La política de los consumidores: principios e instrumentos

01-11-2017

Una política eficaz de protección de los consumidores garantiza un funcionamiento correcto y eficiente del mercado único[1]. Su objetivo es garantizar los derechos de los consumidores frente a los comerciantes y proporcionar una mayor protección a los consumidores vulnerables[2]. Las normas de protección de los consumidores pueden mejorar los resultados de mercado para toda la economía. Hacen que los mercados sean más justos y, con la mejora de la calidad de la información proporcionada a los consumidores, pueden conducir a resultados de mercado más ecológicos y sociales. La capacitación de los consumidores y la protección efectiva de su seguridad y de sus intereses económicos se han convertido en objetivos básicos de la política de la Unión.

Una política eficaz de protección de los consumidores garantiza un funcionamiento correcto y eficiente del mercado único[1]. Su objetivo es garantizar los derechos de los consumidores frente a los comerciantes y proporcionar una mayor protección a los consumidores vulnerables[2]. Las normas de protección de los consumidores pueden mejorar los resultados de mercado para toda la economía. Hacen que los mercados sean más justos y, con la mejora de la calidad de la información proporcionada a los consumidores, pueden conducir a resultados de mercado más ecológicos y sociales. La capacitación de los consumidores y la protección efectiva de su seguridad y de sus intereses económicos se han convertido en objetivos básicos de la política de la Unión.