Aplicación de la Directiva sobre eficiencia energética (2012/27/UE): sistemas de obligaciones de eficiencia energética: Evaluación europea de la aplicación

19-04-2016

En su estrategia Energía 2020, la Comisión Europea afirmó que «la eficiencia energética es la forma más rentable de reducir las emisiones, mejorar la seguridad y la competitividad de la energía, hacer que el consumo energético sea más asequible para los consumidores y crear empleo, también en industrias de exportación». Un año después, la Comisión presentó una propuesta de Directiva sobre eficiencia energética, que entró en vigor el 4 de diciembre de 2012. Tres años más tarde, la evaluación europea de la aplicación se puso en marcha para apoyar a la Comisión ITRE en su escrutinio de la aplicación de dicha Directiva. Se contó con la colaboración de tres grupos de expertos independientes en representación de CPMC SPRL, la Universidad de Oxford y la Universidad de Sussex, y la Fondazione Eni Enrico Mattei. El primer documento de investigación muestra las opiniones de distintas partes interesadas a nivel de los Estados miembros recabadas mediante entrevistas y encuestas. El segundo documento de investigación versa sobre los planes y los logros de los Estados miembros en relación con la aplicación de los sistemas de obligaciones establecidos en el artículo 7 de la Directiva (sistemas de obligaciones de eficiencia energética, EEOS por sus siglas en inglés). El tercer documento de investigación trata sobre la aplicación concreta del artículo 7 de la Directiva en los sectores doméstico y de la construcción. La introducción de la presente evaluación europea de la aplicación expone el contexto jurídico y político general de la política energética de la Unión Europea, así como de la Directiva relativa a la eficiencia energética y su aplicación en concreto. Las conclusiones clave reúnen los elementos principales del análisis realizado por los expertos externos en los tres documentos de investigación, que se incluyen íntegramente como anexos.

En su estrategia Energía 2020, la Comisión Europea afirmó que «la eficiencia energética es la forma más rentable de reducir las emisiones, mejorar la seguridad y la competitividad de la energía, hacer que el consumo energético sea más asequible para los consumidores y crear empleo, también en industrias de exportación». Un año después, la Comisión presentó una propuesta de Directiva sobre eficiencia energética, que entró en vigor el 4 de diciembre de 2012. Tres años más tarde, la evaluación europea de la aplicación se puso en marcha para apoyar a la Comisión ITRE en su escrutinio de la aplicación de dicha Directiva. Se contó con la colaboración de tres grupos de expertos independientes en representación de CPMC SPRL, la Universidad de Oxford y la Universidad de Sussex, y la Fondazione Eni Enrico Mattei. El primer documento de investigación muestra las opiniones de distintas partes interesadas a nivel de los Estados miembros recabadas mediante entrevistas y encuestas. El segundo documento de investigación versa sobre los planes y los logros de los Estados miembros en relación con la aplicación de los sistemas de obligaciones establecidos en el artículo 7 de la Directiva (sistemas de obligaciones de eficiencia energética, EEOS por sus siglas en inglés). El tercer documento de investigación trata sobre la aplicación concreta del artículo 7 de la Directiva en los sectores doméstico y de la construcción. La introducción de la presente evaluación europea de la aplicación expone el contexto jurídico y político general de la política energética de la Unión Europea, así como de la Directiva relativa a la eficiencia energética y su aplicación en concreto. Las conclusiones clave reúnen los elementos principales del análisis realizado por los expertos externos en los tres documentos de investigación, que se incluyen íntegramente como anexos.