Artículo
 

El PE afronta desafíos para el Ártico como el cambio climático y el vacío legal

Medio ambiente - 10-03-2010 - 13:20
Compartir
Hielo resquebrajándose en el océano Ártico ©BELGA/SCIENCE

Hielo resquebrajándose en el océano Ártico ©BELGA/SCIENCE

La aparición de nuevas vías de comunicación marítima, la protección de la población esquimal o el descubrimiento de nuevas reservas de gas y petróleo son algunas de las cuestiones sin resolver en relación al Círculo Polar Ártico. Amenazas y oportunidades generadas por el cambio climático y para las que no hay de una respuesta internacional clara. El Parlamento Europeo intentará arrojar luz sobre estos asuntos en su sesión plenaria del miércoles.

Antes de que se discuta este tema en el pleno, la eurodiputada liberal británica Diana Wallis, que participó en la redacción de la anterior resolución sobre el Ártico adoptada por la Eurocámara en octubre de 2008, insistió en que la Unión Europea "tiene mucho que aportar" en este asunto debido a su experiencia en cuestiones internacionales. No en vano, recordó Wallis, la Unión Europea incluye tres naciones árticas -Suecia, Finlandia y Dinamarca- y mantiene estrechas relaciones con Islandia y Noruega.
 
Oportunidades
 
"En el Ártico se están produciendo muchos cambios que afectan a los ciudadanos europeos, como la apertura de nuevas rutas, la disponibilidad de diferentes recursos naturales o la posibilidad de que los turistas viajen a la zona", explicó la eurodiputada británica.
 
Y, de momento, no existen normas internacionales que gobiernen el Ártico. El tráfico marítimo en la zona, por ejemplo, carece de reglas de seguridad o de polución a las que atenerse, a pesar de su ascenso en los últimos tiempos favorecido por el turismo o la posibilidad de construir excavaciones petroleras en mar abierto, apuntó Wallis.
 
Los recursos naturales que podrían hallarse bajo esta parte del planeta constituyen otro factor en la creciente importancia estratégica del Ártico, que ya quedó demostrada con la polémica expedición rusa que, en agosto de 2007, colocó la bandera rusa en el lecho marino, a más de cuatro mil metros de profundidad. Se calcula que el Polo Norte alberga el veinte por ciento de los hidrocarburos que aún quedan por descubrir.
 
Amenazas
 
Pero el deshielo del Ártico suscita también peligros. Osos polares, morsas y zorros se han visto obligados a cambiar sus hábitos de vida, al igual que los esquimales, que no podrán utilizar sus trineos si la capa de hielo sigue reduciéndose.
 
"Creo que la Unión Europea tiene que aclarar sus ideas sobre el tema esquimal, porque por un lado estamos dispuestos a firmar resoluciones que protegen a la población indígena, mientras que, por otro lado, aprobamos directivas sobre el comercio de productos procedentes de la foca de un modo que muchos podrían discutir", sentenció Wallis.
 
Acciones
 
Para Wallis, el Ártico no puede ser una zona internacional, como lo es la Antártida, porque alberga ciudadanos y naciones. "Pero tampoco resulta útil que nos repleguemos tras nuestras fronteras nacionales ", advirtió.
 
Por todas estas razones, la eurodiputada recalcó que la Unión Europea debería desarrollar sus propias políticas sobre el Ártico. Exigió, así mismo, la designación de un comisario específico para gestionar las cuestiones relacionadas con la zona ya que, hasta ahora, recaen sobre varias áreas como medioambiente, pesca, asuntos exteriores o investigación.
 
Tras el debate parlamentario, la Alta Representante para Asuntos Exteriores de la Unión Europea, Catherine Ashton, realizará una declaración oficial al respecto.
 
Ref.: 20100305STO70026