerdo comercial con Corea, debemos recordar que nuestra prioridad ha de seguir siendo el multilateralismo, pues, como sabemos, una proliferación excesiva de acuerdos bilaterales es perjudicial para el edificio multilateral regulado del que somos partidarios. Por ello, si pasamos a una nueva era de acuerdos comerciales bilaterales, éstos habrán de contener garantías y principios, algunos de los cuales se recogen en el informe David Martin.

En efecto, el futuro Acuerdo de libre cambio con Corea debe tener un carácter moderno e incluir normas medioambientales y sociales vinculantes, como las inscritas en los convenios fundamentales de la OIT dirigidos a promover el trabajo digno.

Por otra parte, tras el compromiso de este Parlamento de hacer posible un mejor acceso a los medicamentos genéricos, celebro que se hayan incluido disposiciones relativas a la salud pública y que se respete nuestra voluntad de no incluir en los acuerdos bilaterales exigencias que limiten la capacidad de nuestros socios para hacer uso de las flexibilidades previstas en el acuerdo atípico de la Declaración de Doha.

En cambio, y a pesar de sus puntos positivos, no es aceptable que el texto no haga referencia a la suerte que se reserva a los trabajadores de la zona franca de Kacacsong, como deseaba el ponente, y lo lamento.

 
  
MPphoto
 
 

  Bogusław Rogalski (UEN ).(PL) Señor Presidente, Corea es una de las principales economías del mundo, pero paralelamente posee la mayor diferencia salarial de todos los Estados de la OCDE. Corea es el cuarto mayor socio comercial de la UE fuera de Europa y, por otra parte, la UE fue en 2006 el mayor inversor extranjero en Corea.

El problema principal en nuestras relaciones comerciales bilaterales reside en la dificultad de acceder al mercado y de superar las barreras no arancelarias, lo que incluye la ausencia de normas aceptadas y normativas internacionales. Un acuerdo de libre comercio con Corea debe incluir una política de competencia y medidas para garantizar la protección de las inversiones extranjeras, la transparencia pública y un mayor acceso comercial.

No obstante, también debemos tener presente que este acuerdo podría afectar negativamente a la industria automovilística europea, por lo que la Comisión debe considerar detenidamente la estrategia de eliminar progresivamente los derechos de importación de la UE. Antes de todo, Corea debe eliminar las barreras no arancelarias existentes para que no resulte la única parte beneficiada de esta cooperación.

 
  
MPphoto
 
 

  Glyn Ford (PSE ). - Señor Presidente, deseo unirme a los demás oradores en la felicitación al señor Martin por su informe sobre un acuerdo de libre comercio con Corea del Sur, que es el cuarto socio comercial de la Unión Europea en importancia fuera de Europa y la undécima economía del mundo.

Quiero abordar brevemente dos cuestiones. En primer lugar, la oposición de los sindicatos y grupos de agricultores al acuerdo de libre comercio con Corea y, en segundo lugar, el caso de la zona industrial. En el primer caso, debemos poner la oposición en perspectiva. Miles de personas se manifestaron contra el acuerdo de EE.UU. con Corea y varias se inmolaron a lo bonzo. Nosotros, en lugar de miles, tenemos sólo docenas de personas que protestan, posiblemente porque intentamos incluir en nuestro acuerdo de libre comercio un acuerdo asociado de cooperación política: cláusulas sociales, políticas y de mano de obra que ayudarán a proteger las normas laborales en el sur y hasta puede que las mejoren. Al mismo tiempo, no vamos a tener el debate sobre el arroz que Corea tuvo con los Estados Unidos.

En cuanto a Kaesong, no decimos que haya que incluirlo. Lo que decimos es que no debiéramos excluirlo automáticamente. Es una postura bastante diferente, y espero que desde esta base los Liberales podrán cambiar el sentido de su voto. Como dijo en cierta ocasión el anterior Primer Ministro de Jamaica, sólo hay una cosa peor que ser explotado: no ser explotado. Algunos hemos tenido la oportunidad de visitar Kaesong el mes pasado, como parte de un seminario de la UE sobre reformas económicas celebrado en Corea del Norte. Vi salir de la zona una marea formada por miles de norcoreanos felices, bien vestidos, porque tienen niveles de vida seis veces mejores que en el norte. Ésta es una oportunidad, tanto política como económica, de cambiar este régimen y conducir las cosas en la buena dirección. Kaesong puede transformar el Norte y, sin dejar de reconocer las dificultades, deberíamos respaldarlo en lugar de condenarlo al fracaso.

 
  
MPphoto
 
 

  Peter Mandelson, Miembro de la Comisión . − Señor Presidente, quisiera hacer hincapié brevemente en tres aspectos. En primer lugar, sobre la cuestión de Kaesong, opino que el planteamiento del señor Ford es el correcto; es decir, que no debiéramos excluir Kaesong automáticamente. En la Comisión seremos muy prudentes en este tema pero, sobre esta base, creo que la enmienda probablemente merece la pena.

En segundo lugar, se me ha preguntado acerca de las perspectivas globales de la negociación. Pues bien, en este trabajo todavía no he conocido ninguna negociación en materia de comercio que esté totalmente exenta de dificultades. No obstante, diría que esta negociación presenta menos dificultades que algunas otras en materia de comercio que podría nombrar.

Por último, la señora Mann pregunta si el Parlamento Europeo puede obtener derechos en relación con este acuerdo antes de la ratificación del Tratado. Cuando se me preguntó por esto en otro contexto, mi entusiasmo me llevó a extralimitarme en mi responsabilidad colectiva respecto a la Comisión, de modo que hoy tendré un poco más de cuidado y me limitaré a destacar que procuraremos implicar al Parlamento en la medida de lo posible.

(Aplausos)

 
  
MPphoto
 
 

  Presidente. − Se cierra el debate.

La votación se celebrará hoy, a las 11.30 horas.

 
  
  

PRESIDENCIA DE GÉRARD ONESTA
Vicepresidente

 

6. Turno de votaciones
MPphoto
 
 

  Presidente . – Antes de comenzar las votaciones, el señor Schulz pide la palabra para una cuestión de observancia del Reglamento.

 
  
MPphoto
 
 

  Martin Schulz, en nombre del Grupo del PSE. (DE) Señor Presidente, son dos los motivos que me llevan a intervenir en nombre de mi grupo: el primero de ellos, de carácter muy general, no es otro que los acontecimientos que tuvieron lugar ayer en esta Cámara, y el segundo de ellos, porque tengo una petición que hacer en relación con las próximas votaciones.

No obstante, me gustaría empezar por la primera razón. Señor Presidente, ¿podría realizar alguna declaración sobre los acontecimientos de ayer a petición de mi grupo y, en particular, por lo que respecta concretamente a los ujieres de esta Cámara? Ante todo, me gustaría decir que todos y cada uno de los hombres y mujeres presentes en esta Cámara están en su total derecho de expresar aquí sus opiniones. Estamos acostumbrados a ver carteles y camisetas y a que todo el mundo exprese libremente su opinión. Si alguien está a favor de un referéndum, está en su derecho de decirlo en esta Cámara. Sin embargo, lo que presenciamos ayer resulta inaceptable en el contexto de esta libertad de opinión.

(Aplausos)

Podemos estar de acuerdo o no con lo que cada uno de sus Señorías hace aquí, con su comportamiento o con si gritan o dejan de gritar. Pero lo que resulta del todo inaceptable es que los ujieres de esta Cámara, por los que —y hablo en nombre de todos mis compañeros diputados, y creo que de la gran mayoría de esta Cámara— siento un gran respeto personal y profesional…

(Aplausos)

Lo que no se puede permitir es que —y hablo concretamente en nombre del señor Daul, y creo que también del señor Watson, el señor Cohn-Bendit y el señor Wurtz— se agreda física y verbalmente a los ujieres de esta Cámara durante un acalorado debate, los mismos ujieres que han estado cumpliendo sus obligaciones y que ayer fueron tachados de Gestapo y de SS. Esto es lamentable, señor Presidente. Y creo que la Cámara debe expresar su total solidaridad con los ujieres.

(Aplausos prolongados)

Señoras y señores, los ujieres de esta Cámara no son sólo personas privadas; son funcionarios de este Parlamento. Son el brazo largo del Presidente de esta Cámara. Cuando se agrede físicamente a un ujier, cuando se le golpea, sólo cabe proceder de un modo: debe identificarse al diputado en cuestión. Debe informarse a la policía del delito y debe suspenderse su inmunidad de inmediato.

(Aplausos)

Señor Presidente, en nombre de mi grupo, me gustaría dirigir unas palabras al grupo Unión por la Europa de las Naciones y, en particular, al señor Crowley, aunque desconozco si se encuentra aquí presente, en relación con las votaciones —es decir, en relación con la votación de las resoluciones sobre el extremismo, el diálogo de derechos humanos entre la UE y China, Montenegro y la prohibición de las minas antipersonas—. El Grupo UEN es cosignatario de estas resoluciones. Mientras el Grupo UEN no presente ninguna disculpa oficial por lo sucedido ayer en esta Cámara, me veo incapaz, como representante del Grupo Socialista en el Parlamento Europeo, de seguir cooperando con él.

En particular me refiero a la Resolución sobre la lucha contra el ascenso del extremismo en Europa. En el tercer considerando, el Grupo UEN, entre otros, expresaba su condena del racismo en Europa en consonancia con la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea. Ayer debía procederse en esta Cámara a la firma de dicha Resolución, que fue recibida con abucheos por buena parte de los diputados de este grupo. Así pues, les pido que retiren su firma de esta Resolución común. Y es que no pueden adoptar una Resolución que se refiera a la Carta de los Derechos Fundamentales tras los abucheos con que la recibieron ayer.

(Aplausos y protestas)

Ayer pusieron de manifiesto su rechazo por la Carta de los Derechos Fundamentales. Así pues, retiren su firma entonces. Nuestra cooperación con ustedes ha llegado a su punto final.

(Aplausos )

 
  
MPphoto
 
 

  Presidente. - Señorías, este montón de papeles que tengo ante mí les dará una idea del trabajo que aún nos queda para esta mañana. No obstante, algunos diputados han pedido la palabra. No deseo abrir un debate largo. El señor Daul ha pedido la palabra, la señora Muscardi también, y se la concedo por un minuto, no más.

(Agitación)

 
  
MPphoto
 
 

  Joseph Daul, en nombre del Grupo del PPE-DE . – (FR) Señor Presidente, seré muy breve. Esta mañana me encontraba en la Cámara a las 9.00 horas esperando escuchar algunas disculpas por la agresión personal sufrida por los ujieres. No las ha habido. He hecho mi declaración esta mañana a las nueve y, por tanto, no voy a repetirla.

 
  
MPphoto
 
 

  Cristiana Muscardini, en nombre del Grupo UEN. (IT) Señor Presidente, señoras y señores, llevo más de dieciocho años ocupando un escaño en este Parlamento y desde aquí he defendido siempre, junto con mis compañeros, los derechos humanos y civiles, y mis discursos en esta Cámara, así como mis preguntas y propuestas de resolución, dan fe de ello.

No aceptaré lecciones del señor Schulz, porque el señor Schulz no está en posesión de la verdad absoluta, ni en esta Cámara, ni fuera de ella. La democracia, señor Presidente, es un valor que debe defenderse, y esto incluye el respeto por las personas y los grupos. Yo, del señor Schulz, me sentiría avergonzado, porque sus declaraciones son dignas de vergüenza.

El Grupo UEN apoya a todos los funcionarios del Parlamento, y en especial a los ujieres, que en numerosas ocasiones en lo que va de año han tratado de defender la libertad de expresión que en tan repetidas ocasiones ha sido negada por unos cuantos grupos mayoritarios del Parlamento. Es por ello, señor Presidente, que el Grupo UEN apoya a los ujieres, cree en los derechos fundamentales y pide que se respeten las obligaciones y también las personas. Así pues, señor Schulz, retire, si quiere, su propia firma.

 
  
MPphoto
 
 

  Presidente. - Señoras y señores, Señorías, ¿hay otros presidentes de grupo, digo bien «presidentes de grupo», que deseen intervenir, porque no voy a dar la palabra a cada uno de los 785 diputados sobre este tema?

No veo presidentes de grupo. Por tanto, el punto queda cerrado.

(Aplausos)

Por mi parte, añadiré simplemente algo que dijo un poeta: los himnos más bellos se cantan bajo las bombas. Tengo la impresión de que el que escuchamos ayer, aquí, fue, en este sentido, magnífico.

(Aplausos)

El señor Salafranca desea intervenir sobre otro tema.

 
  
MPphoto
 
 

  José Ignacio Salafranca Sánchez-Neyra (PPE-DE ). - (ES) Señor Presidente, en el día de ayer se produjo un salvaje atentado terrorista en la ciudad de Beirut, del que ha sido víctima el general libanés François el Hajj.

Como sabe la Cámara, señor Presidente, el Líbano se encuentra vinculado a la Unión Europea en virtud de un Acuerdo de Asociación. Nuestro Parlamento aprobó en su minisesión plenaria de Bruselas un importante informe por el que se concedía una ayuda macrofinanciera a ese país y, sin ir más lejos, una delegación de la Comisión de Asuntos Exteriores, integrada por la Sra. De Keyser, la Sra. Gomes, el Sr. Belder y yo mismo, visitó el país la semana pasada para, al igual que han hecho varios Ministros de los Estados miembros, expresar nuestra solidaridad con la causa de la paz, de la comprensión, de la concordia y de la reconciliación en ese país.

Le pediría al Sr. Presidente que trasladase al Primer Ministro Siniora nuestra solidaridad ante este salvaje atentado terrorista y nuestro compromiso indeclinable e inderogable con la causa de un Líbano soberano, democrático, estable, viable y en paz.

(Aplausos)

 
  
MPphoto
 
 

  Presidente. - Pienso, señor Salafranca, que los aplausos de los diputados le demuestran, con toda evidencia, que la Asamblea apoya su declaración. Será comunicada.

Última petición de palabra del señor Pirker, para una cuestión de orden, y en seguida pasamos a la votación.

 
  
MPphoto
 
 

  Hubert Pirker (PPE-DE ). − (DE) Señor Presidente, esto en realidad no tiene nada que ver con el debate y, de hecho, quería esperar a que finalizara el último debate para decirlo: se trata simplemente de que hace un frío insoportable en esta Cámara. Puede que ayer no estuviese estado de más, porque quizás las cosas no hubiesen llegado a semejante punto. Sin embargo, creo que hace demasiado frío y me gustaría sugerir, en relación con el debate sobre el acuerdo de libre comercio con Corea, que tratemos de alcanzar una temperatura razonable y que, en caso de no lograrlo con un sistema de climatización europeo, que recurramos, una vez más, a uno coreano.

 
  
MPphoto
 
 

  Presidente. - Creo que hemos abordado todos los puntos que queríamos tratar antes de pasar a las votaciones.

Por tanto, de conformidad con el orden del día procedemos ahora al Turno de votaciones.

(Para los resultados de las votaciones y otros detalles sobre las mismas: véase el Acta)

 

6.1. Ejercicio 2008, modificado por el Consejo (votación)
  

- Ejercicio 2008

- Antes de la votación:

 
  
MPphoto
 
 

  Kyösti Virrankoski (ALDE ), ponente . − Señor Presidente, la conciliación presupuestaria en segunda lectura entre las dos ramas de la Autoridad Presupuestaria tuvo lugar el 23 de noviembre de 2007. El Parlamento logró un presupuesto orientado hacia los resultados en relación con sus principales objetivos: financiación de Galileo (2 400 millones de euros) mediante una revisión del marco financiero plurianual (MFP) para el período 2007-2013 y el uso del instrumento de flexibilidad (200 millones de euros); uso adicional considerable del instrumento de flexibilidad (70 millones de euros) para financiar un incremento del gasto en una política exterior y de seguridad común (PESC).

La Comisión de Presupuestos votó sus enmiendas en segunda lectura el 29 de noviembre de 2007, a raíz del resultado de la conciliación. La verificación técnica de las cifras puso de manifiesto la necesidad de hacer algunos ajustes técnicos para garantizar el pleno respeto al resultado de la conciliación del 23 de noviembre en lo que se refiere a los topes revisados del marco financiero y al nivel general de pagos.

Éstas son las modificaciones acordadas:

En primer lugar, en la rúbrica 1a, los créditos de compromiso se ajustan como sigue:

Enmienda 335:

06 02 09 01 (Órgano de Vigilancia de Galileo) a 7 460 000 EUR

06 02 09 02 (Órgano de Vigilancia de Galileo) a 3 100 000 EUR

08 07 01 (Cooperación en materia de investigación – Transporte) a 348 922 000 EUR

Enmienda 331:

02 02 01 (Competitividad e Innovación) a 126 300 000 EUR

Enmienda 69:

06 03 03 (RTE – T) a 55 852 600 EUR

En segundo lugar, en la rúbrica 1b, para satisfacer el nivel general de pagos acordado en la conciliación, los créditos de pago se modifican en las líneas:

Enmienda 27:

04 02 17 (FSE) a 3 823 198 181 EUR

Enmienda 140:

13 03 16 (FEDER convergencia) a 10 606 637 496 EUR

Enmienda 141:

13 03 18 (FEDER competitividad) a 2 540 832 078 EUR

Todos estos ajustes técnicos fueron aprobados por unanimidad por la Comisión de Presupuestos el lunes 10 de diciembre.

En tercer lugar, se harán una serie de cambios técnicos y de nomenclatura, principalmente en lo que se refiere a proyectos piloto y acciones preparatorias. Estos cambios se han presentado al Presidente del Parlamento. Estas modificaciones no cambian ninguna cifra ni ninguna clasificación del MFP.

 
  
  

(Se aprueban los ajustes técnicos)

- Después de la votación:

 
  
MPphoto
 
 

  Emanuel Santos, Presidente en ejercicio del Consejo . – (PT) Señor Presidente, señoras y señores, permítanme subrayar, antes de pasar a comentar los resultados de la aprobación del presupuesto de la Unión Europea para 2008, que hoy es un día en el que siento una satisfacción especial, no sólo como europeo, sino también como ciudadano portugués. Me refiero, por supuesto, al acontecimiento histórico de la firma del Tratado de Lisboa, que está previsto que tenga lugar en poco más de una hora en la capital de mi país. Tras la ampliación de la Unión Europea a veintisiete Estados miembros, éste constituye otro paso decisivo hacia la integración europea, que hará de Europa una Europa más democrática, más representativa, más flexible y más efectiva en su funcionamiento.

Si me permiten recapitular brevemente los logros de la Presidencia portuguesa, destacaría tres ámbitos importantes en los que se han alcanzado éxitos para el futuro de la Unión Europea. Se trata del acuerdo que ha hecho posible que la UE firme hoy el Tratado de Reforma, el Tratado de Lisboa, y la celebración de la Cumbre UE-África y de la Cumbre UE-Brasil. A esto debemos añadir el importante acuerdo que logramos alcanzar con respecto a la financiación del programa estratégico Galileo.

Señoras y señores, hoy debemos proceder a la segunda lectura del presupuesto para 2008, la última etapa de un largo proceso de negociación que finalmente ha concluido de manera muy satisfactoria. Tengo el placer de informarles del acuerdo alcanzado entre nuestras dos instituciones en la reunión de concertación del 23 de noviembre, en la que se abordaron de manera exhaustiva todos y cada uno de los proyectos de presupuesto para 2008 y en la que pudimos llegar a un acuerdo al respecto.

De conformidad con los procedimientos establecidos, debo señalar que el Consejo se encuentra en posición de aceptar la tasa máxima de aumento resultante de su segunda lectura. Sin embargo, me gustaría señalar que siguen siendo necesarios algunos pequeños ajustes por lo que se refiere a la clasificación del gasto, cuestión sobre la cual el Consejo se reserva sus derechos.

Para concluir, señor Presidente, me gustaría aprovechar esta oportunidad para expresar una vez más mi gratitud al Presidente de la Comisión de Presupuestos, el señor Böge, a los dos ponentes, el señor Virrankoski y el señor Itälä, a mis compañeros del Consejo, al Comisario Grybauskaité y a todos los que han contribuido a lograr que este procedimiento presupuestario que ha requerido tan ingentes esfuerzos concluya con éxito, con la aprobación del Parlamento.

 
  
MPphoto
 
 

  Presidente. - Señor Ministro, ha pronunciado, entre otras cosas, la frase que esperaba. Por tanto, hago constar que el procedimiento presupuestario ha concluido conforme a los dispuesto en el Tratado y en el Acuerdo Interinstitucional de 17 de mayo de 2006. Hago constar también que, según el artículo 13 de dicho Acuerdo Interinstitucional, el Consejo y el Parlamento acuerdan aceptar la tasa máxima de aumento de los gastos no obligatorios que procedan de la segunda lectura del Parlamento. En consecuencia, el procedimiento presupuestario puede declararse concluido y el presupuesto definitivamente adoptado.

(Aplausos)

Como saben, nuestro Presidente se encuentra actualmente en Lisboa, donde tiene lugar una pequeña ceremonia de firma. Mi poder como Vicepresidente llega hasta ahí. La firma oficial del presupuesto para el ejercicio 2008 tendrá lugar el martes 18 de diciembre en la sesión plenaria de Bruselas.

 

6.2. Proyecto de presupuesto general 2008, modificado por el Consejo (todas las secciones) (votación)
  

- Informe: Kyösti Virrankoski, Ville Itälä (A6-0492/2007 )

 

6.3. Acuerdo de Estabilización y Asociación CE/ Montenegro (votación)
  

- Recomendación Marcello Vernola (A6-0498/2007 )

 

6.4. Cooperación entre la Agencia de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea y el Consejo de Europa (votación)
  

- Informe: Adamos Adamou (A6-0443/2007 )

 

6.5. Fecha de introducción de la identificación electrónica de ovinos y caprinos (votación)
  

- Informe: Friedrich-Wilhelm Graefe zu Baringdorf (A6-0501/2007 )

 

6.6. Competencia y cooperación en materia de obligaciones de alimentos (votación)
  

- Informe: Genowefa Grabowska (A6-0468/2007 )

 

6.7. Décimo aniversario de la Convención de Ottawa sobre las minas antipersonas (votación)
  

- Propuesta de resolución (B6-0518/2207 )

 

6.8. Cumbre UE/China - Diálogo UE/China sobre derechos humanos (votación)
  

- Propuesta de resolución (B6-0543/2007 )

- Después de la votación:

 
  
MPphoto
 
 

  Toine Manders (ALDE ). - (NL) Señor Presidente, desearía plantear una cuestión de orden de conformidad con los artículos 114 y 166 del Reglamento, que el Comisario Mandelson reconocerá: cuando nos reciben en China, utilizamos un símbolo oficial, la bandera. Ahora este símbolo se está eliminando del Tratado, por lo que desearía exhortar a todos los países a que siguieran el ejemplo de Alemania y volvieran a reconocer oficialmente la bandera como símbolo para que nos puedan recibir con un símbolo oficial en todo el mundo.

 
  
MPphoto
 
 

  Presidente. - Todo ello será comunicado a las autoridades competentes.

 

6.9. Lucha contra el aumento del extremismo en Europa (votación)
  

- Propuesta de resolución (B6-0512/2007 )

 

6.10. Montenegro (votación)
  

- Propuesta de resolución (B6-0494/2007 )

 

6.11. Contaminación causada por la marea negra en los mares Negro y de Azov como consecuencia del naufragio de varios barcos (votación)
  

- Propuesta de resolución (B6-0503/2007 )

 

6.12. Sistemas de garantía de depósitos (votación)
  

- Informe: Christian Ehler (A6-0448/2007 )

 

6.13. Gestión de activos II (votación)
  

- Informe: Wolf Klinz (A6-0460/2007 )

- Antes de la votación sobre la enmienda 2:

 
  
MPphoto
 
 

  Margarita Starkevičiūtė (ALDE ). - Señor Presidente, quisiera aclarar nuestra enmienda y añadir las palabras: «indirectamente, por ejemplo», de forma que el texto ahora diga: «...el producto a inversores minoristas directa o indirectamente, por ejemplo combinándolo con otros productos minoristas».

 
  
  

(Se aprueba la enmienda oral)

 

6.14. Textiles (votación)
  

- Propuesta de resolución (B6-0495/2007 )

 
  
MPphoto
 
 

  Presidente. - Antes de proceder a la votación sobre el último informe, permítanme que dedique esta última votación a un colega que nos va a abandonar dentro de unos días y que ha realizado un trabajo fabuloso para nosotros, aquí, en el Parlamento Europeo, y para toda Europa. Se trata, evidentemente, de Jean-Louis Bourlanges.

(Aplausos)

Jean-Louis, creo que el calor de los aplausos expresa, mejor que cualquier discurso, hasta qué punto te vamos a echar de menos. Que nuestros mejores deseos te acompañen.

 

6.15. Relaciones económicas y comerciales con Corea (votación)
  

- Informe: David Martin (A6-0463/2007 )

 

7. Calendario de los periodos parciales de sesiones: véase el Acta

8. Explicaciones de voto
  

Explicaciones de voto orales

 
  
  

- Propuesta de resolución (B6-0543/2007 )

 
  
MPphoto
 
 

  Frank Vanhecke (NI ). - (NL) Señor Presidente, sólo desearía decir que no apoyé la Resolución sobre el diálogo UE/China sobre derechos humanos por una serie de razones. En particular, creo que en este hemiciclo ya hemos elaborado un número más que suficiente de textos grandilocuentes, y que las instituciones europeas rara vez, por no decir jamás, han acompañado estos textos y declaraciones altisonantes con hechos.

Con los Juegos Olímpicos de Pekín a la vuelta de la esquina, las autoridades europeas tratarán, una vez más, de ganarse el favor de las autoridades chinas. Es algo que ya deja patente esta Resolución, que, junto con numerosísimos elementos de gran sensatez, afirma que en el reciente Congreso Nacional del Partido Comunista Chino —y cito textualmente— «surgieron diversas perspectivas […] por lo que se refiere a la aplicación en China de unas normas internacionales en materia de derechos humanos más exigentes». Esto demuestra la ingenuidad de esta Cámara, puesto que la realidad del Pekín de hoy en día es la de la intimidación, las deportaciones, las detenciones y los campos de trabajo. Ya va siendo hora de que la Unión Europea abandone su política de doble rasero para con China.

 
  
  

- Propuesta de resolución (B6-0512/2007 )

 
  
MPphoto
 
 

  Dimitar Stoyanov (NI ). - (BG) Mi voto en contra de la Resolución sobre el extremismo se debe a que ésta es fruto de ese odio que pretende condenar. ¿Y quién nos está aleccionando sobre el extremismo? ¿El camarada Schulz y el camarada Cohn-Bendit, estos dos defensores del marxismo y leninismo, las mismas ideologías responsables de la masacre de docenas de millones de rusos y ucranianos a comienzos del pasado siglo? ¿O el camarada Vigenin, cuyo partido mantuvo a su merced al pueblo búlgaro durante cincuenta años y asesinó a miles de ciudadanos de este país en sus campos de concentración? ¿Son ustedes los que nos van a enseñar en qué consiste el extremismo? Gracias.

 
  
MPphoto
 
 

  Frank Vanhecke (NI ). - (NL) Señor Presidente, sí, ésta es la manera de proceder de esta Cámara. Y a menos que su nombre sea Martin Schulz, debe utilizar las explicaciones de voto para poder expresar sus opiniones. Esta Cámara ha puesto, una vez más, su huevo periódico sobre la «necesidad» de combatir el «extremismo», pero no se refiere al extremismo y la violencia de verdad como, por ejemplo, los del creciente islamismo en Europa. En su lugar, recupera por enésima vez su discurso sobre las restricciones a la libertad de expresión de aquellos que se manifiestan pacíficamente en defensa del derecho a la individualidad y sobre el derecho a proteger y conservar nuestras lenguas, identidades, culturas y libertades.

Casi resulta trágico que esta Cámara hable sin cesar de libertades y derechos humanos mientras impone las normas más estrictas para silenciar a aquellos que opinan de otro modo y, por ejemplo, no se limitan a unirse al resto de esta Cámara para venerar la vaca sagrada de la proverbial sociedad multicultural. Yo, por mi parte, no considero que esta Resolución sea seria y, en mi opinión, no puede existir ninguna libertad sin que exista una total libertad de expresión política.

 
  
MPphoto
 
 

  Philip Claeys (NI ). - (NL) Señor Presidente, yo también he votado en contra de la Resolución sobre el extremismo. Y no porque crea que el término me sea aplicable —nada más lejos de la realidad—, sino porque, por enésima vez, se está asociando de manera consciente un discurso político legítimo contra una nueva oleada de inmigración y a favor de una política sólida de adaptación con el extremismo y la violencia.

Incluso el título de la Resolución resulta engañoso y tendencioso. El extremismo de izquierdas es algo que evidentemente no puede existir por definición, y está claro que nadie de los aquí presentes ha oído una palabra del creciente fundamentalismo islámico. Esto resulta totalmente kafkiano. Y resultaría incluso divertido si no fuera tan deprimente. Se criminaliza a cualquiera que no se ajuste a la corrección política. Quizás alguien pueda explicar cómo casan este tipo de cosas con la Carta de los Derechos Fundamentales que firmamos ayer.

 
  
MPphoto
 
 

  Koenraad Dillen (NI ). - (NL) Señor Presidente, yo también he votado con total convicción en contra de esta Resolución, porque cuando el zorro ora, a tus gansos controla. En pocas ocasiones he visto un documento más hipócrita que esta propuesta de resolución sobre el «ascenso del extremismo» en Europa, y Dios sabe que Europa y esta Cámara ya han batido todos los récords en lo que a hipocresía se refiere.

Al fin y al cabo, como ya han dicho mis compañeros, no existe tal cosa del extremismo de izquierdas. De hecho, ni siquiera se ha hecho mención alguna al extremismo islámico. Los alrededores de París se quemaron, pero aparentemente el problema reside en la pequeña minoría inconformista que se ha convertido en la losa de esta noble institución.

Quizás debamos volver a abrir las puertas del Gulag para los que todavía osan criticar el culto de Europa y la sacrosanta sociedad multicultural, y lo rematemos con una inquisición y el destierro de los herejes a la isla del Diablo. Sólo entonces Europa estará libre de las últimas personas críticas, y el culto de Europa podrá seguir sin contratiempos con su misión de convertir a los infieles.

 
  
MPphoto
 
 

  Mogens Camre (UEN ). - (DA) Señor Presidente, esta Resolución contiene una crítica justificada del neofascismo y de los movimientos fundamentalistas surgidos en determinados países europeos. Sin embargo, parece que en su conjunto se dirige de manera específica a un problema consistente en que determinados ciudadanos europeos tienen actitudes fascistas y racistas, lo que hace que la Resolución carezca de todo sentido. Diversas encuestas de opinión realizadas en Dinamarca indican que los inmigrantes procedentes de naciones no occidentales no tienen la impresión de estar sometidos a ninguna forma de racismo o de trato hostil. Sin embargo, algunos inmigrantes de naciones no europeas han hecho un uso generalizado de violencia tanto hacia los ciudadanos daneses como hacia otros inmigrantes. Las estadísticas delictivas oficiales dan cuenta de un número absolutamente desorbitante de inmigrantes de procedencia no occidental.

En los últimos meses se han producido, semana tras semana, numerosos incidentes de tiroteos callejeros en los que están involucradas bandas de inmigrantes, así como ataques a individuos. Funcionarios inmigrantes, que no son de origen danés, han visto sus vidas amenazadas y han sufrido coacciones para dejar su trabajo, y los responsables de ello no son de nacionalidad danesa, sino personas de culturas extranjeras, a las que los daneses intentan ayudar a integrarse socialmente. Uno de nuestros políticos más destacado es un inmigrante de origen sirio. Éste debe contar con protección las veinticuatro horas del día, no contra los daneses, sino contra los fundamentalistas de ideología islamista. Nuestro servicio de inteligencia está constantemente impidiendo que se produzcan ataques violentos contra los ciudadanos y las instituciones danesas, no a manos de daneses, sino de extranjeros. Así pues, por lo que respecta a Dinamarca esta Resolución resulta absurda. Allí, el racismo violento tiene como punto de mira la democracia y los derechos humanos. Sobre esta base, me he visto incapaz de votar a favor de esta Resolución.

 
  
  

- Propuesta de resolución (B6-0503/2007 )

 
  
MPphoto
 
 

  Miroslav Mikolášik (PPE-DE ). - (SK) Señor Presidente, el Mar Negro se está convirtiendo en una de las vías principales de la región para las crecientes exportaciones de crudo, y en los últimos años ha sido, por desgracia, escenario de múltiples accidentes de petroleros y buques de carga. Durante una fuerte tormenta, se hundieron o encallaron un total de doce buques. Estos hechos tuvieron graves consecuencias, afectaron a la vida de las personas y provocaron desastres ecológicos a gran escala.

El derrame de petróleo del Exxon Valdez en Alaska hace más de dieciocho años es un ejemplo de desastre a gran escala, cuyas consecuencias aún son patentes hoy en día.

Considerando que aproximadamente doscientos petroleros navegan cada día por las aguas de todo el mundo, soy partidario de que se regule y se vigile estrechamente esta situación, no sólo en el Mar Negro, sino también en otros de ellos. Los Estados miembros, así como los países vecinos de la Unión Europea, deben garantizar que se aplica con mayor rigurosidad la legislación comunitaria y la normativa de seguridad marítima en vigor. En este contexto, pido al Consejo que agilice sus deliberaciones y adopte posiciones comunes sobre los actos legislativos restantes del Tercer Paquete Marítimo sobre seguridad marítima.

 
  
  

- Propuesta de resolución (B6-0495/2007 )

 
  
MPphoto
 
 

  Zuzana Roithová (PPE-DE ). - (CS) Señor Presidente, la supresión de las cuotas y la introducción de controles sobre las importaciones textiles chinas del próximo año conllevarán, sin lugar a dudas, una mejora de los mecanismos de control. No obstante, no estoy de acuerdo en que el sector de la lana no tenga que someterse a vigilancia. Nuestra Resolución es una llamada política a la Comisión, una expresión de nuestro deseo de que se haga un mayor hincapié en exigir que se cumplan las obligaciones internacionales, y una protesta contra las barreras chinas a las importaciones de productos europeos. Me complace que China tenga que expedir licencias de importación, lo que permitirá poner en práctica procedimientos de control en los puertos chinos y, por tanto, proteger mejor a Europa contra la falsificación de productos. Al mismo tiempo, corresponde a la Comisión proteger a los consumidores europeos de las sustancias tóxicas como, por ejemplo, los colorantes azoicos que en ocasiones se encuentran presentes en los productos chinos. Por consiguiente, pido a la Comisión que ejerza su influencia para que sean confiscados en las fronteras de la Unión Europea todos los productos textiles que constituyan un riesgo sanitario.

 
  
  

Explicaciones de voto escritas

 
  
  

- Informe: Kyösti Virrankoski y Ville Itälä (A6-0492/2007 )

 
  
MPphoto
 
 

  Bastiaan Belder (IND/DEM ), por escrito. – (NL) El Consejo y el Parlamento Europeo han llegado a un acuerdo en relación con la financiación adicional para el sistema vía satélite Galileo y con el gasto en asuntos exteriores, incluida la misión policial en Kosovo. Así pues, se ha aumentado el marco financiero plurianual 2007-2013, se ha hecho uso del instrumento de flexibilidad y se han redistribuido las líneas presupuestarias existentes, redistribuciones que podrían haber sido más amplias.

Pero lo que verdaderamente me plantea problemas es el ajuste de los límites máximos ya acordados de los créditos comunitarios para el período comprendido hasta 2013 y la utilización del instrumento de flexibilidad a tal efecto. El uso de este instrumento es algo que debe evitarse y limitarse, por todos los medios, a casos muy concretos. Cualquier modificación de los costes debe compensarse principalmente con la reducción de otras líneas presupuestarias. En este sentido, me viene a la cabeza principalmente el gasto que no se dedica a los objetivos centrales de la Unión Europea y las líneas presupuestarias cuya ejecución ya se ha retrasado con respecto a la planificación del gasto.

 
  
MPphoto
 
 

  Pedro Guerreiro (GUE/NGL ), por escrito . – (PT) El acuerdo alcanzado entre la Comisión, el Consejo y Parlamento en relación con el presupuesto comunitario para 2008 revela el verdadero peso de los «países grandes» y los «países ricos», puesto que responde a sus solicitudes de que se limite al máximo el límite presupuestario de la UE.

A pesar de los intentos por ocultarlo, la verdad es que las propuestas presupuestarias de la Comisión, el Consejo y el Parlamento, al igual que este acuerdo, se encuentran por debajo de la cifra para 2008 prevista en el marco financiero 2007-2013. Esto es algo que ya sucedió el pasado año y durante el marco financiero 2000-2006.

En realidad, este presupuesto comunitario para 2008 representa una reducción de los pagos de más de nueve mil millones de euros con respecto a lo que se acordó en el marco financiero para 2008, es decir, que por lo que respecta a los pagos, el presupuesto de la UE se ha reducido del 1,04 % al 0,96 % de la RNB comunitaria. Por otra parte, el presupuesto de la UE se centra cada vez más en financiar políticas comunitarias neoliberales, federalistas y militaristas.

Por toda esta serie de razones rechazamos este acuerdo.

 
  
MPphoto
 
 

  Gunnar Hökmark (PPE-DE ), por escrito . (SV) Apoyamos los principios básicos del presupuesto de la UE para 2008 y estamos de acuerdo en que los contribuyentes deben ver su dinero bien invertido. Deben respetarse los marcos fijados en la perspectiva financiera y, por consiguiente, acogemos con satisfacción que el presupuesto se mantenga dentro de estos marcos con un amplio margen.

El apoyo a la agricultura es una de las áreas en las que se pueden realizar recortes en aras de objetivos que se ajusten en mayor medida a las ambiciones de Lisboa, es decir, que la UE llegue a ser el área más próspera del mundo en términos económicos.

 
  
MPphoto
 
 

  Gay Mitchell (PPE-DE ), por escrito . − Durante las negociaciones presupuestarias, el Parlamento y el Consejo decidieron redistribuir 50 millones de euros de las agencias descentralizadas para cofinanciar los programas europeos de radionavegación por satélite (EGNOS/GALILEO) y el Instituto Europeo de Tecnología. No se indicó qué agencias se verían afectadas.

La reprogramación afecta a las agencias inscritas bajo la rúbrica 1A a la que pertenece Eurofound, la Fundación Europea para la Mejora de las Condiciones de Vida y de Trabajo. Eurofound tiene su sede en Dublín. Esta fundación presta un importante servicio en el ámbito del mercado laboral y de las condiciones de trabajo, y un recorte sería intolerable y contraproducente.

 
  
MPphoto
 
 

  José Albino Silva Peneda (PPE-DE ), por escrito . – (PT) Mi voto a favor del proyecto de presupuesto para 2008 se debe, en primer lugar, a que se encuentra claramente en consonancia con los principios que figuran en la perspectiva financiera 2007-2013.

En segundo lugar, la propuesta sometida a votación, tras las negociaciones con la Comisión y el Consejo, superó finalmente los graves problemas surgidos con respecto a la financiación de Galileo. La solución a la que se llegó también es muy positiva, dado que permitirá que los proyectos incluidos en las redes transeuropeas cuenten con un nivel razonable de financiación.

Y, en tercer lugar, considero que las soluciones contables halladas son muy positivas por lo que respecta a los pagos para las partidas destinadas a financiar el Fondo Social Europeo y los proyectos del Fondo Europeo de Desarrollo Regional, que revisten una importancia cabal para que Portugal pueda desarrollar los proyectos necesarios para alcanzar unas tasas mucho mayores de crecimiento económico que en los últimos años y, de este modo, pueda acercarse al promedio de la UE.

 
  
  

- Informe: Adamos Adamou (A6-0443/2007 )

 
  
MPphoto
 
 

  Carlos Coelho (PPE-DE ), por escrito . – (PT) Hace aproximadamente cincuenta años, el Consejo de Europa diseñó un sistema de normas e instrumentos jurídicos y judiciales para proteger y promover los derechos fundamentales que se ha convertido en un punto de referencia en materia de derechos humanos, Estado de Derecho y democracia en Europa.

La Agencia de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea, que pasó a reemplazar jurídicamente el Observatorio Europeo del Racismo y la Xenofobia, debería contribuir a reforzar la coherencia y uniformidad de la política de derechos fundamentales de la UE.

Dado que ambas instituciones comparten un mismo objetivo (reforzar la protección de los derechos fundamentales), resulta esencial garantizar su estrecha colaboración.

Este acuerdo pretende garantizar la complementariedad y el valor añadido y evitar duplicaciones de las actividades del Consejo de Europa, de acuerdo con lo previsto en el artículo 9 del Reglamento por el que se crea una Agencia de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea.

Apoyo la celebración de este acuerdo en aras de la cooperación, la transparencia y la complementariedad y, en particular, del establecimiento de un marco de cooperación entre ambas instituciones que implique contactos y reuniones regulares, intercambios de información y coordinación de actividades con el fin de evitar duplicaciones y garantizar el mejor uso posible de los recursos.

 
  
MPphoto
 
 

  Marine Le Pen (NI ), por escrito . – (FR) La paradoja, por no decir la gran hipocresía del Parlamento Europeo, consiste en proclamar alto y fuerte unos principios y valores democráticos y, al mismo tiempo, ignorarlos por completo negándose a aplicarlos cuando no le conviene.

Así sucedió ayer, cuanto el Parlamento Europeo, reunido en sesión plenaria, proclamó solemnemente la Carta de los Derechos Fundamentales en medio del abucheo general, haciendo caso omiso de las protestas procedentes de los bancos soberanistas, que reclamaban el referéndum para la adopción del nuevo Tratado constitucional.

El Parlamento Europeo se desacredita a sí mismo al rechazar todo debate y estigmatizar a aquellos de sus elegidos que trabajan por el mantenimiento de la identidad y las soberanías nacionales.

La libertad de expresión sólo tiene valor si los adversarios políticos también pueden ejercerla. Para los grupos políticos bien pensantes, es como si existiera un discurso ilegítimo que hay que impedir a cualquier precio. Justo cuando el Parlamento se compromete reivindicando la Carta de los Derechos Fundamentales, los elegidos del Frente Nacional, por su parte, desean reafirmar alto y fuerte que no tienen la misma idea de los derechos humanos y que continuarán su lucha por el respeto de la soberanía y la identidad de las naciones de Europa.

 
  
  

- Informe: Friedrich-Wilhelm Graefe zu Baringdorf (A6-0501/2007 )

 
  
MPphoto
 
 

  Duarte Freitas (PPE-DE ), por escrito . – (PT) Voto a favor del informe del señor Graefe zu Baringdorf dada la urgencia de implantar un sistema de identificación electrónica de ovinos y caprinos. En este sentido, lamento que la propuesta de la Comisión lleve un retraso de diecisiete meses.

Estoy de acuerdo con la enmienda a la propuesta de la Comisión en la que se propone que se establezca una fecha específica para la entrada en vigor del sistema, fecha que se considera oportuno fijar para el 31 de diciembre de 2009 tal y como propone el informe del señor Graefe zu Baringdorf.

No obstante, discrepo con las enmiendas 4 y 5, que retrasarían la rápida implantación del sistema. Tampoco estoy conforme con la enmienda 3, ya que, desde mi punto de vista, el documento en cuestión tiene por objeto fijar un calendario y no abordar principios.

 
  
  

- Informe: Genowefa Grabowska (A6-0468/2007 )

 
  
MPphoto
 
 

  Jan Andersson, Göran Färm, Anna Hedh e Inger Segelström (PSE ), por escrito . (SV) Los socialdemócratas suecos hemos votado a favor del informe, puesto que es importante eliminar los obstáculos actuales a la recaudación de las obligaciones de alimentos de un ciudadano con residencia en un Estado Miembro diferente al de la persona acreedora de alimentos. A este respecto, resulta fundamental proteger la parte más vulnerable del proceso de recaudación. Sin embargo, no estamos conformes con las enmiendas 9 y 26, que obliga a las partes, tras obtener un asesoramiento jurídico independiente, a celebrar por escrito un acuerdo sobre la competencia del tribunal y sobre la legislación nacional que debe aplicarse para que se haga efectivo en los tribunales. Esta obligación no es compatible con la tradición jurídica sueca.

 
  
MPphoto
 
 

  Carlos Coelho (PPE-DE ), por escrito . – (PT) La creciente movilidad en la UE, junto con el número cada vez mayor de parejas separadas, se ha traducido en un aumento del número de litigios transfronterizos relativos a reclamaciones de prestaciones alimentarias.

Los procedimientos actuales para reclamar una prestación alimentaria suelen ser demasiado largos y complejos, y en muchos casos, no cumplen su acometido. Entre tanto, los acreedores de mantenimiento, cuya gran mayoría son niños, sufren penurias y, con frecuencia, ni siquiera disponen del dinero suficiente para sobrevivir.

Esta iniciativa es, por consiguiente, especialmente importante, ya que debe facilitar el funcionamiento del mercado interior y la libre circulación eliminando los obstáculos que plantean las discrepancias entre los Estados miembros por lo que respecta a la ejecución de las obligaciones de alimentos. Así, la iniciativa debe garantizar que tales decisiones se reconocen y se ejecutan en toda la Unión Europea de la manera más rápida y eficaz y con el menor coste posible.

Facilitará la vida a los ciudadanos y, paralelamente, debería tener unos efectos sociales positivos, puesto que contribuirá a que los acreedores de alimentos que residen en otro Estado miembro reclamen la prestación que les corresponda ante un tribunal competente y, una vez dictada la decisión, se reconozca en todos los Estados miembros sin necesidad de formalidades adicionales.

 
  
MPphoto
 
 

  Bogusław Liberadzki (PSE ), por escrito . − (PL) Señor Presidente, he votado a favor del informe sobre la propuesta de Reglamento del Consejo relativo a la competencia, la ley aplicable, el reconocimiento y la ejecución de las resoluciones y la cooperación en materia de obligaciones de alimentos (COM(2005)0649  – C6-0079/2006  – 2005/0259(CNS) ).

La señora Grabowska tiene razón al afirmar, en su evaluación, que en la Unión Europea no hay en la actualidad un sistema común y armonizado de reconocimiento y aplicación de resoluciones judiciales sobre el pago de alimentos.

Estoy de acuerdo con la iniciativa para que se ejecuten con rapidez y sin cargos adicionales las reclamaciones de prestaciones alimentarias, especialmente en el contexto de la circulación transfronteriza de personas.

El informe subraya con acierto la necesidad de establecer medidas semejantes, que permitan que una resolución judicial tenga el mismo efecto que en el Estado miembro en el que se dictó sin otras formalidades.

 
  
  

- Propuesta de resolución (B6-0518/2007 )

 
  
MPphoto
 
 

  Pedro Guerreiro (GUE/NGL ), por escrito . – (PT) Desde 1997, año en que se firmó la Convención de Ottawa, han procedido a la firma de la misma, según los datos disponibles a finales de noviembre, un total de 156 Estados. Cabe destacar que, por desgracia, los Estados Unidos no se encuentran entre ellos.

Con bastante acierto, la Resolución adoptada hoy señala la incongruencia en la actuación de la Comisión Europea al anunciar su intención de promover activamente la destrucción de las minas antipersonas y de apoyar a las víctimas que, como cabe recordar, en su gran mayoría se trata de niños, mientras que, a finales de 2006, eliminó la línea presupuestaria específica para las minas antipersonas.

En vista de la importancia de esta actuación y del hecho de que el apoyo a las víctimas resulta por doquier insuficiente para atender sus necesidades, creemos que debe volverse a crear una línea presupuestaria específica para las minas antipersonas que sirva para financiar las acciones contra las minas, la ayuda a las víctimas y la destrucción de las minas almacenadas, a lo que añadiríamos la conveniencia de aumentar sustancialmente los fondos consignados a este efecto.

Por otra parte, lamentamos que no se haya adoptado la propuesta de nuestro grupo parlamentario destinada a solicitar a todos los países que detengan de inmediato la producción de minas terrestres e instar a la UE a que bajo ninguna circunstancia sus tropas utilicen minas.

 
  
  

- Propuesta de resolución (B6-0543/2007 )

 
  
MPphoto
 
 

  Robert Goebbels (PSE ), por escrito . – (FR) Me he abstenido sobre la resolución relativa a las relaciones UE-China porque no quiero sumarme a las reprimendas paternalistas ni al discurso moralizador que transmiten este tipo de resoluciones. Una Unión Europea que no es capaz de adoptar una Carta de los Derechos Fundamentales válida en todo su territorio no está en condiciones de dar lecciones al resto del mundo.

 
  
  

- Propuesta de resolución (B6-0512/2007 )

 
  
MPphoto
 
 

  Jim Allister (NI ), por escrito . − Como representante de una región, Irlanda del Norte, en la que el Sinn Fein —miembros de una organización terrorista que recientemente ha asesinado al joven Paul Quinn— ha sido admitido en el Gobierno en una coalición con partidos exclusivamente democráticos, me he sentido animado al observar y votar la enmienda 14 que se expresaba en los siguientes términos:

«Deplora el hecho de que algunos de los principales partidos hayan considerado oportuno dar credibilidad y aceptación a partidos extremistas estableciendo acuerdos de coalición, y sacrificando con ello su integridad moral en aras de la conveniencia y de unos beneficios políticos a corto plazo.»

 
  
MPphoto
 
 

  Gerard Batten (IND/DEM ), por escrito . − Si bien nos oponemos al extremismo en cualquiera de sus formas, el UKIP no cree que nosotros, los británicos, tengamos que aceptar consejos de la UE sobre esta cuestión, y el UKIP no pediría a la UE que tome medida alguna. Ésta, como todas las demás cuestiones, debería ser la prerrogativa de los países democráticos independientes.

 
  
MPphoto
 
 

  Derek Roland Clark (IND/DEM ), por escrito . − Si bien nos oponemos al extremismo en cualquiera de sus formas, el UKIP no cree que nosotros, los británicos, tengamos que aceptar consejos de la UE sobre esta cuestión, y el UKIP no pediría a la UE que tome medida alguna. Ésta, como todas las demás cuestiones, debería ser la prerrogativa de los países democráticos independientes.

 
  
MPphoto
 
 

  Hanna Foltyn-Kubicka, Wojciech Roszkowski y Konrad Szymański (UEN ), por escrito . − (PL) Señor Presidente, estamos en contra del racismo, la xenofobia y el extremismo político. Sin embargo, la manera de proceder del Parlamento Europeo en los últimos tiempos, en los que se abusa de estos conceptos en la lucha política actual, con el consiguiente riesgo que eso supone de coartar la libertar de expresión, algo que atestiguan flagrantemente los incidentes acontecidos en este hemiciclo el 12 de diciembre de este año, nos llevan a creer que los defensores de la Carta de los Derechos Fundamentales, en la que, dicho sea de paso, figura una prohibición absurda sobre la discriminación por razón de «opiniones políticas», infringieron por aquel entonces los principios que ellos mismos propusieron.

Así pues, nos abstenemos a votar sobre esta cuestión debido a la ausencia de una definición precisa del extremismo político y la xenofobia en esta Resolución, que tiene por objeto luchar contra el extremismo.

 
  
MPphoto
 
 

  Bruno Gollnisch (NI ), por escrito. (FR) Ni el Frente Nacional, ni el Vlaams Belang ni tampoco el FPOE son partidos extremistas, racistas o xenófobos. Sin embargo, en un espíritu de amalgama malsano y falso, todos los denominados partidos «bien pensantes» se afanan en tacharlos de extremistas únicamente porque trabajan por promover el mantenimiento de la identidad nacional.

La democracia está en peligro, cierto, pero los culpables señalados por el sistema no son los correctos. No son los que critican y discuten las políticas en materia de inmigración, en particular, y a los que se acusa por ello de ser extremistas. No, son los que amordazan sistemáticamente la libertad de expresión en nombre de los derechos humanos y de lo políticamente correcto y en realidad no hacen otra cosa que enmascarar su fracaso para resolver los problemas de inmigración, inseguridad e identidad a los que se enfrentan.

Al multiplicar las legislaciones de lucha contra los extremismos en Europa, el Parlamento habría podido enorgullecerse de participar en el mantenimiento de los principios y valores democráticos. Por desgracia, no es así, lejos de apuntar al islamismo radical o a los regímenes totalitarios comunistas, el Parlamento sacia una vez más su obsesión antinacional y globalista.

 
  
MPphoto
 
 

  Mieczysław Edmund Janowski (UEN ), por escrito . − (PL) Señor Presidente, me opongo categóricamente al racismo, la xenofobia y el extremismo político. Creo, sin embargo, que los documentos adoptados bajo los auspicios del Parlamento Europeo deberían ofrecer una definición clara de términos como, concretamente, el extremismo político y la xenofobia. Porque, de no hacerlo, se podría dar el caso que, con un noble propósito, se consiga de hecho lo contrario y se allane el terreno para que se cometan abusos en las actividades públicas políticas, coartando la libertad de expresión y silenciando las opiniones personales.

Lo sucedido durante la sesión plenaria del Parlamento Europeo en Estrasburgo el 12 de diciembre de este año viene a ilustrar la interpretación selectiva de estos conceptos. ¿Cómo, por ejemplo, casa lo dispuesto en un artículo de la Carta de los Derechos Fundamentales que afirma que «se prohíbe toda discriminación, y en particular la ejercida por razón de […] opiniones políticas o de cualquier otro tipo» con el hecho de que se les arrebatase de las manos por la fuerza a varios diputados papeles en los que se podía leer «REFERÉNDUM»? Éste no era sino un caso de expresión pacífica de la opinión por parte de unos cuantos diputados electos.

En vista de esta situación, me abstuve de votar la Resolución sobre la lucha contra el ascenso del extremismo en Europa.

 
  
MPphoto
 
 

  Carl Lang (NI ), por escrito . – (FR) Deja estupefacto ver hasta qué punto puede ser hemiplégico el Parlamento Europeo: ¡sólo mira a la derecha! Las distintas resoluciones propuestas por el PSE, los liberales, los Verdes o los comunistas sólo ven el extremismo del lado de la «extrema derecha».

¿Qué pasa con el islamismo radical o con los trotskistas y comunistas de todo tipo? No se contempla a estos extremismos ni una sola vez.

Es un insulto para todas las víctimas de los regímenes totalitarios comunistas y para todas aquellas y aquellos que sufren a diario los dogmas y las prácticas del Islam radical. Para el Parlamento Europeo, esos extremismos no son condenables. Simplemente, no existen, porque no participan en la terminología estándar de lo políticamente correcto en vigor en esta Cámara.

En un espíritu de respeto por los principios y valores de democracia, igualdad y tolerancia, el Grupo socialista no duda además en acoger «con satisfacción la disolución del grupo político de extrema derecha Independencia, Tradición y Soberanía (ITS)» y pedir que se endurezcan las condiciones que rigen la formación de grupos políticos en el Parlamento. El leitmotiv de estos diputados es demonizar sistemáticamente a sus adversarios políticos para imponer su pensamiento correcto a todo el mundo.

Estas resoluciones son pensums de hipocresía, ceguera y oscurantismo. Votaremos en contra.

 
  
MPphoto
 
 

  Geoffrey Van Orden (PPE-DE ), por escrito . − Aunque estoy totalmente de acuerdo con unas medidas genuinas para derrotar al racismo y al extremismo, este tipo de resolución, generada por la Izquierda, carece de utilidad y sólo pretende promover su propio programa distorsionado. De hecho, es poco lo que distingue a la extrema Izquierda de la extrema Derecha, y se alimentan la una de la otra. Sin embargo, la Izquierda ha conseguido desviar la atención de sus propios extremos y promover instituciones y políticas que ayudan a sus propios objetivos. La UE, en sus continuos esfuerzos por ampliar su propia influencia, a menudo es cómplice de ello. No apruebo los organismos semiautónomos de la UE, como la «Agencia de los Derechos Fundamentales de la UE», del mismo modo que no apruebo que se financien con dinero público la enorme cantidad de ONG que impulsan el programa de la izquierda. Por eso he optado por la abstención en la resolución.

 
  
MPphoto
 
 

  Thomas Wise (IND/DEM ), por escrito . − Soy contrario al extremismo en cualquiera de sus formas, pero no acepto que los británicos tengamos que recibir consejos de la UE en esta materia ni en otra alguna. No he sido elegido para dejar que la UE extienda o amplíe su control sobre el Reino Unido. Esta cuestión debería seguir siendo la prerrogativa de los países democráticos independientes.

 
  
  

- Propuesta de resolución (B6-0494/2007 )

 
  
MPphoto
 
 

  Erik Meijer (GUE/NGL ), por escrito . – (NL) En 1918, el Estado independiente de Montenegro eligió por voluntad propia unificarse con sus países vecinos de Serbia, Croacia, Bosnia y Herzegovina y Eslovenia. En 2006, tras la disolución de Yugoslavia, el electorado de Montenegro, el último Estado que aún seguía unido a Serbia, decidió democráticamente poner fin a esta unión. De este modo, Montenegro se convirtió en el 49º Estado independiente de Europa. Ahora es importante que Montenegro se convierta en un Estado normal, y no en una versión ampliada de Mónaco: un paraíso para los extranjeros pudientes que desean pagar un tipo reducido de impuestos, blanquear dinero y construir palacios. Montenegro debe hacer un mayor esfuerzo para luchar contra la contaminación medioambiental y el contrabando de cigarrillos.

Me complace que la Comisión de Asuntos Exteriores haya aceptado mis enmiendas relativas a la vivienda y a los puestos de trabajos para los refugiados serbios y kosovares. Los apátridas no deben conservar perpetuamente esta condición, y Montenegro debe respetar los acuerdos del Consejo de Europa a este respecto. Incluso ha sido aceptada mi propuesta relativa a la restauración de las conexiones ferroviarias norte-sur con Nikšic, en la frontera bosnia, y con Shkoder, en Albania. Aumentar el transporte por carretera no es una solución válida. Afortunadamente, el ponente, el señor Vernola —a diferencia de lo que hizo en su anterior informe anual—no pide la rápida adhesión de este país a la OTAN, ni una política económica que sea aún más neoliberal de lo que acostumbra a ser en el resto de Europa. La adhesión a la OTAN no puede ser un requisito previo para la entrada en la UE.

 
  
  

- Propuesta de resolución (B6-0503/2007 )

 
  
MPphoto
 
 

  Pedro Guerreiro (GUE/NGL ), por escrito . – (PT) La Resolución adoptada hoy en el Parlamento Europeo expresa la solidaridad con las víctimas de los naufragios que tuvieron lugar en el estrecho de Kerch —el estrecho que une el Mar Negro al Mar de Azov— y que causaron una catástrofe ambiental.

Las repercusiones medioambientales del vertido de derivados del petróleo en el estrecho se agravaron debido a la rápida dispersión de los contaminantes provocada por los fuertes vientos y oleajes de aquel momento.

En líneas generales, estamos de acuerdo con las posiciones contenidas en la Resolución, en la que se recalca el importante papel de los Estados miembros para garantizar que los buques que figuran en sus registros nacionales cumplan las normas internacionales y para evitar los accidentes marítimos y combatir sus efectos.

Dado que estamos de acuerdo con la necesidad de establecer medidas para reducir los riesgos ambientales y hacer avances en materia de seguridad marítima, creemos que cualquier iniciativa adoptada a escala comunitaria a este respecto debe basarse en una cooperación reforzada entre los Estados miembros, sin que por ello se vean comprometidas sus responsabilidades en este ámbito.

 
  
MPphoto
 
 

  Marie Anne Isler Béguin (Verts/ALE ), por escrito . – (FR) La ampliación de la Unión Europea requiere nuestra solidaridad con las poblaciones de los 431 000 km del mar Negro.

Esa solidaridad se expresa con el «Acuerdo de apertura de negociaciones con Turquía», con la aplicación de la «política de vecindad» a Georgia y Ucrania, y con la «asociación estratégica» establecida con Rusia. La violencia de la tormenta refleja los efectos del cambio climático. Y en nuestra vecindad. Dichos efectos requieren una política de gestión de los riesgos que integre tanto prevención como protección de la diversidad biológica.

Recordamos que el temporal provocó el naufragio de cuatro buques y causó la muerte de ocho marinos. Además, un carguero ruso se partió en dos, liberando 4 000 toneladas de crudo en una ruta migratoria de aves buceadoras procedentes de Siberia. La Unión Europea ha destacado un equipo en el marco del Centro de Seguimiento e Información. Esta iniciativa debe completarse. Para prevenir futuras catástrofes, la UE ha de asegurarse de que se apliquen de forma sistemática unas normas de seguridad elevadas a la flota de cargueros rusos. La UE debe imponer a su socio ruso que el petróleo sea transportado en buques de doble casco. En el momento en que se reúne la Asamblea Parlamentaria de la Cooperación Económica del Mar Negro, hay que pedir una aplicación de las normas europeas del paquete marítimo europeo.

 
  
  

- Informe: Christian Ehler (A6-0448/2007 )

 
  
MPphoto
 
 

  Andrzej Jan Szejna (PSE ), por escrito . − (PL) Señor Presidente, voto a favor del informe del señor Ehler sobre los sistemas de garantía de depósitos.

El ponente ha presentado un informe excelente, que llama la atención sobre los nuevos desafíos a los que se enfrentan los sistemas de garantía debido a la creciente integración de los mercados. Si se pretende garantizar la estabilidad de los mercados financieros, debe darse una respuesta a estos desafíos. Los sistemas de garantía de depósitos constituyen una parte fundamental del sistema de mercado financiero de la UE y su funcionamiento debe ser objeto de mejoras continuas.

El ponente señala, con acierto, el problema que plantea la gestión de crisis y la red de seguridad para los depósitos transfronterizos en la gestión de crisis.

Estoy de acuerdo en que la gestión de crisis debe basarse en una mejor detección temprana de riesgos, en unos procedimientos de interacción entre todas las partes involucradas mejor definidos y diseñados, y en la aclaración de qué tipo de cargas deben repartirse. Además, deben tomarse en consideración las diferencias entre los sistemas y la variedad de partes interesadas en los sectores público y privado.

 
  
  

- Propuesta de resolución (B6-0495/2007 )

 
  
MPphoto
 
 

  Bruno Gollnisch (NI ), por escrito . – (FR) Importaciones masivas, perverso efecto de un euro fuerte frente a una moneda extranjera voluntariamente devaluada, dumping social y medioambiental, falsificaciones, piratería, productos peligrosos, barreras no arancelarias para las producciones europeas: en el ámbito del sector textil, como en los demás, los informes y resoluciones de este Parlamento sobre las relaciones comerciales con China se suceden y se parecen.

¿Por qué, en estas condiciones, se aceptó la entrada de China en la OMC? Nosotros votamos en contra. ¿Por qué negarse a ver que la liberalización de los intercambios con países que han decidido no respetar las normas –una liberalización que ustedes jamás ponen en entredicho– sólo conduce al desastre económico y a la desintegración social en regiones y sectores enteros? ¿Por qué se aceptó el fin de las cuotas textiles y la marcha al desempleo de decenas de miles de trabajadores europeos? Hoy se preocupan por ello, pero sólo hablan tímidamente de una posible defensa comercial, de posibles medidas de salvaguardia y de vigilancia conjunta de las exportaciones. Es poco, es insuficiente. Pero ya es algo.

Por tanto, aunque esta resolución no tendrá ninguna utilidad, votamos a favor.

 
  
MPphoto
 
 

  Pedro Guerreiro (GUE/NGL ), por escrito . – (PT) Nos complace que se hayan adoptado nuestras propuestas, a saber, que el Parlamento:

- afirme que el sistema de vigilancia de doble control sólo tendrá sentido si garantiza que no vuelve a repetirse la situación que se produjo en 2005 y que es necesario aplicar nuevas medidas de salvaguardia; y

- reitere su propuesta de crear en el sector textil y de la confección un programa comunitario, especialmente para las regiones más desfavorecidas que dependen de este sector y para apoyar a las PYME.

Por otra parte, lamentamos que una amplia mayoría del Parlamento Europeo haya rechazado nuestras propuestas consistentes en, por ejemplo:

- hacer referencia a las graves consecuencias mundiales de la liberalización en el sector textil y de la confección, como el cierre o la deslocalización de empresas, el desempleo o las graves crisis socioeconómicas;

- señalar que algunos países han adoptado medidas de salvaguardia vigentes hasta finales de 2008 y, por tanto, manifestar la incomprensión de los motivos por los que la UE no ha seguido su ejemplo;

- subrayar que es necesario establecer un marco regulatorio para penalizar las deslocalizaciones de empresas, supeditando las ayudas públicas a las empresas al cumplimiento de compromisos a largo plazo en materia de desarrollo regional y empleo e incluyendo la obligación de reembolsar la ayuda en caso de incumplir tales condiciones; y

- pedir que los representantes de los trabajadores desempeñen un papel más importante en los consejos de administración de las empresas y en la toma de decisiones de gestión de carácter estructural.

 
  
MPphoto
 
 

  Carl Lang (NI ), por escrito . – (FR) Desde la conclusión del Acuerdo Multifibras, el sector textil en Francia y Europa ha hecho de algunas de nuestras regiones desiertos económicos y sociales. Ahora, reina la precariedad y la pobreza para miles de mujeres y hombres que han perdido su empleo.

La destrucción de esas empresas, de ese tejido social, en nombre de la globalización y el ultraliberalismo europeísta, es el símbolo de uno de los mayores fracasos económicos de la Unión Europea.

Desde hace años, esta lógica provoca, en todos los demás sectores económicos, la deslocalización de nuestra producción, incluso de excelencia, a otros países del mundo: al norte de África y sobre todo a Asia. En realidad, este nuevo equilibrio mundial no habrá aportado nada a los terceros países, como no sea el agravamiento del esclavismo económico en beneficio de una pequeña élite de la fábrica China y la instalación duradera del desempleo en Europa sobre el fondo de la crisis económica persistente.

Es evidente que la competencia mundial alentada por la OMC es la razón principal del empobrecimiento generalizado y la falta de dinamismo europeo. La Unión Europea debe poner freno con urgencia a esta locura, para establecer al fin la protección y la preferencia comunitarias.

 
  
  

- Informe: David Martin (A6-0463/2007 )

 
  
MPphoto
 
 

  Pedro Guerreiro (GUE/NGL ), por escrito . – (PT) Entre otras cosas, el presente informe contiene un verdadero error de concepto. Reconoce que «la pobreza sigue siendo un problema no resuelto y creciente en Corea, país que, según las estadísticas de la OCDE, se sitúa entre los tres miembros de la OCDE que presentan al mismo tiempo las mayores diferencias entre ingresos altos y bajos y la mayor intensificación de dichas diferencias» (a lo que añadiríamos que no se trata de un caso aislado, dado que en la UE las diferencias de ingresos entre pobres y ricos también se han intensificado, especialmente en Portugal, donde estas diferencias siguen aumentando y cerca de dos millones de portugueses viven por debajo del umbral de la pobreza).

El informe pide, no obstante, un acuerdo «de libre comercio» entre la UE y Corea, así como una liberalización comercial, aun a sabiendas de que tales políticas han favorecido y seguirán favoreciendo la concentración de riqueza en amplios sectores económicos y financieros tanto en la UE como en Corea. Así pues, se trata de un acuerdo que obligará aún en mayor medida a los trabajadores a aceptar, en nombre de la «competitividad», unos salarios reducidos y una pérdida de los derechos y beneficios sociales logrados, y que contribuirá a aumentar los ingentes beneficios de una minoría.

Asimismo, no se hace mención alguna a la industria de la construcción naval.

 
  
MPphoto
 
 

  Andrzej Jan Szejna (PSE ), por escrito . − (PL) Señor Presidente, voto a favor de aceptar el informe del señor Martin sobre las relaciones económicas y comerciales con Corea.

El ponente ha redactado un informe excelente, en el que señala la importancia de Corea, desde un punto de vista económico, como socio comercial de la Unión Europea. La celebración de un acuerdo de libre comercio con Corea forma parte de la estrategia para conferirle a Europa una dimensión mundial.

El acuerdo de libre comercio entre Corea y la Unión Europea podría sentar las bases para la promoción de unas elevadas normas sociales y medioambientales y podría servir como referente para otros acuerdos que actualmente se encuentran en fase de negociación.

Estoy de acuerdo en que deben realizarse todos los esfuerzos posibles para que tanto la Unión Europea como Corea —bajo los auspicios del acuerdo comercial que actualmente se está negociando o mediante un acuerdo independiente— respeten sus obligaciones en materia de derechos humanos.

 
  
  

(Se interrumpe la sesión a las 12.50 horas y se reanuda a las 15.00 horas)

 

9. Correcciones e intenciones de voto: véase el Acta
  

PRESIDE: RODI KRATSA-TSAGAROPOULOU
Vicepresidenta

 

10. Aprobación del Acta: véase el Acta

11. Debates sobre casos de violaciones de los derechos humanos, de la democracia y del Estado de Derecho (debate)

11.1. Chad oriental
MPphoto
 
 

  Presidenta. El siguiente punto del orden del día son las seis propuestas de Resolución sobre el Chad oriental(1) .

 
  
MPphoto
 
 

  Adam Bielan (UEN ), por escrito . − (PL) Señora Presidenta, me gustaría decir que me preocupa sobremanera la intensificación de la lucha en el Chad, pero también la falta de avances en la búsqueda de una solución política al conflicto. Por consiguiente, me gustaría destacar el papel de la operación EUFOR Chad/República Centroafricana. El objetivo principal de la iniciativa europea, que también cuenta con el apoyo de las Naciones Unidas, consiste en garantizar la seguridad en la zona humanitaria.

Teniendo presente la crisis actual de Darfur y el modo en que está desestabilizando la situación en la región, cabe recordar a este respecto que el conflicto ya ha sobrepasado las fronteras de Chad y de la República Centroafricana. Así pues, creo que resulta vital enviar a esta región con la mayor prontitud fuerzas neutrales de los Estados miembros. Quisiera recalcar, sin embargo, que el éxito de dicha misión de paz depende en gran medida de los esfuerzos políticos que cabe realizar en caso de que se lleve a cabo con éxito un proceso de paz.

 
  
MPphoto
 
 

  Mary Lou McDonald (GUE/NGL ), autora . − Señora Presidenta, deseo comentar un par de puntos importantes y esenciales. No cabe la más mínima duda de que es preciso intervenir en Chad. No cabe duda de que la miseria humana generalizada de los refugiados en esta parte del mundo es insoportable de ver, pero quiero manifestar muy claramente que existe una serie de dificultades importantes con esta misión que se propone.

La primera de ellas es la falta de claridad en cuanto al cometido de la operación. Estamos diciendo que se trata de un esfuerzo de paz y humanitario. Si esto es así, hay que dejarlo doblemente claro en las competencias de las tropas que enviamos. Creo que esta claridad no existe.

No creo —y debo discrepar de mi colega— que una intervención así forjada vaya a aumentar realmente la seguridad. Hemos asistido recientemente a un aumento de la intensidad y la barbarie en el conflicto. También hemos oído manifestaciones de los líderes de muchos de los grupos rebeldes en el sentido de que cualquier intervención, y ésta de manera especial, será considerada hostil. Esto plantea una dificultad enorme.

Debo decir asimismo —y de nuevo discrepo de mi colega— que las tropas, tal como están configuradas actualmente, no actuarán como la fuerza neutral que se requiere. Debo decir, con el mayor de los respetos por Francia y por el pueblo francés, que cargar tanto la misión hacia Francia roza la provocación, algo que considero muy poco sensato.

No creo que sea posible para nosotros formular una política común europea de defensa o de seguridad. Las dificultades que han surgido —en este caso en relación con Chad— reflejan muy claramente por qué. Creo que es un objetivo inalcanzable, porque tenemos tradiciones e historias muy diferentes y objetivos y perspectivas muy diferentes en política exterior. Por esta razón en particular, es una verdadera lástima —si se me permite decirlo, viniendo como vengo de un país que todavía es militarmente neutral, al menos sobre el papel— que las obligaciones, responsabilidades y capacidades de los Estados militarmente neutrales no gocen de suficiente reconocimiento en la Unión Europea, y especialmente en el Tratado de Lisboa. Creo que los países con esa tradición podrían llevar a cabo el tipo de intervención valiosa, basada en la neutralidad, mencionada por mi colega.

Para concluir, la intervención en Chad es necesaria. Pero lo esencial es cómo obrar. Cualquier operación tiene que tener unos objetivos específicos. Desde luego, tiene que ser neutral y, sobre todo, debe tener perspectivas de éxito.

 
  
MPphoto
 
 

  Matsakis, Marios (ALDE ). - Señora Presidenta, observo que en el indicador no aparece ningún tiempo. ¿Quiere esto decir que esta tarde tendremos el privilegio de un uso ilimitado del tiempo o se trata de un fallo técnico?

 
  
MPphoto
 
 

  Presidenta. - Señor Matsakis, debemos respetar el tiempo de intervención que sabemos que se nos ha concedido.

 
  
MPphoto
 
 

  Colm Burke (PPE-DE ), autor . − Señor Presidente, he iniciado esta resolución de urgencia a fin de ejercer presión política y pública para desplegar la misión de paz de la UE en la región fronteriza de Chad oriental lo antes posible. Los recientes disturbios en Chad oriental, que incluyen duros enfrentamientos entre combatientes rebeldes y el ejército chadiano, subraya la urgente necesidad de nuestra presencia en esta región para proteger a refugiados inocentes y a personas desplazadas en el interior y evitar que se vean atrapados en el fuego cruzado. Estas infracciones militares están exacerbando la delincuencia y dando lugar a un aumento de la inseguridad en torno a los campamentos de desplazados internos. No sólo el acceso a los campamentos se está viendo obstaculizado para el personal de ayuda humanitaria, sino que tienen que luchar contra el problema del bandidaje, que limita su capacidad para prestar una ayuda humanitaria muy necesaria.

Pido a la UE y a sus Estados miembros que cumplan la decisión política adoptada y que doten a esta misión de más tropas y del apropiado apoyo económico, logístico y aéreo, incluido el número de helicópteros necesario, lo antes posible. Está en juego la credibilidad de la UE en su política exterior en el escenario internacional si no es capaz de movilizar tropas y equipamiento suficientes para que esta misión sea operativa. Ésta es una misión de paz de la UE y afecta, por tanto, a todos los Estados miembros de la UE, tanto si son países participantes como si no.

Quisiera, aquí y ahora, destruir el mito de que esta misión estará dominada por Francia. Esta misión cuenta con tropas procedentes de Suecia, los Países Bajos, Polonia, Austria e Irlanda. Además, no estará dirigida por Francia, sino por Irlanda. Se ha nombrado al teniente general irlandés Pat Nash para encabezar esta misión, por lo que será él quien tome las decisiones en relación con las actividades de las tropas sobre el terreno. Esta operación va a salir adelante, y esas observaciones no son útiles cuando se trata de ayudar a la percepción de esta misión y a su posible acogida entre la población local de Chad y entre los grupos rebeldes.

Esta semana ha habido algunos indicios de movimiento esperanzadores por parte de otros Estados miembros de la UE, a raíz del llamamiento de Irlanda para que esta misión reciba recursos suficientes. Parece ser que un país ha ofrecido recursos médicos, mientras que otros Estados miembros están debatiendo la aportación de fondos para ayudar a otros países a suministrar el apoyo logístico necesario, como aviones. Debe convocarse inmediatamente otra conferencia de cuarta generación con el fin de conseguir lo necesario para proteger a nuestras tropas sobre el terreno y permitirles dedicarse a su importante labor de proteger a los refugiados. Ha llegado el momento de actuar. Nuestra pasividad costará vidas.

 
  
MPphoto
 
 

  Alain Hutchinson (PSE ), autor . − (FR) Señora Presidenta, la reanudación de los combates entre fuerzas rebeldes y gubernamentales chadianas ha causado centenares de muertos y heridos y provocado un rebrote de las tensiones en la zona fronteriza de Sudán y la República Centroafricana. De hecho, ha limitado el acceso a los campos de refugiados a miles de personas y complicado mucho las tareas humanitarias.

Les recuerdo también que, en este mismo momento, en esa región del mundo, mujeres y niños siguen siendo víctimas de actos de violencia especialmente odiosos y que son ya más de 450 000 las personas desplazadas que viven en terribles condiciones justo en la zona en que se han reanudado los combates.

En un contexto como éste, podemos exigir por supuesto que los beligerantes cesen los combates, especialmente cuando se ve afectada la población civil. Les pedimos asimismo que respeten los principios fundamentales del Derecho internacional humanitario, lo que implica respetar el espacio humanitario, permitir el transporte de la ayuda y no atentar contra el personal humanitario.

De un modo general, nos preocupa especialmente que el Derecho humanitario se vulnere cada vez con más frecuencia, cuando no es totalmente ignorado por las partes en conflicto. Es necesaria una reacción concreta de la Unión Europea contra esta preocupante evolución. Pedimos además a las autoridades chadianas que hagan todo lo necesario para perseguir sistemáticamente a los autores de violaciones, crímenes de guerra y cualquier atentado grave a los derechos humanos.

Pero nuestro mensaje va dirigido también y sobre todo, diría, a la Unión Europea y, en particular, al Consejo de Ministros, pues sin duda tiene más posibilidades de ser oído, y al que pedimos que asuma sus responsabilidades. El pasado 15 de octubre, el Consejo adoptó una acción conjunta en el marco de la operación EUFOR para el Chad y la República Centroafricana a fin de garantizar la protección de los civiles, la entrega de la ayuda humanitaria y la seguridad del personal humanitario local y expatriado. Sólo dos meses después, el despliegue de las tropas de EUFOR todavía no se ha materializado por falta de medios y equipos suficientes. Es inaceptable y, por tanto, urgente que el Consejo y la Comisión aceleren el proceso de toma de decisiones para poder llevar a cabo esta operación lo antes posible.

Por otra parte, quisiera destacar que ninguna misión de mantenimiento de la paz en el este del Chad o en el norte de la República Centroafricana será eficaz sin un proceso de reconciliación global en el que participe toda la región. Sabemos ya que la presencia de EUFOR a las puertas de Sudán hará más difícil la libre circulación de los rebeldes a través de las fronteras y, en consecuencia, provocará el desplazamiento de algunos ataques. Por tanto, el apoyo urgente e indispensable que la Unión Europea se ha comprometido a prestar podría resultar muy pronto insuficiente.

Es esencial asimismo que la Unión haga todo lo posible, desde ahora, por favorecer la reanudación de las negociaciones de paz a escala regional, en cooperación con todas las partes en el conflicto y con distintos representantes de la comunidad internacional.

Para terminar, quisiera subrayar que consideramos que en este caso tiene un carácter especialmente importante y absolutamente estratégico la neutralidad de la fuerza europea. Puesto que los rebeldes han amenazado con hacerla blanco de sus acciones si advirtieran que se trata de una misión de Francia disfrazada, pedimos a los demás Estados miembros que participen masivamente en la composición de esta fuerza, para que quede claro a todo el mundo que es una fuerza europea.

 
  
MPphoto
 
 

  Marios Matsakis (ALDE ), autor . − Señora Presidenta, Chad oriental se ha convertido en un segundo Darfur, y las escenas repetidas de muerte y destrucción cometidas contra civiles inocentes nos están pasando factura.

Mientras tanto, en la UE, que forma parte de la élite privilegiada de este mundo, debatimos sin parar entre nosotros cómo abordar la situación. Mientras que nosotros —con gran sensatez, pero también con gran lentitud— consideramos y reconsideramos nuestra decisión de enviar una fuerza militar de paz efectiva a la región, esos criminales que están perpetrando una limpieza étnica continúan con sus viles actos sin obstáculos.

Un mensaje importante —quizá el más importante— que debe salir hoy de este debate es nuestra firme exigencia a la Comisión y al Consejo de que EUFOR sea creado y desplegado adecuadamente en la región afectada con la máxima urgencia. Aquellos miembros del Consejo o de la Comisión —o de cualquier otro organismo, si a eso vamos— que demoren esta acción serían responsables de la escalada de violencia y tragedia que inevitablemente se producirá a no tardar.

 
  
MPphoto
 
 

  Raül Romeva i Rueda (Verts/ALE ), Autor . − Señora Presidenta, encuentro particularmente significativo que las tres resoluciones de urgencia que hoy debatimos tengan en común que tratan sobre diferentes tipos de violencia contra las mujeres. Ello pone de manifiesto que este tipo de violencia es un hecho que afecta a todo el mundo, aunque en formas y con manifestaciones particulares en cada caso.

El primero de los tres casos que hoy abordamos, la situación en el Chad, es un triste ejemplo de cómo, en un contexto de guerra, las mujeres suelen ser muchas veces usadas como objetos sexuales y donde la violación se convierte asimismo en un arma de guerra. Esta situación se da especialmente en los campos de refugiados, pero no sólo en los campos de refugiados.

Con esta resolución pretendemos —al menos algunos— subrayar que la sociedad internacional, y en particular la Unión Europea, debemos responder a esta situación y asumir nuestra responsabilidad de proteger.

En ese sentido, el desplazamiento de una misión específica, la EUFOR Chad/RCA, es una tarea que debe hacerse de manera urgente, sí, pero también de manera responsable. Aquí quiero sumarme a la advertencia de que existe ciertamente un riesgo de que dicha misión se perciba excesivamente vinculada a un país, en concreto, Francia. Creo que esto sería nefasto y ciertamente contraproducente para los objetivos de dicha misión.

Por ello, insisto también en que la composición de dicha misión debe reflejar la diversidad de los Estados miembros de la Unión Europea con objeto de evitar cualquier confusión entre dicha misión y el despliegue francés conocido como «Épervier». Asimismo, debemos denunciar ante todas las instancias posibles —e insto, por tanto, al Consejo y a la Comisión a que así lo hagan— la brutalidad de los ataques perpetrados contra la población civil por parte de las milicias Yanyawid y otros grupos chadianos.

Especialmente condenable es el uso de la violencia sexual como arma de guerra y es inaceptable que dichos crímenes queden impunes. Urge, por tanto, que las autoridades chadianas asuman la responsabilidad de investigar dichas violaciones y abusos y que lleven a sus responsables ante la justicia.

 
  
MPphoto
 
 

  Bernd Posselt , en nombre del Grupo del PPE-DE . – (DE) Señora Presidenta, se ha dicho de los últimos reyes borbones que siempre tardaban demasiado en adoptar medidas con respecto a una idea, un Gobierno o un ejército. Por desgracia, éste parece ser el caso actual de occidente y Europa, porque ya hemos permitido que la catástrofe de Darfur y de Chad oriental vaya demasiado lejos. Cuanto más pospongamos nuestra intervención, más nos costará actuar, no sólo en términos económicos, sino también en términos militares y políticos. Así pues, debo dar las gracias al señor von Wogau por hacer avanzar esta cuestión de manera decisiva en el ámbito de la política militar y de seguridad, así como también al señor Dess por actuar de manera semejante en el ámbito humanitario. Y es que a la larga deberemos adoptar medidas. Sin embargo, las naciones se están perdiendo en dilaciones, no sólo por lo que respecta al equipo requerido, sino también a las tropas necesarias. Debemos enviar a la región tropas y fuerzas con conocimientos y experiencia sobre el terreno. Creo de manera firme que no debe encubrirse ninguna operación francesa, que tampoco es la cuestión, pero que sí necesitamos el conocimiento y la experiencia de los franceses en esta región. Sin embargo, también necesitamos la cooperación de la Unión Africana y la Liga Árabe, que lamentablemente todavía se mantienen totalmente al margen. Sin embargo, esto no debe absolvernos de nuestras responsabilidades como ciudadanos europeos.

En este sentido, soy muy claro: queremos actuar, pero no debemos cometer los errores cometidos en Afganistán, es decir, no debemos intervenir sin una estrategia política. Cualquiera que intervenga en esta región debe ser consciente de que se necesita una estrategia para entablar conversaciones de paz, diálogos interétnicos y para encontrar una solución al tribalismo masivo y a otro tipo de conflictos existentes tanto en Chad oriental como a lo largo de las fronteras artificiales de Darfur. Así pues, en tanto que diputados al Parlamento Europeo, debemos apoyar el despliegue de tropas y ayuda humanitaria, pero también deberíamos contribuir con la mayor prontitud a diseñar una estrategia política de paz sostenible para la región.

 
  
MPphoto
 
 

  Toomas Savi, en nombre del Grupo ALDE. Señora Presidenta, seré muy breve. La segunda Cumbre UE-África fue un completo fracaso: las dos partes no alcanzaron un acuerdo de asociación económica, y las relaciones entre estas dos partes del mundo han quedado congeladas.

La tensa situación en Chad oriental tampoco ha ayudado mucho. Uno de los requisitos previos para una cooperación fructífera sería poner fin a los conflictos militares de África, que duran decenios. Al resolver el conflicto de Chad oriental, la Unión Europea debe demostrar que estamos decididos a alcanzar una solución pacífica y enviar nuestra misión militar de paz a esa región lo antes posible.

 
  
MPphoto
 
 

  Koenraad Dillen (NI ). – (NL) Señora Presidenta, el pasado fin de semana se celebró en Lisboa una Cumbre UE-África. Ésta tenía por objeto desarrollar las bases para una nueva asociación entre Europa y África: una asociación que, de acuerdo con la declaración conjunta del Parlamento Europeo y el Parlamento Panafricano, debe basarse en valores y principios compartidos, como la democracia, los derechos humanos y la buena gobernanza.

No obstante, por desgracia, la actitud de Europa hacia individuos como Robert Mugabe, de Zimbabue, y Muammar Gaddafi, de Libia —para citar sólo dos nombres—, a los que se recibió con alfombra roja, demuestra que todavía persiste un enorme abismo entre las declaraciones de principios y la realidad. La situación actual en Chad también deja patente, si había necesidad de ello, que una gran proporción de África aún dista mucho de estar preparada para formar parte de esta «comunidad de valores compartidos».

Por consiguiente, si nuestro deseo como europeos consiste en conservar la credibilidad con nuestro discurso sobre los derechos humanos y no limitarnos a practicar la realpolitik , debemos dejar claro que el desorden y la arbitrariedad debe dejar paso con la mayor prontitud a los principios democráticos más básicos. Lamentablemente, la evaluación de Chad es igualmente aplicable a muchos otros regímenes de África. Chad no es el único de África que está enfermo.

 
  
MPphoto
 
 

  Presidenta. - Gracias por la aclaración. Tengo la obligación de comunicar los diputados que cada grupo político ha anunciado que intervendrán en su nombre. Nadie ha cuestionado su grupo político, y todos los aquí presentes saben a qué grupo representa.

 
  
MPphoto
 
 

  Alain Hutchinson (PSE ). - (FR) Señora Presidenta, sólo quisiera rectificar lo que ha dicho antes de la última intervención: el Grupo socialista ha intervenido a través de mi persona, he intervenido como autor y en nombre del Grupo socialista. No quisiera que nadie pensase que no estamos interesados en este asunto.

 
  
MPphoto
 
 

  Geoffrey Van Orden (PPE-DE ). - Señora Presidenta, todos conocemos muy bien la terrible situación humanitaria y de seguridad de Chad oriental. Esto no se puede separar de la catástrofe regional más amplia de Darfur: 300 000 personas masacradas, dos millones de personas desplazadas, cuatro millones de personas viviendo de los alimentos aportados por la ayuda de Occidente. Hace ya tres años que la comunidad internacional muestra su preocupación. Reconozco que la Unión Europea ha patrocinado ayuda humanitaria a gran escala a la región. Esta es la parte buena.

En lo político, la aportación de la UE es menos encomiable. Agasaja al dictador sudanés Omar El Bashir en Lisboa, junto con Mugabe, el opresor de Zimbabue, donde en un acto de absoluta y repugnante hipocresía suscriben una declaración sobre derechos humanos y buen gobierno.

La otra aportación de la UE es intentar participar en una especie de misión militar mal pergeñada con el fin de meter el distintivo de la PESD en otra operación militar. El hecho es que esta misión que se propone está mal concebida; el tamaño de las fuerzas es insuficiente; carece de los vitales elementos de apoyo médico, logístico y de transporte; ya lleva tres meses de retraso y no existe una reserva de emergencia para el caso de que la situación se deteriore aún más.

No tenemos más que mirar la implicación aleatoria en esta misión —después de todo, una operación impulsada en gran medida por Francia— para comprender por qué son muchos los que en Chad, en Sudán y en la República Centroafricana —para no hablar de nuestros propios mandos militares— muestran una actitud seriamente escéptica hacia este proyecto. Deberíamos dejar a otros las operaciones militares.

Como prioridad, es el esfuerzo de Naciones Unidas y Unión Africana el que se debería reforzar como parte de una estrategia coherente para toda la región. Esto debería ser impulsado políticamente por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

 
  
MPphoto
 
 

  Günter Verheugen , Vicepresidente de la Comisión. (DE) Señora Presidenta, señoras y señores, la Comisión está siguiendo con gran atención el empeoramiento de la situación por lo que respecta a la seguridad en Chad oriental y está poniendo gran empeño en apoyar un amplio despliegue de las tropas de EUFOR para proteger a los refugiados y personas desplazadas en la región. A este efecto, la Unión Europea empleará en esta región todos los instrumentos que estén a su alcance. La Comisión no sólo enviará tropas de EUFOR, sino que destinará, además, más de 50 millones de euros como parte de un plan integral.

Con estos fondos se financiarán medidas en los sectores estratégicos que comentaré a continuación, que van desde las ayudas de urgencia a las ayudas al desarrollo a largo plazo.

El primer sector se refiere a la ayuda humanitaria, a la que ECHO ya ha destinado 30,5 millones de euros en 2007 en forma de ayudas de urgencia para brindar apoyo a los refugiados y personas desplazadas en diferentes áreas en Chad. Se ha reservado una cuantía de fondos semejante para proseguir con estas medidas en 2008.

El segundo sector comprende la organización de una fuerza policial chadiana, que se hará responsable de poner en práctica las medidas de protección humanitarias. En el marco de la UE y de las misiones de las Naciones Unidas en Chad, estas últimas están estableciendo, capacitando y equipando hasta 850 fuerzas policiales chadianas, que se desplegarán en los campos de refugiados del Chad oriental. La Unión Europea apoya este programa de las Naciones Unidas con 10 millones de euros procedentes del Instrumento de Estabilidad.

El tercer sector está relacionado con la reintegración y la rehabilitación. En 2008, la Comisión destinará 10,1 millones de euros del noveno Fondo Europeo de Desarrollo a las medidas de desarrollo para promover la reconstrucción, la resolución de conflictos y la organización de las capacidades administrativas. Éstas son medidas necesarias para mejorar la seguridad en las áreas por donde se extiende la misión de las Naciones Unidas y la UE. Además, se han previsto medidas adicionales en el marco del décimo Fondo Europeo de Desarrollo, al que se estima que se asignarán 311 millones de euros entre 2008 y 2013.

Estas medidas deben contribuir a que las personas desplazadas regresen, a corto plazo, a su país de procedencia. Por otra parte, su objetivo a largo plazo consiste en estabilizar la situación en Chad y en toda la región de manera permanente.

Los diputados que han intervenido anteriormente se han referido con acierto al recrudecimiento de la lucha entre los rebeldes partidarios del Gobierno y las tropas del Presidente Idriss Déby en Chad oriental, lo que claramente ha dificultado la ayuda humanitaria. La seguridad ya no está garantizada ni siquiera en las áreas que rodean los campos de refugiados. Además, la precaria situación humanitaria está llegando a un punto cada vez más crítico debido al rápido aumento del número de refugiados procedentes de las zonas de combate. En el contexto de esta situación sumamente preocupante, la restauración de la seguridad en la región resulta acuciante.

Para acometer esta tarea, la presencia militar resulta esencial. Así pues, las tropas de EUFOR deben desplegarse específicamente en estas áreas de crisis. Sin embargo, su éxito dependerá de que se acabe con las causas del conflicto y de que se inicie paralelamente un proceso político, con el fin de calmar las tensiones subyacentes y reducir la pobreza facilitando el desarrollo económico.

 
  
MPphoto
 
 

  Presidenta. - Se cierra el debate.

La votación se celebrará hoy al término de los debates.

 
  

(1)Cf. Acta.


11.2. Derechos de las mujeres en Arabia Saudí
MPphoto
 
 

  Presidenta. – El próximo punto son las seis propuestas de Resolución sobre los derechos de las mujeres en Arabia Saudí(1) .

 
  
MPphoto
 
 

  Adam Bielan (UEN ), por escrito . − (PL) Señora Presidenta, volviendo al incidente de octubre de 2006, y teniendo en cuenta la ausencia de protección jurídica de que disponen las mujeres en Arabia Saudí, pero sobre todo teniendo presentes los hechos que han vuelto a poner de manifiesto las expresiones de condena social de las voces de las víctimas de violaciones que trataban de lanzar un debate público a este respecto, pido a las autoridades de Arabia Saudí que pongan fin de inmediato a este tipo de prácticas.

Señora Presidenta, quisiera subrayar que la Unión Europea no debe permanecer en silencio ante la violación flagrante de los derechos y libertades personales de las mujeres en terceros países. Un Estado responsable de la protección de sus ciudadanos no puede incurrir en el incumplimiento de los principios del Estado de Derecho bajo el pretexto de que está defendiendo el principio de independencia de los tribunales, como ya sucedió en el caso de la sentencia dictada contra la mujer de Qatif. Así pues, pido que se redoblen los esfuerzos por parte del Gobierno de Arabia Saudí por lo que respecta al respeto de los derechos fundamentales de las mujeres.

 
  
MPphoto
 
 

  Eva-Britt Svensson (GUE/NGL ), ponente . (SV) Señora Presidenta, debo decir que es completamente lamentable que el abuso y la violencia contra las mujeres nunca parezca cesar. Esto es aplicable tanto a ésta como a la próxima Resolución. Desearía dar las gracias a todos los que me han ayudado a dar forma a esta Resolución. Resulta prácticamente inconcebible que en 2007 las mujeres en Arabia Saudí aún se vean privadas de todos los derechos humanos.

Por lo que parece, no basta con que las mujeres sean objeto de degradaciones y escandalosas violaciones colectivas. Además deben ser castigadas por las autoridades, mientras que los perpetradores salen impunes. Creo que todos nosotros, tanto las mujeres como los hombres, debemos hacer todo lo posible en nombre de la solidaridad para garantizar que los derechos humanos también se aplican en Arabia Saudí. Así pues, instamos a la Comisión y al Consejo y, por supuesto, a todos los Estados miembros, a que planteen esta cuestión en todos sus contactos con Arabia Saudí.

En numerosos ámbitos, contamos con una multitud de convenciones internacionales y con los pronunciamientos de la UE. En ocasiones resulta frustrante que conversemos sin cesar y la violencia jamás cese. Gracias a todos los que tomaron la iniciativa y contribuyeron a elaborar esta Resolución.

 
  
MPphoto
 
 

  Charles Tannock (PPE-DE ), autor . − Señora Presidenta, recientemente el Rey Abdalá de Arabia Saudí ha sido invitado a una polémica visita de estado al Reino Unido. Nuestro Viceministro de Asuntos Exteriores elogió los valores que comparten el Reino Unido y Arabia Saudí. Esta adulación me pareció absurda, ya que mis valores en materia de democracia, derechos humanos e igualdad de género son ajenos a la tradición saudí.

Naturalmente, la relación de la UE con la casa de Saúd se basa en la estabilidad de la región y en importantes lazos comerciales, especialmente de petróleo y armas. De hecho, la relación es tan importante que una investigación británica de tres años de duración relativa a supuestos sobornos pagados a ministros saudíes por un tratante de armas fue cancelada por orden del Primer Ministro Tony Blair aduciendo razones de seguridad nacional.

Resulta inquietante que el modelo de fundamentalismo de Arabia Saudí, el wahabismo, se esté exportando a todo el mundo. En Londres —mi circunscripción—, en una escuela financiada por los saudíes, se encontraron libros de texto que contenían pasajes llenos de odio contra cristianos y judíos.

Este caso de la mujer de Qatif, violada por varios hombres y sentenciada a 200 latigazos, ha conmocionado al mundo. La propuesta de resolución conjunta del Parlamento expresa repugnancia y condena de los valores del Reino. Hace veinte años, un documental de la televisión británica relataba de manera similar la historia de una princesa saudí que fue ejecutada públicamente por adulterio.

La UE y Arabia Saudí han compartido intereses vitales en materia de política exterior, como apoyar el proceso de paz en Oriente Próximo, animar a los saudíes —como musulmanes sunitas— a contener al expansionista Irán chií y apoyar la lucha saudí contra Al Qaeda, muchos de cuyos partidarios, lamentablemente, proceden originalmente de Arabia Saudí.

Pero también es necesario que hagamos cumplir a los saudíes sus obligaciones según la Convención de la ONU para eliminar la discriminación hacia las mujeres, que ni siquiera pueden conducir un coche ni votar en sus limitadas elecciones locales. Pero no nos engañemos pensando que compartimos valores con este régimen fundamentalista y medieval.

 
  
MPphoto
 
 

  Marios Matsakis (ALDE ), autor . − Señora Presidenta, voy a hablar a título personal sobre esta cuestión. Arabia Saudí está gobernada por una dictadura despiadada que, en gran medida, está vergonzosamente legitimada en la mayor parte del mundo occidental, incluidos muchos países de la UE, porque es inmensamente rica en petrodólares, parte de los cuales utiliza para sobornar a los Estados occidentales a fin de que hagan como que no ven ni oyen ni comprenden lo que pasa en ese país.

Pero hasta un colegial sabe que los cómicos dirigentes de Arabia Saudí, la mayoría de ellos familiares de un solo hombre, Su Excelentísima y Divina Majestad el Rey Abdalá, están sometiendo a su pueblo a una represión brutal. Un ejemplo evidente es que tratan a las mujeres como esclavas o como muebles y, sin embargo, como acaba de mencionar el señor Tannock, el señor Abdalá y los seis aviones que ocupa su séquito recibieron una fastuosa bienvenida de Estado en el Reino Unido y en el Vaticano hace sólo unas semanas. Y de los honorables labios de la Reina de Inglaterra, del Primer Ministro del Reino Unido y del Papa no se escapó ni una mención a los derechos humanos. Uno podría sentir la tentación de decir: basta ya de hipocresía y dobles raseros.

 
  
MPphoto
 
 

  Raül Romeva i Rueda (Verts/ALE ), Autor . − Señora Presidenta, en el año 2005 ya tuvimos ocasión de comentar la situación de las mujeres en Arabia Saudí, y en aquel contexto lo hicimos en relación con las elecciones municipales y a la imposibilidad de las mujeres de poder votar.

Sin embargo, además de esta discriminación en cuanto a los derechos políticos, hay otras muchas que han sido denunciadas en diversos medios, recientemente y continuamente, y que son las que han motivado esta segunda Resolución que hoy debatimos.

El detonante ha sido, ciertamente, la incomprensible sentencia dictada contra una mujer, conocida como «la mujer de Qatif», a la que se condenó a recibir doscientos latigazos por haber sido encontrada en un coche hablando con un hombre ajeno a su familia. No sólo el supuesto delito, y por ende la condena, son inadmisibles, sino que, además, se ven agravados por la imposibilidad de la condenada de recibir una asesoría legal adecuada.

Pero, lamentablemente, no es éste el único caso en el que cabe lamentar sentencias sobre delitos claramente discriminatorios e indefensión de las mujeres ante la justicia. Esto es, por desgracia, más la norma que la excepción. ¿Cómo puede considerarse justo, por ejemplo, un sistema que declara culpable a la víctima de una violación de dicha atrocidad?

Se impone un cambio estructural en ese país y, desde la Unión Europea, debemos ayudar a quienes tanto desde fuera como desde dentro están trabajando en esta dirección. No hay aquí relativismos que valgan. Los derechos humanos, y ello incluye los derechos de las mujeres, son y deben ser universales y defendidos en cualquier contexto.

Por ello, me sumo también a la petición de la colega Svensson, e insisto una vez más ante la Comisión y el Consejo a fin de que aprovechen cualquier oportunidad para solicitar a las autoridades saudíes que lleven a cabo los cambios estructurales e institucionales pertinentes, con objeto de eliminar cualquier forma de discriminación contra la mujer, lo que incluye el reconocimiento de todos los derechos, tanto en la esfera privada como en la pública, y más concretamente, en los ámbitos político, legal y jurídico.

 
  
MPphoto
 
 

  Lidia Joanna Geringer de Oedenberg (PSE ), autora . − (PL) Señora Presidenta, Arabia Saudí es un país en el que la legislación se aplica de acuerdo con los principios wahabíes, la tendencia suní más radical del Islam. Existen restricciones importantes a la libertad política, social y religiosa, y diariamente se aplican penas consistentes en azotes, amputación de manos o pies o ejecución.

En un país que Human Rights Watch ha calificado de «desierto de derechos humanos», las mujeres son las víctimas principales de las numerosas formas de discriminación existentes en el ámbito público y privado. La identidad de las mujeres sólo se reconoció de manera oficial en 2001, cuando se les expidieron documentos de identidad con una fotografía. Anteriormente, debían demostrar su identidad mediante un documento de identidad familiar que incluía una fotografía de su esposo o padre. Aunque puedan pagarse un automóvil, no les está permitido conducirlo. Pueden estudiar, pero las estudiantes femeninas deben observar en vídeo las clases impartidas por hombres. Se les niega el derecho de voto, y sólo los hombres pueden tomar decisiones sobre el divorcio y la tutela de los hijos.

Las mujeres son víctimas recurrentes de sentencias judiciales injustas y ofensivas. Prueba de ello es el caso de la chica de Qatif, una chica de diecinueve años que fue víctima de una violación colectiva y que fue condenada a doscientos latigazos y seis meses de prisión por encontrarse a solas con un hombre desconocido en el momento de su secuestro.

A pesar de haberla ratificado, Arabia Saudí no respeta sus obligaciones derivadas de la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer. Las autoridades deben empezar a eliminar todas las restricciones impuestas a las mujeres en lo tocante a la libertad de desplazamiento y a adoptar medidas para aumentar gradualmente la participación de las mujeres en la toma de decisiones política en pie de igualdad con los hombres. Las mujeres deben poder acceder a un empleo en cualquier nivel de la administración, así como desempeñar cualquier función pública.

Asimismo debe exigirse que se prohíba por completo el uso de los azotes y de cualquier otro castigo corporal degradante, puesto que constituye una violación de la legislación internacional y de la Convención de las Naciones Unidas contra la Tortura, de la que Arabia Saudí es parte signataria.

 
  
MPphoto
 
 

  Paulo Casaca , en nombre del Grupo del PSE . (PT) Señora Presidenta, me gustaría sumar mi voz a la de todos los demás diputados que han intervenido y han señalado, en particular, que estamos celebrando el Año Europeo de Igualdad de Oportunidades para Todos, un concepto que, por definición, no puede tener fronteras. Y es que sencillamente no podemos permanecer indiferentes ante lo que les está sucediendo a las mujeres en Arabia Saudí y, en general, en el resto de Oriente Próximo.

En particular, me gustaría retomar la cuestión planteada por el señor Tannock relativa concretamente al derecho a conducir un automóvil. El 27 de septiembre se creó en Riad la Comisión para la reivindicación del derecho de las mujeres a conducir un automóvil. El 6 de noviembre, esta comisión celebró el 17º aniversario de la manifestación contra esta prohibición; ya ha recogido miles de firmas y posee una fuerza enorme. A su mando están cuatro mujeres saudíes. Me gustaría pedir a toda esta Cámara y, en particular, a la Presidencia, que apoye plenamente esta iniciativa saudí, y también recordarles que, además de en Arabia Saudí, en estos momentos se están produciendo en Iraq situaciones incluso de mayor gravedad. En este sentido, cabe recordar la ejecución de cuarenta mujeres este año en Basora por incumplir el código de vestimenta impuesto actualmente en Iraq, un país en el que las mujeres pudieron votar antes que las mujeres de Portugal y donde hoy se está instalando el fanatismo más barbárico. Ésta es una situación ante la que tampoco podemos permanecer impasibles.

 
  
MPphoto
 
 

  Toomas Savi, en nombre del Grupo ALDE. Señora Presidenta, al abordar la cuestión de los derechos de la mujer en Arabia Saudí, hay algo que debemos tener en cuenta, y es que en las sociedades islámicas no existe separación entre religión y Estado. El Estado es la religión y viceversa. El desprecio de los derechos de la mujer se deriva de la ley islámica, y si comprendemos y tenemos en cuenta este sencillo dato, quizá podamos dar un paso más hacia la mejora de la situación.

No podemos imponer nuestros valores, que han superado nuestras tradiciones judeocristianas, pero podemos entablar un diálogo en el que se pida mutua comprensión y se prepare el terreno para una reforma, ya que se rechazan varias ideas que no se corresponden con nuestra visión del mundo.

Dicho esto, la situación de las mujeres en Arabia Saudí es terrible, y es necesario hacer algo urgentemente. Por eso insto a mis colegas a apoyar unánimemente este informe.

 
  
MPphoto
 
 

  Koenraad Dillen (NI ). – (NL) Señora Presidenta, señoras y señores, el debate que estamos manteniendo aquí hoy sobre Arabia Saudí y, en particular, sobre la terrible situación con respecto a los derechos de las mujeres debe ampliarse, en realidad, a gran parte del mundo islámico. Sólo unas pocas, como la ciudadana holandesa Ayaan Hirsi Ali, se atreven a hablar al respecto. La discriminación y subyugación de las mujeres tiene sus raíces en las sagradas escrituras del mismo Islam.

El Corán sirve de base y de justificación para la discriminación contra las mujeres en Arabia Saudí y en prácticamente todo el mundo islámico. Ésta es una verdad fundamental que debemos tener el valor de reconocer en este debate. Es algo que demuestra lo sucedido recientemente en Sudán, donde una profesora de 54 años fue condenada a 15 días de prisión por llamar a un oso de peluche Mohammed, hasta que finalmente fue indultada gracias a las presiones diplomáticas internacionales. En Arabia Saudí, una mujer de 20 años fue víctima de una violación colectiva, de la que ella misma fue declarada culpable. No hay nada que pueda ilustrar mejor la situación.

Sin embargo, Arabia Saudí es un aliado de los Estados Unidos y, por supuesto, puede seguir saliéndose con la suya. Al fin y al cabo, al igual que China, Arabia Saudí es un país rico y podemos permitirnos tener un poco más de manga ancha cuando están en juego los nobles principios que tan a menudo han sido objeto de debate esta semana. Así pues, Europa debería pedir a Washington que hiciera todo lo posible por que la situación en Arabia Saudí mejore.

 
  
MPphoto
 
 

  Günter Verheugen , Vicepresidente de la Comisión. (DE) Señora Presidenta, señoras y señores, la Comisión está extremadamente agradecida por la oportunidad de poder pronunciarse hoy sobre la situación de los derechos de las mujeres en Arabia Saudí.

El caso que dio origen a su Resolución nos produce una gran inquietud. Una mujer joven fue condenada a doscientos latigazos y seis meses de prisión tras ser violada por un grupo de siete hombres. La UE ha tratado este asunto de manera inmediata. La troika de la UE elevó protestas al Gobierno de Arabia Saudí en Riad y expresó su consternación por la sentencia del Tribunal de Qatif. La sentencia no sólo infringe claramente las obligaciones internacionales de este país, en particular las contraídas con arreglo a la Convención de las Naciones Unidas contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes, sino que además invierte el principio de culpabilidad declarando culpable a la víctima.

Este caso saca a relucir un país en el que la discriminación contra las mujeres es, desgraciadamente, parte de la vida cotidiana. El Parlamento Europeo ha pedido reiteradamente al Gobierno de Arabia Saudí, no sin motivos, que suprima las restricciones de la libertad de desplazamiento impuestas a las mujeres, incluida la prohibición de conducir automóviles. Esta solicitud se ha hecho extensible a las restricciones en el acceso de las mujeres al empleo, en su personalidad jurídica y en su representación en los procesos judiciales. Así pues, comparto, sin reservas, la preocupación del Parlamento por la situación de las mujeres en Arabia Saudí.

Paralelamente, Arabia Saudí está obligada, como miembro del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, a proteger y promover los derechos humanos. Y es signataria de la Convención de las Naciones Unidas sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer. A este respecto cabe admitir que ratificó la Convención con una condición: en caso de que una de sus cláusulas entrara en conflicto con lo dispuesto en la legislación islámica, el Reino no estaría obligado a cumplirla. La Unión Europea ha instado reiteradamente a Arabia Saudí, y seguirá haciéndolo, a que elimine sus reservas sobre esta Convención de las Naciones Unidas —en particular por lo que respecta a las garantías de los mismos derechos para las mujeres y los hombres en relación con la nacionalidad de los hijos—.

Las cuestiones relativas a los derechos humanos, como la situación de las mujeres, suelen ser objeto recurrente de las protestas que eleva la Unión Europea a Arabia Saudí. La Unión recuerda continuamente a este país sus obligaciones con arreglo a las normas internacionales de derechos humanos, pone sobre la mesa la necesidad de conceder un trato equitativo a las mujeres y a los hombres y de combatir la violencia contra la mujer y le pide que proteja y promueva los derechos de las mujeres.

Recientemente hemos podido observar dos cambios que podrían —y digo con mucha cautela «podrían»— denotar que Arabia Saudí está haciendo algunos avances.

La Sociedad Nacional Saudí para los Derechos Humanos elaboró su primer informe sobre la situación de derechos humanos en su país en mayo de este año. En él publica las violaciones de los derechos de las mujeres, presos y trabajadores, así como los juicios procesales. El Gobierno saudí debería actuar sobre la base de los resultados de este informe, además de seguir sus recomendaciones.

Por otra parte, el rey Abdullah anunció en octubre una reforma judicial fundamental que promete una mayor independencia de los jueces y una simplificación de las investigaciones con arreglo a la ley sharia bajo la supervisión del Tribunal Supremo.

En un país como Arabia Saudí, estos progresos resultan alentadores. Por consiguiente, no deberíamos limitarnos a llamar la atención, cuando las circunstancias lo requieran, sobre las violaciones de los derechos humanos en este país, sino que también deberíamos acoger con satisfacción y apoyar las reformas que en los últimos tiempos se están produciendo discretamente.

 
  
MPphoto
 
 

  Presidenta. - Se cierra el debate.

La votación se celebrará hoy al término de los debates.

 
  

(1)Cf. Acta.


11.3. Justicia para las "mujeres de solaz"
MPphoto
 
 

  Presidenta. - El próximo punto son las seis propuestas de Resolución sobre la justicia para las «mujeres de solaz»(1) .

 
  
MPphoto
 
 

  Raül Romeva i Rueda (Verts/ALE ), Autor . − Señora Presidenta, tengo que decir que, en tanto que impulsor de esta resolución, me siento especialmente satisfecho de que finalmente hayamos encontrado el espacio y el consenso suficiente para presentarla, porque creo sinceramente que el tema merecía esto y mucho más.

Estamos hablando de casi 200 000 mujeres, eufemísticamente conocidas como «mujeres consuelo, mujeres de solaz», comfort women , que fueron forzadas a ser esclavas sexuales durante y antes de la Segunda Guerra Mundial por parte del Ejército imperial japonés. Después de 62 años, las supervivientes siguen esperando justicia.

Durante su vida han padecido mala salud física y mental, aislamiento y vergüenza y, a menudo, pobreza extrema. Hasta la fecha, el Gobierno de Japón no ha cumplido con las normas internacionales sobre reparación que comprenden la restitución, compensación, rehabilitación y satisfacción, incluidas la divulgación completa, la petición de disculpas y la garantía de no repetición. Ello es especialmente significativo teniendo en cuenta que Japón es uno de los principales donantes de ayuda a contextos de posguerra.

Por todo ello, era urgente reaccionar y recordar —como hacen las supervivientes— que la verdad debe estar ligada a la justicia, y que una disculpa resulta vacía si no va acompañada de una asunción de responsabilidades. No se trata solamente —quiero insistir en ello— del derecho de una víctima individual, sino de un derecho colectivo, lo que conlleva que la responsabilidad de recordar para que este tipo de violaciones no vuelvan a suceder.

Esto nos lleva necesariamente a pedir a las autoridades japonesas que hagan un ejercicio de honestidad histórica y que no sólo reconozcan los hechos sino que se disculpen en nombre de sus antepasados, así como que compensen a las víctimas.

Quiero, por último, mostrar mi mayor respeto y reconocimiento a las mujeres que tuvieron y tienen el coraje de alzar la voz y reclamar justicia, así como a las organizaciones que, como Amnistía Internacional, las acompañan en este periplo.

 
  
MPphoto
 
 

  Eva-Britt Svensson (GUE/NGL ), ponente . (SV) Señora Presidenta, la Resolución pide justicia y compensación para los cientos de miles de mujeres conocidas como «mujeres de solaz», que se vieron obligadas a prestar servicios sexuales antes y durante la Segunda Guerra Mundial. Todas estas mujeres víctimas de degradaciones fueron esclavizadas sexualmente, algo por lo que siguen esperando justicia y compensaciones. De hecho, las autoridades japonesas ya han adoptado ciertas medidas, pero, como pone de manifiesto la Resolución, al Gobierno y las autoridades de Japón aún les queda mucho por hacer para hacer justicia y compensar a estas mujeres.

La mayoría de mujeres que se vieron, por aquel entonces, abocadas a esta terrible situación eran muy jóvenes. Esto significa que estas espantosas experiencias han destruido su vida por completo. Han tenido que vivir en un estado físico y psicológico lamentable, aisladas, avergonzadas y, a menudo, en una pobreza extrema. El hecho de que no se haya hecho plena justicia con estas mujeres y no hayan recibido compensación alguna implica también que los que cometieron estos crímenes no han cumplido la condena correspondiente por sus actos.

Una vez más, se castiga a las víctimas, las mujeres, mientras que los perpetradores salen impunes. Esta Resolución también es importante porque pone de relieve lo que siempre sucede en los escenarios de guerras y conflictos: que las mujeres son siempre las principales víctimas. Así pues, resulta fundamental que llamemos la atención sobre esta cuestión, a la que debemos tratar de poner freno.

 
  
MPphoto
 
 

  Marcin Libicki (UEN ), autor . − (PL) Señora Presidenta, cuando hablamos de crímenes y pensamos en los crímenes del siglo XX, nos vienen sobre todo a la cabeza los crímenes cometidos por los alemanes y los bolcheviques, o quizás, extendiendo un poco más el alcance, los comunistas. En Europa somos menos conscientes de que, en el Lejano Oriente, Japón ha cometido crímenes mayúsculos desde los años treinta hasta el final de la Guerra. Uno de los mayores crímenes consistió en explotar sexualmente a numerosas mujeres durante aquella época.

En el Lejano Oriente, el ejército imperial japonés sometió a esclavitud sexual a 100 000 mujeres de los países conquistados. Esta esclavitud sexual que, per se , constituye un acto completamente criminal, conllevó también otras consecuencias. Las mujeres padecieron abortos forzados, mutilaciones y asesinatos a gran escala, y se produjeron, entre ellas, numerosos casos de suicidio. Obviamente, las supervivientes tienen hoy una edad muy avanzada.

Cabe reconocer que durante el período de posguerra el Gobierno japonés hizo mucho por compensar a las mujeres que fueron objeto de estos horribles crímenes. Hoy, esta Resolución insta al Gobierno japonés a que compense al fin política, moral y económicamente a las mujeres que siguen con vida y a las familias de las que han fallecido. Sin ningún tipo de duda, es su obligación.

 
  
MPphoto
 
 

  Sophia in 't Veld (ALDE ), autora . (NL) Señora Presidenta, me gustaría comenzar expresando mi solidaridad —y creo que la de todos nosotros— con estas mujeres. Me complace que se haya incluido esta cuestión en el orden del día, puesto que nos ha llevado un largo tiempo hacerlo. El Parlamento Europeo lleva cinco meses planteándose si los derechos humanos de las mujeres constituyen realmente una prioridad o no.

El señor Dillen, que ya no se encuentra aquí presente, acaba de decir que la opresión de las mujeres es característica del Corán —algo que es una total absurdidad, puesto que la cuestión de las «mujeres de solaz» demuestra que los hombres no necesitan el Corán para oprimir y maltratar a las mujeres—.

En realidad, también estoy bastante decepcionada con la actitud del Parlamento Europeo. Como acabo de decir, esta Cámara vaciló sobre esta cuestión durante largo tiempo, y han llegado a mis oídos argumentos de diputados a este Parlamento como: «Bueno, sí, pero el 90 % de estas mujeres lo hicieron por propia voluntad»; o: «Ya, pero es su cultura, debemos comprenderlo». Sinceramente, encuentro estos comentarios repulsivos. Estamos hablando de violaciones, y la violación constituye, sin excepción alguna, un crimen a todas las edades y en todas las culturas.

Recientemente he tenido conocimiento de que los libros de texto escolares japoneses se han adaptado; pero entonces oigo de la Embajada japonesa que la historia debe explicarse con gran cautela, puesto que los alumnos aún no saben mucho sobre sexualidad y podrían sufrir daños psicológicos. Pero nadie habla del daño psicológico a las propias «mujeres de solaz». Para ser sincera, todo esto me deja perpleja. Con todo, me complace que esta cuestión figure hoy en el orden del día y que estemos a punto de adoptar una Resolución al respecto.

Creo que es importante que las disculpas sean sinceras y claras. No se trata de una cuestión de formalidad. Con el anterior Primer Ministro, Shinzo Abe, poniendo una vez más en duda todo este asunto, no basta con que el Gobierno actual se limite a decir ahora: «Ya, pero seguiremos con la política anterior». Sinceridad y claridad es lo que se necesita ahora.

Además, cuando oigo los comentarios que en los últimos días hemos podido escuchar de la Embajada japonesa —casualmente a la par que el reconocimiento de todo lo que ya se ha hecho—, pienso que aún queda mucho por hacer en lo que a sinceridad se refiere. Así pues, espero que esta Resolución exprese la solidaridad de todos nosotros con las víctimas.

 
  
MPphoto
 
 

  Karin Scheele (PSE ), autora . − (DE) Señora Presidenta, le agradezco enormemente a la diputada que acaba de intervenir que haya señalado que ninguna religión en todo el mundo es inmune a las violaciones masivas de los derechos humanos de las mujeres, ya que se trata de algo que está más bien relacionado con las dictaduras y los sistemas autoritarios que con una religión específica.

El ejército imperial japonés obligó, durante la Segunda Guerra, a miles de mujeres a ejercer la prostitución. Los historiadores creen que alrededor de 200 000 de estas «mujeres de solaz» de Corea, China, Taiwán y Filipinas fueron entregadas a los soldados japoneses como esclavas sexuales. El sistema de «mujeres de solaz» es uno de los mayores casos de trata de personas del siglo XX, que condujo a violaciones colectivas en masa y a abortos forzados.

Tras finalizar la Guerra, el ejército asesinó a muchas de estas mujeres o les impidió que regresaran a sus hogares. Muchas de las supervivientes guardaron silencio porque se sentían avergonzadas de su pasado, y fueron estigmatizadas y marginadas socialmente. La cuestión de la prostitución forzada no salió a relucir en los juicios por crímenes de guerra y no se habló de ningún tipo de compensación.

No fue hasta finales de los años ochenta que el destino de las mujeres de solaz volvió a salir nuevamente a la luz. Esto no se debió a un cambio de conciencia automático, sino a un movimiento femenino que fue rápidamente en aumento en Corea del Sur. Poco a poco, las mujeres que se vieron obligadas a ejercer la prostitución empezaron a hablar públicamente. En 1992, empezaron a tener lugar, cada semana, manifestaciones delante de la Embajada japonesa en Seúl bajo el grito: es el Gobierno japonés quien debe estar avergonzado, no nosotras.

En 1997 se pidió por vez primera al Gobierno japonés que asumiera su responsabilidad jurídica y moral a escala internacional por las violaciones extremadamente graves de los derechos humanos cometidas contra las mujeres. En su informe, la relatora especial de las Naciones Unidas sobre la violencia contra las mujeres exigió que se compensara económicamente a las víctimas y se condenara a los culpables. El Gobierno japonés respondió por aquel entonces negándose de plano a atender estas exigencias.

Hoy se ha repetido en diversas ocasiones que debe tenerse en cuenta la verdad. Así pues, pedimos al Gobierno japonés que rechace públicamente cualquier declaración que niegue o cuestione la subyugación y esclavitud a la que fueron sometidas las mujeres de solaz, y que asuma su responsabilidad moral y jurídica por esclavizar a 200 000 personas. Instamos al Gobierno japonés a que establezca mecanismos para compensar a todas las víctimas supervivientes y a sus familias lo antes posible.

Muchas de las víctimas del sistema de mujeres de solaz han fallecido o tienen por lo menos 80 años, lo que implica que la rapidez resulta esencial. Además, instamos a nuestros colegas de la Asamblea Nacional Japonesa a que contribuyan, desde su posición como parlamentarios, a que se aprueben estos mecanismos.

 
  
MPphoto
 
 

  Andrikienė, Laima Liucija, en nombre del Grupo del PPE-DE . – Señora Presidenta, la historia del mundo incluye páginas que quisiéramos que no se repitan nunca en ninguna parte.

Una de ellas es la historia de las «mujeres de solaz». Me refiero a la adquisición de mujeres jóvenes —encargada oficialmente por el Gobierno de Japón— a partir de los años treinta y durante la Segunda Guerra Mundial, con el único objetivo de dedicarlas a la servidumbre sexual de las Fuerzas Armadas Imperiales japonesas. No conocemos con exactitud el número de mujeres que fueron esclavizadas, pero sabemos que el «sistema de mujeres de solaz» incluía violación múltiple, abortos forzados, humillación y violencia sexual resultante en mutilación, muerte o suicidio, y que fue uno de los mayores casos de trata de personas en el siglo XX y que afectó no a cientos, sino a miles de mujeres.

Actualmente, las supervivientes que quedan tienen 80 años o más y se podría decir que el problema ha dejado de ser importante. Pero entiendo perfectamente el deseo de estas mujeres y de sus familias de limpiar sus nombres. Hoy expresamos nuestra solidaridad con las mujeres que fueron víctimas de este sistema. Exhortamos al Gobierno japonés a que reconozca y acepte formalmente la responsabilidad histórica y jurídica y a que ponga en práctica mecanismos administrativos efectivos para ofrecer una reparación a todas las víctimas supervivientes del «sistema de mujeres de solaz» y a las familias de las víctimas fallecidas.

Teniendo en cuenta la excelente relación que existe entre la Unión Europea y Japón, basada en los valores compartidos del Estado de Derecho y el respeto a los derechos humanos, espero que el Gobierno y el Parlamento de Japón adoptarán todas las medidas necesarias para reconocer los sufrimientos de las esclavas sexuales y eliminar los obstáculos existentes para que éstas obtengan reparación ante los tribunales japoneses, y que las generaciones actuales y futuras conozcan estos hechos a través de la educación. Estoy seguro de que el reconocimiento oficial de la existencia del «sistema de mujeres de solaz» y una disculpa en nombre del Gobierno japonés también contribuiría en gran medida a la cicatrización de las heridas de nuestra dolorosa historia común.

 
  
MPphoto
 
 

  Marios Matsakis, en nombre del Grupo ALDE. Señora Presidenta, los pecados de las personas se pueden perdonar, pero los crímenes de las personas no se pueden olvidar. Esto es tan aplicable a Japón como lo fue, por ejemplo, a la Alemania nazi o la Rusia estalinista.

Los japoneses cometieron atrocidades de guerra tremendamente brutales en los años treinta y cuarenta. En alguna medida, lo pagaron caro cuando dos de sus ciudades, Hiroshima y Nagasaki, fueron aniquiladas por el potente holocausto nuclear provocado por los Estados Unidos.

No obstante, Japón infligió al mundo muchos males terribles en el pasado, y uno de ellos —la esclavitud sexual de las «mujeres de solaz»— sólo ha alcanzado notoriedad hace relativamente poco. Algunas de estas pobres y ahora frágiles ancianas todavía están con nosotros, como vestigios de un pasado que para Japón es incómodo, pero que para ellas supone una tortura.

Estas mujeres piden dos cosas muy sencillas al rico y poderoso Japón de hoy: una disculpa oficial y una ayuda humanitaria muy modesta. Ciertamente, el Parlamento Europeo, con esta propuesta de resolución conjunta, espera y exige que el Gobierno japonés haga ambas cosas, y que las haga con rapidez. De lo contrario, aparte del estigma de la vergüenza, la UE debe considerar la adopción de medidas especialmente eficaces contra el Japón ex imperial.

 
  
MPphoto
 
 

  Urszula Krupa, en nombre del Grupo IND/DEM. – (PL) Señora Presidenta, el tema que nos ocupa hoy consiste en una violación de los derechos humanos que tuvo lugar durante los años treinta, durante la ocupación japonesa, cuando el ejército imperial explotó sexualmente a mujeres jóvenes y las obligó a ejercer la prostitución, a pesar de que el Gobierno japonés había firmado las convenciones internacionales para la supresión de la trata de mujeres y menores y había apoyado la Resolución de las Naciones Unidas sobre las mujeres, la paz y la seguridad.

La solidaridad sincera del Primer Ministro japonés está actualmente viéndose minada por la actuación de los funcionarios japoneses, que, en marzo de 2007, clausuraron el programa relativo al Fondo de las Mujeres Asiáticas y sus funciones, programa destinado exclusivamente a compensar económicamente a las mujeres.

Al apoyar la Resolución y la petición de compensación, estaremos, sin embargo, señalando que también en los tiempos modernos el límite entre lo normal y lo patológico se está erosionando y que esto pasa por delante de las normas morales, por lo que se necesitan medidas drásticas para luchar contra la prostitución como forma de esclavitud actual. Las prostitutas no son sólo víctimas de las guerras que tuvieron lugar hace cincuenta años; también podrían ser mujeres de hoy en día sujetas a explotación, por ejemplo, en el Congo belga, como aparece en la prensa, y de hecho en muchos otros países, incluso en los ricos.

En nombre del respeto hacia el ser humano también deberíamos desenmascarar la propagación de una cultura hedonista y comercial que conduce a abusos sexuales, y que lleva incluso a mujeres muy jóvenes y a niñas al ámbito de la prostitución y otras formas de desmoralización.

El respeto de la identidad y dignidad de las mujeres no radica únicamente en sacar a la luz los crímenes o abusos en el plano de la discriminación sexual u otras injusticias; radica principalmente en la elaboración de programas de desarrollo y la puesta en práctica cotidiana de principios que abarcan todos los ámbitos de la vida de una mujer. Estos principios deben basarse en una nueva concepción del valor de la mujer como esposa, madre, cuidadora o trabajadora, como ser humano y como persona semejante a los hombres a pesar de sus diferencias con éste.

 
  
MPphoto
 
 

  Günter Verheugen , Vicepresidente de la Comisión. − (DE) Señora Presidenta, señoras y señores, en 1993 el portavoz del Gobierno japonés por aquel entonces, Yohei Kono, transmitió las «sinceras disculpas y el arrepentimiento de Japón a todas aquellas […] que sufrieron el inconmensurable dolor y las incurables heridas físicas y psicológicas como mujeres de solaz». En 1995, el Primer Ministro por aquella época, el señor Murayama, también pidió disculpas públicamente a las mujeres de solaz con motivo del 50º aniversario del final de la Segunda Guerra Mundial. Ese mismo año se creó el Fondo de las Mujeres asiáticas para compensar y ofrecer ayuda médica a las supervivientes en nombre del Gobierno y el pueblo japoneses.

Estos intentos por compensar a las mujeres de solaz, así como otra disculpa pública del anterior Primer Ministro japonés, el señor Koizumi, con motivo del 60º aniversario del final de la Segunda Guerra mundial en 2005, constituyen avances positivos por parte de Japón. De este modo, Japón ha reconocido su responsabilidad por lo que se refiere a estas incalificables violaciones de los derechos humanos. Hace tan sólo unos días, el Ministro Japonés de Asuntos Exteriores confirmó la posición de Japón ratificando las palabras del portavoz del Gobierno, el señor Kono, con las que he comenzado mi intervención.

Ahora presenciamos el conmovedor testimonio de las supervivientes, que ha vuelto a atraer el interés sobre este terrible período en Europa y también en los Estados Unidos, Canadá y Australia.

Nuestras acciones en este sentido no se limitan exclusivamente al pasado; debemos sacar unas conclusiones adecuadas de los hechos y hacer todo lo que esté en nuestra mano para luchar contra las formas actuales de esclavitud, explotación sexual y trata de personas.

Mediante el Instrumento Europeo para la Democracia y los Derechos Humanos, la Comisión está apoyando activamente a las ONG de todo el mundo que trabajan para evitar la violencia contra la mujer y los niños y para combatir la trata de personas con el objeto de someterlas a esclavitud sexual. El 23 de noviembre de 2007, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, la Comisión envió una nueva señal afirmando su compromiso firme de luchar contra la violencia de género.

La Unión Europea mantiene regularmente conversaciones sobre los derechos humanos con Japón, en las que aborda las inquietudes de toda la UE, incluidos los derechos de mujeres. Japón es un actor mundial de ideología similar que coopera constructivamente con nosotros en los foros multilaterales con el fin de mejorar el respeto y la protección de los derechos humanos. Así pues, junto con la Unión Europea, Japón ha adoptado una Resolución sobre los derechos humanos en Corea del Norte y ha denunciado las acciones del régimen de Myanmar.

 
  
MPphoto
 
 

  Presidenta. - Se cierra el debate. La votación sobre estos tres puntos se celebrará al término de la reunión de hoy.

 
  

(1)Cf. Acta.


12. Turno de votaciones

12.1. Chad oriental (votación)
  

- Propuesta de Resolución común (RC-B6-0527/2007 )

 

12.2. Derechos de las mujeres en Arabia Saudí (votación)
  

- Propuesta de Resolución común (RC-B6-0526/2007 )

 

12.3. Justicia para las "mujeres de solaz" (votación)
  

- Propuesta de Resolución común (RC-B6-0525/2007 )

- Antes de la votación:

 
  
MPphoto
 
 

  Charles Tannock (PPE-DE ), autor . − Señora Presidenta, ha habido un cambio en la lista de votación del PPE-DE. Quisiera recomendar a los colegas que el cambio sea de positivo a negativo. En el texto original, en el considerando B, se pide votar el texto original por el Grupo UEN, y yo recomiendo a los colegas que ahora votemos eliminar dicho párrafo, es decir, que votemos en contra. Actualmente aparece como positivo. Queremos cambiarlo a «en contra».

 
  
MPphoto
 
 

  Andrikienė, Laima Liucija (PPE-DE ). - Señora Presidenta, quisiera presentar una enmienda oral para que el título de la propuesta de resolución diga lo siguiente: «Justicia para las “mujeres de solaz” (esclavas sexuales en Asia antes y durante la Segunda Guerra Mundial)».

 
  
MPphoto
 
 

  Marios Matsakis (ALDE ). - Señora Presidenta, ha habido claramente una alteración a la enmienda oral, y ahora el autor está a favor de dicha enmienda oral.

 
  
  

(Se aprueba la enmienda oral.)

- Antes de la votación de la enmienda 9:

 
  
MPphoto
 
 

  Sophia in 't Veld, autora . − Señora Presidenta, proponemos insertar las palabras «conforme al deber moral de todos los países» a continuación de la primera parte de la frase, de forma que diga: «Anima al pueblo y al Gobierno japoneses a adoptar medidas adicionales para reconocer la totalidad de la historia de su nación, conforme al deber moral de todos los países».

 
  
  

(Se aprueba la enmienda oral.)

 

13. Correcciones e intenciones de voto: véase el Acta

14. Composición de las comisiones y delegaciones : véase el Acta

15. Decisiones relativas a determinados documentos : véase el Acta

16. Transferencias de créditos: véase el Acta

17. Declaraciones por escrito inscritas en el registro (artículo 116 del Reglamento): véase el Acta

18. Transmisión de textos adoptados durante la presente sesión: véase el Acta

19. Calendario de las próximas sesiones: véase el Acta

20. Interrupción de la sesión
MPphoto
 
 

  Presidenta. - Declaro interrumpido el período de sesiones del Parlamento Europeo.

(Se levanta la sesión a las 16.20 horas.)

 
Última actualización: 20 de octubre de 2008Aviso jurídico