Schengen: ampliación del espacio europeo sin fronteras interiores

Schengen, el espacio sin pasaporte de la UE, abarca 29 países. Siga leyendo para saber qué países son miembros y quiénes serán los próximos en adherirse.

Map on the Schengen area, showcasing its current members, the EU member state which isn't part of it, and the candidate country.
Mapa del espacio Schengen.

Libre circulación de personas 

   
Viajar sin mostrar el pasaporte, vivir, trabajar, estudiar e incluso retirarse en cualquiera de los 26 países que formar el espacio sin fronteras interiores de Schengen es, sin duda, uno de los principales logros de la integración comunitaria.


La libre circulación de personas, surgida del Tratado de Maastricht de 1992, reconoce el derechos que tienen los ciudadanos a circular y residir libremente dentro de la Unión Europea. Se materializó en la práctica con la supresión gradual de las fronteras interiores, a partir del establecimiento del espacio Schengen en 1995.


Miembros de Schengen


Actualmente 27 países participan plenamente en el sistema Schengen: 25 Estados miembros de la Unión Europea más Noruega, Islandia, Suiza y Liechtenstein (en régimen de países asociados).


Irlanda no forma parte de Schengen, pero puede optar por aplicar algunas disposiciones del acuerdo. Además gestiona su propia área común de viaje con el Reino Unido.


Dinamarca, que sí forma parte de Schengen, puede en cambio optar por quedar excluida de cualquier nueva medida en el ámbito de la justicia y los asuntos de interior, incluidas las relativas a Schengen, aunque está vinculada por determinadas medidas de la política común de visados.


Chipre se encuentra actualmente en proceso de evaluación para determinar si está preparado para incorporarse a la zona Schengen.

Ampliación de Schengen

El 10 de noviembre, el Parlamento Europeo respaldó la adhesión de Croacia a la zona de libre circulación antes de finales de 2022. Croacia se unió al espacio Schengen el 1 de enero de 2023.

En julio de 2023, el Parlamento pidió al Consejo que aprobara la adhesión de Rumanía y Bulgaria al espacio Schengen antes de finales de 2023. La resolución subrayaba que ambos países ya han cumplido los requisitos necesarios para ser admitidos. El 30 de diciembre de 2023, los países de la UE decidieron por unanimidad dar luz verde a la supresión de los controles fronterizos con Bulgaria y Rumanía en las fronteras interiores aéreas y marítimas de la UE a partir del 31 de marzo de 2024. Se espera que las conversaciones sobre la supresión de los controles en las fronteras terrestres continúen en 2024.

¿Cuáles son las condiciones para unirse al área de Schengen?

  • Los países deben asumir la responsabilidad de controlar las fronteras exteriores de la Unión.
  • Deben aplicar un conjunto común de normas de Schengen, como los controles de las fronteras terrestres, marítimas y aéreas, así como la emisión uniforme de visados Schengen.
  • Garantizar un alto nivel de seguridad dentro del espacio Schengen, los estados deben cooperar con los organismos encargados de hacer cumplir la ley en otros países del área.
  • Deben conectarse y utilizar el Sistema de Información de Schengen (SIS).
Imagen en blanco y negro de las escaleras de una estación de tren, llena de viajeros. © José Martín Ramírez C on Unsplash
Foto de una estación de tren. © José Martín Ramírez C on Unsplash

Controles fronterizos temporales


Cada año se realizan más de 1.250 millones de viajes dentro del espacio Schengen. Los controles en las fronteras interiores se han suprimido en el espacio Schengen, pero los Estados han conservado el derecho a restablecer controles temporales en caso de graves amenazas para el orden público o la seguridad interior. Tras la crisis migratoria y el aumento de la amenaza terrorista desde 2015 algunos países reintrodujeron estos controles e incluso los prolongaron en varias ocasiones.

La pandemia de Covid-19 también empujó a muchos países de la UE a reintroducir estos controles en un intento de contener la propagación del virus.


En diciembre de 2021, la Comisión Europea propuso una actualización de las normas que rigen el espacio Schengen, con el objetivo de garantizar que la reintroducción de los controles en las fronteras interiores siga siendo una medida de último recurso y promover el uso de medidas alternativas en su lugar, como los controles policiales específicos y la cooperación policial reforzada. Tras trabajar en la propuesta,  el Parlamento aprobó su posición el 20 de septiembre de 2023 yt decidió abrir las negociaciones con el Consejo. Los eurodiputados se han opuesto en varias ocasiones a la frecuente reintroducción de controles, que dificultan la libre circulación de personas en la UE.  

Más información sobre los problemas del espacio Schengen y las medidas adoptadas para reforzarlo

Este artículo fue escrito por primera vez en febrero de 2018, pero fue actualizado en marzo de 2024.