Dati afirma que debe ser europea la respuesta a la radicalización de los ciudadanos de la UE

Unos 5.000 ciudadanos europeos se han unido a los grupos terroristas y combaten en Irak y Siria. Los combatientes extranjeros son un reto creciente para la UE.

La eurodiputada popular francesa Rachida Dati.
La eurodiputada popular francesa Rachida Dati

El 19 de octubre, la comisión parlamentaria de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior adoptó un informe sobre la prevención de la radicalización y el reclutamiento de ciudadanos europeos por organizaciones terroristas. La eurodiputada popular francesa Rachida Dati explica la importancia del fenómeno.

La lucha contra el terrorismo sigue siendo competencia de los Estados de la UE. ¿Por qué hace falta un enfoque europeo?

Durante los dos últimos años, se han producido en diferentes países atentados terroristas perpetrados por ciudadanos europeos radicalizados. Hay viveros de europeos radicalizados en esos países y en otros de Europa. Gracias a Schengen, los ciudadanos europeos circulan con libertad.

Nos enfrentamos a una amenaza que nos afecta a todos, así que es necesario que la respuesta sea europea. Eso no quiere decir que los Estados de la UE cedan competencias, sino que se coordinen y colaboren más.

Su informe aborda más la prevención de la radicalización que la represión. ¿Qué medidas propone?

Los políticos sólo han reaccionado a posteriori, pero también hay que anticiparse: disponer de un contra discurso en Internet; responsabilizar penalmente a los gigantes de la red para que supriman los contenidos ilegales en línea; separar en las prisiones a los presos radicalizados; entablar un diálogo con las diferentes comunidades religiosas; prevenir la radicalización a través de la educación; luchar contra la financiación del terrorismo y, para ello, exigir más transparencia a los flujos financieros exteriores.

Puede hacer clic aquí para leer más noticias del Parlamento Europeo.

Según su informe, Internet es una vía de radicalización. Muchos datos personales se controlan en línea. ¿Hay que avanzar en este sentido?

No se trata tanto de adoptar nuevas medidas de vigilancia, como de aplicar de manera correcta las que existen. Y, sobre todo, intercambiar estas informaciones con nuestros socios europeos.

El problema principal con Internet es la difusión y la multiplicación de contenidos ilegales. Los gigantes de la red deben asumir su responsabilidad: si no cooperan o no muestran una voluntad clara, propongo que se les pidan responsabilidades penales.

El informe se elevará al pleno de la Eurocámara tras haber sido adoptado en la comisión parlamentaria el 19 de octubre.

Consulte las medidas clave adoptadas por la UE en materia de lucha contra el terrorismo.