Volver al portal Europarl

Choisissez la langue de votre document :

INFORME     
PDF 35kWP 45k
22 de abril de 1999
PE 230.285/def. A4-0210/99
sobre la suspensión de la inmunidad parlamentaria del Sr. Daniel Féret
Comisión de Reglamento, Verificación de Credenciales e Inmunidades
Ponente: Florus Wijsenbeek
PÁGINA REGLAMENTARIA
 A. PROPUESTA DE DECISIÓN
 B EXPOSICIÓN DE MOTIVOS
 Anexo

 PÁGINA REGLAMENTARIA

En la sesión del 14 de septiembre de 1998, el Presidente del Parlamento anunció que había recibido un suplicatorio de suspensión de la inmunidad de Daniel Féret, transmitido por el Ministerio belga de Asuntos Exteriores, con fecha de 8 de julio de 1998, y que lo había remitido a la Comisión de Reglamento, Verificación de Credenciales e Inmunidades, de conformidad con el apartado 1 del artículo 6 del Reglamento.

En la reunión del 22 de septiembre de 1998, la Comisión de Reglamento designó ponente al Sr. Wijsenbeek.

En la reunión del 9 de noviembre de 1998, la comisión oyó al Sr. Féret, de conformidad con el apartado 3 del artículo 6 del Reglamento, y mantuvo un intercambio de puntos de vista al respecto.

En la misma reunión decidió solicitar un complemento de información a la autoridades belgas competentes.

En la reunión de 17 de marzo de 1999, examinó la respuesta del Fiscal General del Tribunal de Apelación de Bruselas, fechada el 16 de febrero de 1999, y mantuvo un intercambio de puntos de vista sobre las razones que abogan en favor o en contra de la suspensión de la inmunidad parlamentaria.

En la reunión del 19 de abril de 1999, la comisión examinó el proyecto de informe y aprobó la propuesta de decisión por 3 votos a favor y 4 abstenciones.

Estuvieron presentes en la votación los diputados: Fayot, presidente; Janssen van Raay, vicepresidente segundo; Evans, vicepresidente tercero; Wijsenbeek, ponente; Corbett (suplente de Wibe), Ford y Hager.

El informe se presentó el 22 de abril de 1999.


 A. PROPUESTA DE DECISIÓN

Decisión sobre la suspensión de la inmunidad parlamentaria del Sr. Daniel Féret

El Parlamento Europeo,

- Recibido el suplicatorio de suspensión de la inmunidad de Sr. Daniel Féret, transmitido por el Ministerio belga de Asuntos Exteriores, con fecha de 8 de julio de 1998, y comunicado en la sesión del 14 de septiembre de 1998,

- Visto el artículo 10 del Protocolo sobre los privilegios y las inmunidades de las Comunidades Europeas, de 8 de abril de 1965, así como el apartado 2 del artículo 4 del Acta relativa a la elección de los representantes en el Parlamento Europeo por sufragio universal directo, de 20 de septiembre de 1986,

- Vistas las sentencias del Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas de 12 de mayo de 1964 y de 10 de julio de 1986(1),(1),

- Visto el artículo 59 de la Constitución belga,

- Visto el artículo 6 de su Reglamento,

- Visto el informe de la Comisión de Reglamento, Verificación de Credenciales e Inmunidades (A4-0210/99),

1. Decide no suspender la inmunidad;

2. Encarga a su Presidente que comunique inmediatamente la presente decisión y el informe de su comisión a las autoridades competentes en el Reino de Bélgica.

(1)Véase la Recopilación de la Jurisprudencia del Tribunal de 1964, pág. 397, Asunto 101/63 (Wagner/Fohrmann y Krier) y la Recopilación de 1986, pág. 2403, Asunto 149/85 (Wybot/Faure).


 B EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

I. ANTECEDENTES DE HECHO

A solicitud del Fiscal General del Tribunal de Apelación de Bruselas, el Ministerio de Asuntos Exteriores del Reino de Bélgica transmitió el 8 de julio de 1998 un suplicatorio de suspensión de la inmunidad parlamentaria relativo al Sr. Féret, diputado al Parlamento Europeo. Mediante carta del 18 de septiembre de 1998, el Presidente del Parlamento Europeo remitió el asunto a la Comisión de Reglamento, Verificación de Credenciales e Inmunidades, en aplicación del apartado 1 del artículo 6 del Reglamento.

En el origen de la solicitud del Fiscal General del Tribunal de Apelación de Bruselas se encuentra una demanda de la Auditoria de Trabajo de Bruselas con la pretensión de obtener la autorización de emplazar al Sr. Féret ante la 44ª Cámara Correccional del Tribunal de Primera Instancia de su jurisdicción. Los hechos que se le imputan pertenecen al ámbito del derecho penal social y corresponden a las acusaciones siguientes:

- obstaculización de la vigilancia en materia de inspección del trabajo (artículo 15, 2° de la ley de 16 de noviembre de 1972);

- omisión de declarar a la seguridad social las prestaciones de un trabajador durante el tercer trimestre de 1995 (artículo 35, 1° de la ley de 27 de junio de 1969);

- omisión de pago de los peculios de vacaciones de partida, adeudados a un trabajador, correspondientes a las prestaciones devengadas por los años 1995 y 1996 (ejercicio de vacaciones de 1994 y 1995) (artículo 54, 2° del decreto real de 28 de junio de 1971)(1)

II. TEXTOS Y CONSIDERACIONES GENERALES SOBRE LA INMUNIDAD DE LOS DIPUTADOS AL PARLAMENTO EUROPEO

2. Artículo 10 del Protocolo sobre los privilegios e inmunidades(2) de las Comunidades Europeas, anejo al Tratado por el que se constituye un Consejo único y Comisión única de las Comunidades Europeas(3), que recoge las disposiciones del artículo 9 de cada uno de los protocolos anejos a los tratados constitutivos de la CECA, la CEE y la CEEA, en los siguientes términos:

"Mientras el Parlamento Europeo esté en período de sesiones, sus miembros gozarán:

a) en su propio territorio nacional, de las inmunidades reconocidas a los miembros del Parlamento de su país;

b) en el territorio de cualquier otro Estado miembro, de inmunidad frente a toda medida de detención y a toda actuación judicial;

Gozarán igualmente de inmunidad cuando se dirijan al lugar de reunión del Parlamento Europeo o regresen de éste.

No podrá invocarse la inmunidad en caso de flagrante delito ni podrá ésta obstruir el ejercicio por el Parlamento Europeo de su derecho a suspender la inmunidad de uno de sus miembros."

3. Los hechos que se imputan al Sr. Féret, parlamentario europeo de nacionalidad belga se han producido en el territorio del Reino de Bélgica. El Sr. Féret disfruta pues de las inmunidades reconocidas a los miembros del Parlamento belga, tal como se desprenden del artículo 59 de la Constitución belga(4).

4. El procedimiento en el seno del Parlamento Europeo se rige por el artículo 6 del Reglamento(5).

5. Después del primer período quinquenal, el Parlamento Europeo se ha pronunciado sobre una serie de suplicatorios de suspensión de inmunidad. Las deliberaciones del Parlamento han destacado determinados principios generales reconocidos definitivamente en la resolución,adoptada en la sesión del 10 de marzo de 1987(6) sobre la base del informe del Sr. Donnez, con que concluye el procedimiento de consulta al Parlamento Europeo sobre el proyecto de protocolo relativo a la revisión del Protocolo sobre los privilegios y las inmunidades de las Comunidades Europeas de 8 de abril de 1965, en lo que se refiere a los miembros del Parlamento Europeo (doc. A2-121/86).

6. Parece útil describir aquí los principios que se aplican en este caso, insistiendo en la necesidad de que las decisiones adoptadas en materia de suspensión de la inmunidad de los diputados tengan un fundamento jurídico firme con objeto de no verse afectados por consideraciones diversas relativas particularmente a la filiación política o incluso a la nacionalidad del diputado de que se trate.

A) Finalidad de la inmunidad parlamentaria

La inmunidad no es un privilegio en beneficio de los diputados al Parlamento considerados individualmente, sino una garantía de independencia de esta institución y de sus miembros frente a los demás poderes. En virtud de este principio, poco importa la fecha de los hechos incriminados, que pueden ser anteriores o posteriores a la elección del parlamentarios, debiéndose tomarse en consideración únicamente la protección de la institución parlamentaria a través de la de sus miembros.

B. Ausencia de efectos jurídicos de la renuncia a la inmunidad

La Comisión de Reglamento, Verificación de Credenciales e Inmunidades estima que no debe apartarse del principio seguido hasta ahora por el Parlamento Europeo, según el cual la renuncia a la inmunidad parlamentaria por el diputado interesado carece de efectos jurídicos.

C. Limitación temporal de la inmunidad

El Tribunal de Justicia se ha visto abocado en dos ocasiones a interpretar las palabras "mientras el Parlamento Europeo esté en período de sesiones" contenidas en el artículo 10 del Protocolo sobre los privilegios y las inmunidades de las Comunidades Europeas.

De las dos sentencias del Tribunal (Wagner/Fohrmann y Krier de 12 de mayo de 1964, 101/63, Rec. 1964, pág. 397, y Wybot/Faure de 10 de julio de 1986, 149/85, Rec. 1986, pág. 2403) se deduce que el Parlamento Europeo celebra un período anual de sesiones de un año durante el cual sus diputados gozan de la inmunidad prevista por el protocolo, incluyendo la duración de las interrupciones de sesión.

Se desprende además de la finalidad misma de la inmunidad parlamentaria que despliega sus efectos durante todo el período del mandato, tanto si se trata de incoar acciones judiciales, de medidas de instrucción, de medidas de ejecución, de sentencias ya dictadas o de procedimientos en apelación o en casación.

D. Carácter autónomo de la inmunidad parlamentaria europea en relación con la inmunidad parlamentaria nacional

El hecho de que la letra a del primer párrafo del artículo 10 del protocolo remita a las inmunidades reconocidas a los miembros de los Parlamentos nacionales no significa que el Parlamento Europeo no pueda crear sus propias reglas, en cierto modo una "jurisprudencia"; en cuando a la suspensión de la inmunidad parlamentaria, no procede confundir, en efecto, la inmunidad parlamentaria que es idéntica entre miembros de los Parlamentos nacionales y del Parlamento Europeo, con la suspensión de la inmunidad parlamentaria, que corresponde a cada uno de los Parlamentos interesados; estas reglas, resultantes de decisiones adoptadas en los casos de suplicatorios de suspensión de inmunidad, tienden a crear una noción coherente de inmunidad parlamentaria europea que sería por principio autónoma en relación con las diversas prácticas de los Parlamentos nacionales: si fuera de otra manera, se acentuarían las disparidades entre diputados del mismo Parlamento según su nacionalidad. De este modo, la Comisión de Reglamento, Verificación de Credenciales e Inmunidades estima que procede establecer los límites de una verdadera inmunidad europea, autónoma en su principio, aun manteniendo las referencias nacionales previstas en el protocolo sobre los privilegios y las inmunidades, particularmente en cuestiones de procedimiento.

7. La aplicación de estos principios ha dado nacimiento a una constante en las decisiones del Parlamento, que se ha convertido en un criterio fundamental para examinar el curso que debe darse a cada suplicatorio de suspensión de la inmunidad. En todos los casos en que los actos imputados al parlamentario europeo se integren en una actividad política, no se suspende la inmunidad. A este criterio se unen otras consideraciones, que abogan a favor o en contra de la suspensión de la inmunidad, relativas en particular:

- al "fumus persecutionis", es decir, a la presunción de que en el origen de la acción penal se encuentre la intención de perturbar la actividad política del diputado (por no citar más que algunos ejemplos: denuncias anónimas como base de la instrucción, carácter tardío de la demanda en relación con los hechos imputados, etc.);

- al carácter particularmente grave de los hechos incriminados.

8. Con el mismo espíritu, esta comisión estima pertinente, cuando proceda pronunciarse sobre un suplicatorio de suspensión de la inmunidad de un diputado, tener en cuenta el hecho de que las legislaciones de los Estados miembros distinto del Estado de origen del diputado prevean sanciones menos severas para el acto que se le imputa -o incluso no lo consideren una infracción de la ley.

III. MOTIVACIÓN DE LA PROPUESTA DE DECISIÓN

9. La Comisión de Reglamento, Verificación de Credenciales e Inmunidades, tras haber oído al Sr. Féret en la reunión de los días 9 y 10 de noviembre de 1998, de conformidad con el apartado 3 del artículo 6 del Reglamento, abordó de nuevo la cuestión en su reunión de los días 25 y 26 de noviembre de 1998. El examen del expediente, las informaciones proporcionadas por el interesado, así como las conclusiones del ponente han dado lugar a serias dudas en cuanto a la motivación de las acciones judiciales previstas contra el diputado interesado. Por esta razón, la Comisión de Reglamento, Verificación de Credenciales e Inmunidades solicitó que se invitara a las autoridades belgas competentes a proporcionar precisiones suplementarias sobre este asunto. El Presidente del Parlamento Europeo dirigió una carta en este sentido a las autoridades belgas con fecha de 15 de diciembre de 1998.

10. La respuesta de las autoridades belgas, dirigida al Presidente del Parlamento Europeo el 16 de febrero de 1999, se limitaba a recoger un informe elaborado por el Auditor de Trabajo sobre los motivos que podrían justificar las acciones entabladas contra el Sr. Féret. Su examen por la Comisión de Reglamento, en la reunión de los días 17 y 18 de marzo de 1999, demostró que persistían las dudas suscitadas al principio y quedaban incluso reforzadas por un elemento suplementario: que la acción pública, en lo que se refiere más concretamente al aspecto del impago del peculio de vacaciones, sólo se había iniciado con vistas a interrumpir el curso de su prescripción -por una duración de tres años-, prevista por el artículo 24, nuevo, del título preliminar del Código de Instrucción Criminal. Por consiguiente, ante una motivación que al final considera insuficiente, la comisión competente se ha orientado claramente hacia el mantenimiento de la inmunidad del diputado de que se trata.

IV. CONCLUSIÓN

11. Con fundamento en las anteriores consideraciones y de conformidad con el párrafo 2° del apartado 6 del artículo 6 del Reglamento, previo examen de las razones que abogan en favor

o en contra de la suspensión de la inmunidad, la Comisión de Reglamento, Verificación de Credenciales e Inmunidades recomienda al Parlamento Europeo no suspender la inmunidad parlamentaria del Sr. Féret.

(1)Véase comunicación a los miembros de 25 de septiembre de 1998, PE 227.515, pág. 6 (documento confidencial).
(2)Hay que considerar también el texto del artículo 9 del mismo protocolo: "los miembros del Parlamento Europeo no podrán ser buscados, detenidos ni procesados por las opiniones o los votos por ellos emitidos en el ejercicio de sus funciones".
(3)Al que remite el apartado 2 del artículo 4 del Acta relativa a la elección de los representantes al Parlamento Europeo por sufragio universal directo del 20 de septiembre de 1976.
(4)El artículo 59 de la Constitución belga se reproduce en anexo.
(5)"Artículo 6Suspensión de la inmunidad 1.Todo suplicatorio dirigido al Presidente por la autoridad competente de un Estado miembro con objeto de suspender la inmunidad de un diputado se comunicará al Pleno y se remitirá a la comisión competente. 2.La comisión competente examinará los suplicatorios sin demora y por el orden en que hayan sido remitidos. 3.La comisión podrá pedir a la autoridad que ha remitido el suplicatorio cuantas informaciones o aclaraciones estime necesarias para formarse un criterio sobre la procedencia de la suspensión de la inmunidad. El diputado de que se trate será oído si lo pidiere y podrá aportar cuantos documentos o elementos de juicio escritos estimare oportunos. Podrá estar representado por otro diputado. 4.El informe de la comisión contendrá una propuesta de decisión, que se limitará a recomendar la concesión o denegación del suplicatorio de suspensión de la inmunidad. No obstante, cuando el suplicatorio de suspensión de la inmunidad venga motivado por varios cargos, cada uno de éstos podrá ser objeto de una propuesta de decisión distinta. Excepcionalmente, el informe de la comisión podrá proponer que se conceda la suspensión de la inmunidad únicamente a efectos del ejercicio de la acción penal, sin que pueda adoptarse contra el diputado, mientras no recaiga sentencia firme, medida alguna de detención, prisión o cualquier otra que le impida ejercer las funciones propias de su mandato. 5.En ningún caso se pronunciará la comisión sobre la culpabilidad o no culpabilidad del diputado ni sobre la procedencia o improcedencia de perseguir penalmente las opiniones o actos que a aquél se atribuyan, ni siquiera en el supuesto de que el examen del suplicatorio proporcionase a la comisión un conocimiento profundo del asunto. 6.El informe de la comisión se incluirá de oficio como primer punto del orden del día de la sesión siguiente a su presentación. No se admitirá enmienda alguna a la propuesta o propuestas de decisión. El debate sólo versará sobre las razones a favor o en contra de cada una de las propuestas de suspensión o mantenimiento de la inmunidad. Se procederá a la votación de la propuesta o propuestas de decisión que figuran en el informe durante el primer turno de votaciones que siga al debate.7.El Presidente comunicará inmediatamente la decisión del Parlamento a la autoridad competente del Estado miembro interesado, solicitando, en caso de suspensión de la inmunidad parlamentaria, que se le informe sobre las resoluciones judiciales que se adopten como consecuencia de la suspensión. En cuanto el Presidente reciba esa información, la comunicará al Parlamento en la forma que estime más oportuna. 8.Cuando un diputado sea detenido o procesado por flagrante delito, cualquier otro diputado podrá pedir la suspensión de las actuaciones incoadas o de la detención."
(6)DO C 99 de 14.4.1987, pág. 44.


 Anexo

Constitución belga

Artículo 59

Inmunidades

Salvo en el caso de flagrante delito, ningún miembro de una u otra Cámara podrá, mientras dure el período de sesiones, ser enviado ni citado directamente por cuestión delictiva ante los tribunales, ni ser detenido sin la autorización de la Cámara de que forme parte.

Salvo en el caso de flagrante delito, las medidas de apremio que exijan la intervención de un juez únicamente podrá ordenarlas con respecto a un miembro de una u otra Cámara, mientras dure el período de sesiones, por cuestión delictiva, el Presidente primero del Tribunal de Apelación a petición del juez competente. Esta decisión se comunicará al Presidente de la Cámara de que se trate.

Todo registro o embargo llevado a cabo con arreglo al párrafo anterior únicamente podrá hacerse en presencia del Presidente de la Cámara de que se trate o de un miembro designado por éste.

Mientras dure el período de sesiones, únicamente podrán perseguir por cuestión delictiva a un miembro de una u otra Cámara los oficiales del Ministerio Público y los agentes competentes.

El miembro de que se trate de una u otra Cámara podrá solicitar a la Cámara de que forme parte, en todas las fases de la instrucción, mientras dure el período de sesiones y por cuestión delictiva, que suspenda las actuaciones. La Cámara de que se trate deberá pronunciarse a este efecto por mayoría de dos tercios de los votos efectivos.

Quedará suspendida la detención o la persecución judicial de un miembro de una u otra Cámara durante el período de sesiones si la Cámara de que forme parte así lo exige.

Última actualización: 3 de mayo de 2000Aviso jurídico