Notas de prensa
 

El Parlamento Europeo da luz verde al nuevo visado biométrico

Elecciones 2009 - Política de visados - 25-03-2009 - 13:18
Sesión plenaria
Compartir

El PE ha aprobado hoy la introducción de visados biométricos, cuyo objetivo es reforzar la seguridad en la UE, permitiendo verificar de manera fiable la identidad de los solicitantes. Los niños de menos de 12 años estarán exentos de la toma de huellas dactilares y habrá una representación común, que colaborará con las oficinas diplomáticas y consulares, encargada del registro de identificadores biométricos.

El sistema europeo de visados, también conocido como VIS (Visa Information System) tiene como objetivo facilitar el procedimiento de concesión de visados, evitando las solicitudes simultáneas en distintos países de la UE.
 
El buen funcionamiento de este sistema se fundamenta en las instrucciones consulares comunes, que garantizan que todos los Estados miembros otorgan visados con las mismas características y siguiendo criterios uniformes.
 
El acuerdo en segunda lectura entre la Eurocámara y el Consejo, respaldado hoy por el pleno del Parlamento, introduce datos biométricos en el VIS. Estos elementos de identificación biométrica -la imagen facial y diez huellas dactilares- permitirán verificar con total certeza la identidad de los solicitantes de visados, así como establecer una conexión más fiable entre el titular del visado y su pasaporte, con el objetivo de evitar el empleo de identidades falsas.
 
El sistema VIS será sometido a una serie de exámenes técnicos en octubre de este año y debería empezar a funcionar en 2010 en las autoridades consulares de los Estados miembros en el Norte de África, y más tarde en otras regiones.
 
Excepción para los menores de 12 años
 
Los diputados han logrado que los niños menores de 12 años queden exentos de la obligación de dar sus huellas dactilares. Los estudios sobre la fiabilidad de las huellas dactilares indican que en el caso de los niños las huellas todavía pueden cambiar, por lo que existe el riesgo de que no se correspondan a las presentes en el visado. El pasado 14 de enero, la Eurocámara adoptó una excepción similar para los pasaportes biométricos.
 
Puesta en común de los datos biométricos
 
Los diputados dejaron claro durante las negociaciones que se deben prever nuevas posibilidades de organización para facilitar el registro de los solicitantes y reducir los costes de los Estados miembros. El compromiso final introduce un tipo específico de representación, responsable únicamente de la recogida de solicitudes de visado y del registro de los identificadores biométricos. Dicha representación se añadirá a las oficinas diplomáticas y consulares. De esta forma, los Estados miembros no tendrán que equipar todos sus consulados con el material necesario para la recolección de datos biométricos. Estos centros comunes también permitirán reforzar la cooperación consular local.
 
Sin embargo, los Estados miembros serán libres de equipar sus representaciones diplomáticas y consulares con el material que estimen necesario.
 
Subcontratación sólo en última instancia
 
En casos excepcionales, los países de la UE podrán contratar a empresas externas cuando, a causa de un número muy alto de solicitudes, sea imposible organizar la recolección de datos biométricos en condiciones adecuadas, o si no se puede asegurar una cobertura geográfica suficiente.
 
Los diputados han conseguido introducir requisitos mínimos de seguridad en los contratos entre los Estados miembros y las empresas externas.
 
Ponente: Sarah LUDFORD.
Procedimiento de codecisión. Segunda lectura.
Votación: 25.03.2009.
 
Ref.: 20090324IPR52485

Más información :