Cómo reducir los residuos plásticos: la estrategia de la UE

Descubra las medidas de la UE para disminuir los desechos plásticos, que incluyen desde aumentar el reciclaje hasta prohibir ciertos microplásticos y plásticos de un solo uso.

Una estrategia sobre el plástico para una economía circular

El plástico es un material barato y resistente, y su utilización ha sido muy frecuente durante años. Sin embargo, su impacto en la naturaleza y la salud humana obliga a replantear su uso y la gestión de sus residuos.

En un intento por abordar la contaminación plástica, la Comisión Europea propuso una estrategia acogida por el Parlamento Europeo en una resolución adoptada en septiembre de 2018.

Reciclar el plástico

La UE produce unos 26 millones de toneladas de residuos de plástico al año. Menos del 30% de este total se almacena para reciclaje, y una parte se exporta a terceros países para su tratamiento. El resto acaba en vertederos, se incinera o, lo que es peor, va a parar a nuestros mares, ríos, bosques, playas...

La Comisión Europea adoptó en enero una estrategia dirigida a mejorar la gestión del plástico en la UE, en la que plantea que para 2030 todos los envases de plástico sean recicables, así como que se reduzca el consumo de plásticos de un solo uso y el uso de microplásticos.

Microplásticos

Los microplásticos son partículas muy pequeñas (<5 mm) de material plástico. Se encuentran en cantidades crecientes en el océano pero también en alimentos y bebidas.

El Parlamento Europeo se mostró favorable a la propuesta de la Comisión Europea, y además pidió que se prohíban para 2020 los microplásticos añadidos intencionalmente a los cosméticos, productos de cuidado personal, detergentes y productos de limpieza. También propusieron normas más estrictas para productos como textiles, neumáticos, pintura y colillas de cigarrillos para reducir la liberación de micro -plasticos de ellos.

Obtenga más información sobre el reciclaje de plásticos en la UE.

Plástico de usar y tirar

Además de la estrategia, los legisladores de la UE acordaron en diciembre de 2018 prohibir ciertos plásticos de un solo uso, como cubiertos, platos y palos de globos, y exigir a las empresas de envasado de productos que contribuyan al coste de la limpieza de los plásticos desechados.

La legislación que restringe las bolsas de plástico fue adoptada por el Parlamento en 2015.