Sviatlana Tsikhanouskaya, líder de la oposición bielorrusa, interviene en el PE

Sviatlana Tsikhanouskaya habló el 24 de noviembre con los eurodiputados sobre la continua represión de las voces disidentes en Bielorrusia y pidió a la UE que tome medidas contra el régimen.

Formal Sitting with Belarusian opposition leader Sviatlana Tsikhanouskaya
Sviatlana Tsikhanouskaya, líder de la oposición bielorrusa

"Bielorrusia continúa violando los derechos de sus ciudadanos, silencia las voces de la de la sociedad civil y utiliza la represión como arma diaria. El régimen no dudó en usar a hombres, mujeres y niños que necesitaban protección,  puso sus vidas en peligro sin ningún respeto a los derechos humanos fundamentales, sólo para destabilizar a la UE", dijo Tsikhanouskaya en su discurso ante el pleno del Parlamento Europeo en Estrasburgo.

En sus palabras de apertura, el presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, condenó las acciones de Bielorrusia e instó al resto de instituciones a defender el respeto de los derechos fundamentales en el país.

"El régimen bielorruso se ha mostrado dispuesto a secuestrar a personas de vuelos internacionales, hacer un mal uso de las agencias internacionales para castigar a los disidentes. Está utilizando a los migrantes como armas de manera deliberada para socavar la estabilidad y la seguridad de Europa”, explicó la líder de la oposición bielorrusa.

Llamó a la UE a ayudar a solucionar a la crisis actual de los migrantes en las fronteras entre la UE y Bielorrusia. "Tanto los bielorrusos como los migrantes son ahora rehenes del régimen y estos dos problemas no se pueden resolver por separado", explicó.

Tsikhanouskaya mencionó que la UE debería coordinar las sanciones contra Bielorrusia junto a Estados Unidos y Reino Unido para que éstas fueran "efectivas y no solo simbólicas".

Las dictaduras no tienen límites geográficos naturales. Se propagan si no se paran
Svetlana Tijanóvskaya, líder de la oposición de Bielorrusia

Las palabras de Tijanóvskaya llegan en medio de la crisis geopolítica que se está desarrollando en la frontera entre la Unión Europea y Bielorrusia. El gobierno de Bielorrusia ha estado trasladando a migrantes, que provenían principalmente de Oriente Medio, a la frontera con la UE, sobre todo con Polonia. En respuesta, la UE acordó ampliar las sanciones del bloque contra Bielorrusia para que puedan dirigirse contra personas y entidades que organicen actividades para facilitar el cruce ilegal de las fronteras exteriores de la UE.