Artículo
 

La contaminación de los océanos, una "sopa de plástico" que asfixia a muchos animales

Medio ambiente - 19-03-2010 - 13:38
Compartir
Anna Rosbach durante la entrevista

Anna Rosbach durante la entrevista

En torno a 1.350.000 kilómetros cuadrados de la superficie del océano Índico están cubiertos de masas de goma y plástico a la deriva, como denuncia la eurodiputada danesa Anna Rosbach, del grupo Europa de la Libertad y de la Democracia. Una "sopa de plástico" que comienza a afectar también al Atlántico del Nordeste, debido a las redes de pesca viejas, abandonadas o perdidas, alerta Rosbach en un informe aprobado recientemente por el PE.

Señora Rosbach, ¿Por qué es tan importante este fenómeno?
 
Sabe, para mí el agua es lo más importante. Sin ella no habría vida en la Tierra... y si la contaminamos demasiado, tendremos problemas.
 
¿Puede explicar en qué consiste la "sopa de plástico" de la que habla en su informe?
 
Gran parte de esta sopa de plástico lleva, en realidad, letras y signos chinos y japoneses... pero por desgracia, muchas de las cosas también proceden de Europa. Tenemos sopa de plástico en el Atlántico y en el Pacífico, y su tamaño y profundidad crece a un ritmo altísimo. Las capas cada vez son más espesas.
 
¿De qué superficie hablamos?
 
No se puede decir que sea como un continente, porque se trata más bien de islas que cada vez son más profundas y cada vez se encuentran en más lugares. Habría que lanzar un nuevo tipo de industria. No basta con coger un pesquero normal y decir: "bueno, voy a coger una red de arrastre y a ver qué recojo". Porque la botella de agua para beber está hecha de un tipo de plástico totalmente diferente que el de una lata de aceite o el de los útiles domésticos.
 
Es un problema de concienciación, de ser conscientes de que eso sería una industria y que es algo de lo que se puede vivir. El siguiente paso sería encontrar proveedores que puedan convertir esta materia en algo nuevo.
 
Imagino que todo esto hace mucho daño a los peces.
 
Pues sí, y a los mamíferos marinos, a ballenas pequeñas... ¡muchos animales se están ahogando! Hay quien dice que incluso los tiburones, porque si uno queda atrapado en una red de pesca, no se puede mover. Y si un tiburón no se mueve, no puede respirar.
 
Es una locura lo que se encuentra dentro de animales como las focas y los delfines, todos con algún tipo de objeto de plástico. Es desolador. Y la sopa de plástico no deja de crecer.
 
¿Sabe si países como China y Estados Unidos son conscientes del problema?
 
Digamos que tienen la cabeza en otras cosas.
 
¿Y qué ocurre con las redes de pescar viejas?
 
Me han hablado de un viejo pescador danés que estaba muy enfadado porque no sabía dónde poner todas las redes que había tenido que ir desechando, y encontró la forma de desmantelarlas en pequeñas partes para que pudieran ser reutilizadas. Se convertirán en redes nuevas. Además lo patentó, e inauguró un gran negocio que le hizo millonario en un año.
 
En su informe también habla de la contaminación del Báltico.
 
Si Suecia, Finlandia y Dinamarca llegan a un acuerdo, seguirá habiendo ríos que desembocan en el Báltico tras atravesar Bielorrusia y Rusia. Es un área muy sensible, donde es casi imposible no contaminar. Y está la industria papelera finlandesa, que lleva funcionando más de cien años... para hacer papel son necesarios muchos productos químicos. Y ocurre lo mismo en Suecia.
 
¿Debería la gente asumir su parte de responsabilidad en la lucha contra este contaminación?
 
Si cada uno empezamos a ser responsables en nuestra propia familia, se facilitan mucho las cosas al conjunto del país. Creo que depende de cada armador decir: "no, no voy a vaciar mi depósito para limpiarlo en pleno océano, porque eso contaminará las playas donde nos gusta nadar a mis hijos, mi mujer y yo".
 
Ref.: 20100305STO70033