El Parlamento Europeo
en acción
Temas destacados 1999-2004

 
El Parlamento Europeo
Reforma de la Unión Europea
Ampliación
Derechos de los ciudadanos
Justicia y Asuntos internos
Relaciones exteriores
Seguridad y defensa
Derechos humanos
Los Balcanes
Acuerdos con países extracomunitarios
Comercio exterior
Desarrollo y cooperación
EU-ACP
Minas antipersona
Medio Ambiente /
Protección al consumidor
Transportes / Política Regional
Agricultura / Pesca
Asuntos Económicos
y Monetarios
Empleo y Política Social / Derechos de la Mujer
Mercado interior / Industria / Energía / Investigación
 

EPP-ED PSE Group ELDR GUE/NGL The Greens| European Free Alliance UEN EDD/PDE


Llevar la paz, la estabilidad y la prosperidad a los Balcanes

Los Balcanes son al mismo tiempo el mayor fracaso de la Unión Europea y su mayor éxito en política exterior. La Unión fue incapaz de evitar la sangrienta guerra que estalló en 1992 y de ponerle fin una vez iniciada. Sin embargo, la vergüenza de este fracaso le sirvió de acicate para desarrollar una acción más eficaz en los años que siguieron. En 2001, cuando se cernía sobre Macedonia la amenaza de una guerra civil y de un nuevo desastre para los Balcanes, la UE intervino y logró reconciliar a los grupos étnicos albaneses y macedonios haciendo de intermediaria en la negociación de un acuerdo constitucional para el país. Mientras tanto, siguen desplegándose grandes esfuerzos por establecer la paz, la prosperidad y el Estado de derecho en Bosnia y Herzegovina y en Kosovo, países que muestran todavía las cicatrices de la guerra.

En 1995, al final de la guerra que asoló Yugoslavia, la comunidad internacional envió una fuerza de pacificación de la OTAN (la IFOR, que posteriormente se llamaría SFOR) a Bosnia y Herzegovina, la parte de la región que era el blanco de más hostilidades y el objeto de los combates más violentos. Se creó asimismo la figura del Alto Representante de las Naciones Unidas, una suerte de gobernador con amplios poderes encargado de impulsar y supervisar la aplicación del acuerdo de paz para Bosnia y Herzegovina. El papel de la UE se limitaba a facilitar ayuda humanitaria.

Un uso más efectivo de las ayudas de la UE

En el contexto de su revisión anual de los gastos presupuestarios de la UE, el Parlamento Europeo estaba obligado a examinar la forma en que se gestionaba esta clase de ayuda. En varias ocasiones los diputados al PE hicieron hincapié en que la ayuda se prestaba con demasiada lentitud y que había falta de transparencia y de supervisión. Estas críticas empezaron a dar fruto después de la intervención militar de la OTAN en Kosovo, en 1999. Para reconstruir aquella región arrasada, que después de la retirada serbia quedó confiada a la administración de las Naciones Unidas, se decidió que la ayuda debía gestionarse y supervisarse sobre el terreno y no desde la lejana Bruselas. El Parlamento insistió en que el centro de operaciones de la Agencia de la UE para la Reconstrucción debía estar en Pristina y gozar de un alto grado de autonomía. El resultado fue que la ayuda se facilitó con mucha más rapidez y eficacia. Así, en el invierno de 2000, cuando Serbia corría peligro de quedar paralizada por falta de combustible para calefacción, la UE pudo suministrárselo a tiempo.

La Agencia para la Reconstrucción, que mientras tanto ha abierto otros centros de operaciones en Belgrado, Skopje y Podgorica, es responsable ante el Parlamento Europeo y el Consejo. Por lo tanto, los diputados al Parlamento han podido intervenir cada vez que han observado que algo no iba bien. Cuando surgió entre los albaneses de Macedonia un brote de descontento porque las casas destruidas por las tropas macedonias durante las hostilidades de principios de 2001 se reconstruían con demasiada lentitud, el Parlamento logró que los trabajos se convirtieran en prioridad absoluta. Además, el Parlamento insistió en que una parte suficiente del dinero disponible se dedicara a la retirada de minas.

En gran medida gracias al Parlamento se consiguió que se destinara dinero suficiente a la reconstrucción. En 1999, durante la elaboración del presupuesto de la UE para el ejercicio siguiente, los diputados al Parlamento Europeo tuvieron que batallar con el Consejo para conseguir que los 500 millones de euros que el Banco Mundial y otras organizaciones consideraban necesarios para la reconstrucción de Kosovo se inscribieran efectivamente en el presupuesto. El Consejo, que al principio aceptaba que se necesitaban 500 millones, trató de retractarse de su compromiso original e incluso intentó reducir las dotaciones de créditos de los fondos de cooperación para el desarrollo. Al final, el Parlamento logró que 200 millones de una reserva presupuestaria se pusieran a disposición para necesidades imprevistas y urgentes.

Estrechar vínculos

El Parlamento también ha contribuido de otras maneras a configurar las relaciones de la UE con los Balcanes. El Proceso de Estabilización y Asociación, que se inició formalmente en noviembre de 2000, mantiene las perspectivas de adhesión a la UE para los países de los Balcanes occidentales, haciendo posible que la Unión colabore con cada uno de ellos para aproximarlos a los niveles democráticos y económicos de la UE. El Parlamento ha establecido importantes condiciones para los países de los Balcanes que deseen ser incluidos en el Proceso de Estabilización y Asociación: por ejemplo, que colaboren plenamente con la Corte Penal Internacional de La Haya para la ex Yugoslavia, que garanticen a los refugiados el derecho a regresar a su país de origen y que se comprometan sin reservas a combatir la corrupción y la delincuencia organizada. Como parte del proceso se han celebrado acuerdos de estabilización y asociación con Macedonia y Croacia. En febrero de 2003 Croacia solicitó oficialmente la adhesión a la UE.

Un medio informal y de probada eficacia para influir en la evolución de los Balcanes es la "Red de Parlamentarios para la Europa Sudoriental": los diputados al Parlamento Europeo se reúnen con miembros de los Parlamentos de los países balcánicos en grupos relativamente reducidos y manejables y les alientan y aconsejan en la marcha hacia la democracia y el buen gobierno. La red está formada por delegaciones del Parlamento Europeo y de los Parlamentos de Albania, Bosnia y Herzegovina, Bulgaria, Croacia, la República Federativa de Yugoslavia, la Ex República Yugoslava de Macedonia, Montenegro y Rumania.



  
Ponentes:
  
Agencia Europea de Reconstrucción - creación y funcionamiento: Joost Lagendijk (Greens/EFA, NL)
Agencia Europea de Reconstrucción: Bosnia y Hercegovina, Croacia, la República Federal de Yugoslavia y la antigua República Yugoslava de Macedonia: Doris Pack (EPP-ED, D)
Europa sudoriental: pacto de estabilidad, acuerdos de estabilización y de asociación: Joost Lagendijk (Greens/EFA, NL)
Europa sudoriental: proceso de estabilización y asociación - Primer informe anual: Joost Lagendijk (Greens/EFA, NL)
Europa del Sudeste: proceso de estabilización y asociación - Segundo informe anual: Joost Lagendijk (Greens/EFA, NL)
Presupuesto 2000: Sección III - Comisión: Jean-Louis Bourlanges (EPP-ED, F)
Agencia de Reconstrucción
Proceso de estabilización y asociación
  
Diario Oficial - Textos legislativos finales:
  
Agencia Europea de Reconstrucción - creación y funcionamiento
Agencia Europea de Reconstrucción: Bosnia y Hercegovina, Croacia, la República Federal de Yugoslavia y la antigua República Yugoslava de Macedonia
Europa sudoriental: pacto de estabilidad, acuerdos de estabilización y de asociación (texto aprobado por el Parlamento)
Europa sudoriental: proceso de estabilización y asociación - Primer informe anual (texto aprobado por el Parlamento)
Europa del Sudeste: proceso de estabilización y asociación - Segundo informe anual (texto aprobado por el Parlamento)
Presupuesto 2000: Sección III - Comisión

 

 

 
  Publishing deadline: 2 April 2004