Los eurodiputados reclaman solidaridad, medidas para prevenir la crisis de COVID-19 en los campos de refugiados

La situación de los refugiados en Grecia requiere una respuesta coordinada de la UE para contener el contagio de COVID-19, según los eurodiputados de la comisión de Libertades Civiles.

©Costas Baltas/Reuters/Adobe Stock
Migrantes en el puerto de Mitilene, mientras esperan para abordar un barco de la marina griega. ©Costas Baltas/Reuters/Adobe Stock

A medida que Europa se enfrenta a los desafíos de la crisis del coronavirus, también crece la preocupación por las condiciones de vida de los solicitantes de asilo en los campamentos en las islas griegas.

La situación en la frontera greco-turca se intensificó a principios de marzo cuando Turquía abrió sus fronteras a los solicitantes de asilo y refugiados al romper el pacto migratorio de 2016 con la UE.

En una reunión virtual, la comisión de Libertades Civiles del Parlamento Europeo discutió con el gobierno griego la situación actual en esta frontera y cómo evitar que esta crisis humanitaria se convierta en un problema de salud pública. La Comisión Europea, la Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas (Frontex) y la Agencia de Derechos Fundamentales de la UE (FRA) se unieron a los eurodiputados para destacar la importancia de la solidaridad y la unidad de la Unión Europea para ayudar a mitigar la creciente crisis.

Medidas adoptadas



Junto con los Estados miembros y las agencias de la UE, la Comisión Europea ha establecido un plan de contingencia de emergencia, supervisa regularmente la situación y ha adoptado nuevas medidas.

Se han puesto en marcha dos intervenciones fronterizas rápidas, se han desplegado guardias fronterizos adicionales y Grecia activó el Mecanismo de Protección Civil, lo que se ha traducido en el envío al país de más de 90.000 artículos de asistencia a los campamentos desde otros Estados miembros.

Todos los migrantes que llegan a los puntos críticos se someten a un control de salud obligatorio. Las personas recién llegadas o rescatadas se mantienen en áreas separadas hasta que se completa su evaluación médica.

La Comisión ha asignado un presupuesto de 350 millones de euros en apoyo continuo a Grecia, a donde llegan la mayoría de los refugiados y migrantes, de los cuales 50 millones serán para atención médica.

Después de una supervisión médica, 1.600 menores no acompañados que se encuentran actualmente en los puntos críticos de las islas, serán reubicados hacia otros países de la UE: Alemania, Francia, Portugal, Finlandia, Lituania, Croacia, Irlanda y Luxemburgo. Algunos viajarán a Luxemburgo la próxima semana.

Con el apoyo de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y Frontex, se ha establecido un esquema voluntario para alentar a las personas a regresar a sus países de origen.

Se necesita más apoyo



El ministro griego de Migración y Asilo, Notis Mitarachi, enfatizó que se han tomado muchas medidas especiales para prevenir el contagio del COVID-19 en los campamentos en las islas, pero dijo que se necesita más apoyo.

Los eurodiputados pidieron también más apoyo, instalaciones de alojamiento y equipo médico, más reubicaciones de personas con vínculos familiares, plazos de asilo más amplios y que se considere hacer entrevistas de forma virtual.

La Comisión ha propuesto un presupuesto adicional de 350 millones de euros para la construcción de nuevos campamentos en el continente en Grecia y nuevos apartamentos, que requerirán la aprobación del Parlamento.

El vicepresidente de la Comisión para la promoción del estilo de vida europeo, Margaritis Schinas, subrayó la importancia de mantener nuestros valores y respetar los derechos humanos fundamentales y la legislación de la UE. También enfatizó que, al mismo tiempo, la UE debería continuar su trabajo sobre el nuevo pacto sobre migración y asilo, que se presentará en primavera.

Artículos relacionados